20 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Cine francés: familias e instituciones

ÉDGAR SALINAS URIBE
martes 08 de octubre 2019, actualizada 7:37 am


Enlace copiado

Desde la semana pasada se exhiben en varias salas de Torreón las películas del Tour de Cine Francés 2019. Generalmente, cada año el Tour contiene una propuesta temática que liga entre sí las películas, además de siempre estar en vinculación a temas de interés general en aquel país.

De esa manera, alguna vez el tema predominante en las películas fue la migración africana a Europa; en otras las diversas manifestaciones de la soledad; en otras las crisis de la mediana edad, etcétera. Por cierto, en todas las películas invariablemente ha habido un elemento común: los libros. En cada película que contiene escenas dentro de las casas, se hace evidente la presencia del libro, como si fuera un elemento invariable de un paisaje. Y en todas ha habido escenas dentro de las casas. Pequeña gran diferencia con otras propuestas cinematográficas en las que el elemento común no son los libros sino las armas. Las sociedades hablan por el cine que producen. Y quizá también por el cine que consumen.

En esta ocasión el tema que notoriamente hilvana la relación entre los distintos largometrajes es el de los lazos materno-paternos. En las siete películas hay una óptica de acercamiento a siete modos de vivirse madres, de vivirse padres.

En "Amanda", está presente la cuestión de la adopción de un familiar. Y las dudas que se generan. Los miedos que acarrea. La disyuntiva entre la libertad de las elecciones propias súbitamente retadas por lo impredecible de las circunstancias.

"En buenas manos", es también un planteamiento acerca de la adopción, pero el acento se coloca en la contraposición entre la decisión de la madre biológica de no querer responsabilizarse del cuidado de su hija, y el enorme deseo e ilusión que tiene otra mujer que busca ser madre, no obstante el impedimento biológico que se lo imposibilita. Esto le impone un reto especial a las instituciones del Estado para asegurarse de que la criatura estará cuidada por buenas manos.

"Mi bebé, pone sobre la mesa el tema irremediable de la partida de los hijos y la consecuente soledad de, en este caso, la madre que se hizo cargo de ellos luego de la separación de su marido. El dolor por la partida y el duelo por el abandono conocido, pero solo asumido hasta llegado el momento en que este debe ocurrir. Las hijas y los hijos crecen y se van. La madre se queda. Tal vez decida reinventarse un camino.

"Blanca como la nieve", es una interpretación libérrima del famoso cuento de los hermanos Grimm. Los celos, la envidia, el vacío de la madrastra que la lleva a alimentar su vanidad al punto de buscar aniquilar a quien posee aquello que siempre quiso para sí: su hijastra. En esta nueva interpretación (quizá se sume a las más de trece versiones cinematográficas del cuento, hay una particular atención al camino de reencuentro de Clara (la Blanca Nieves) y, en ese proceso, a la acción liberadora en las atormentadas vidas de sus siete enanos contemporáneos. La pureza de Claire no está en la castidad que se le ha asociado, sino en la acción saludable que tiene con los siete hombres que aparecen en su camino, incluido el cura del pueblo.

"Amor a segunda vista", no trata en primer término las relaciones parentales sino de la hipotética posibilidad de que en la vida de cada persona se responda a la pregunta de si se volvería a enamorar de la misma mujer u hombre con quien se casó, pese a que los años les hayan hecho incluso divorciarse.

En las otras dos de la selección de este año se aborda el tema de las búsquedas personales en un contexto de libros. Primero, en "Edmon", un poeta fracasado encuentra el éxito en una pieza teatral que escribe inspirado por una mujer a quien no ama, pero lo inspira. Y en "El Misterio de Mr.Pick", el éxito literario de un libro supuestamente escrito por un pizzero de pueblo que nunca había leído libro alguno permite a un amargado crítico literario no descubrir la mentira de la historia, sino la verdad del amor.

En las primeras cinco películas hay algo que es importante destacar: en todas se hace especial énfasis en la necesidad de instituciones formales sólidas, pero también informales (cordialidad cívica, solidaridad, comunidad) para nutrir los lazos familiares y que, al final del día, cada uno pueda estar acompañado por "buenas manos".

Sin esas instituciones sociales fuertes, aceptar que "Elvis ha dejado el edificio" se convierte en una profunda tragedia individual.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...