20 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Jefe policiaco

ARCHIVO ADJUNTO

LUIS F. SALAZAR WOOLFOLK
miércoles 02 de octubre 2019, actualizada 7:30 am


Enlace copiado

La ausencia del Director de Seguridad Pública de Torreón, Primo Francisco García Cervantes, ha dado lugar a una serie de conjeturas en medios de comunicación en virtud de las cuales, pareciera que abandonó el cargo de modo irresponsable, lo que resulta pertinente analizar en contexto y en su justa dimensión.

Como es del conocimiento del público, el referido funcionario procede del sistema de Policía Federal Preventiva (PFP) al que está integrado de origen por formación y función institucional. Al recibir la invitación del Presidente Municipal Jorge Zermeño Infante, para hacerse cargo de la Policía Preventiva de nuestra ciudad a partir de enero de 2018, García Cervantes tuvo que pedir y obtener una licencia para dejar de manera temporal su cargo en la PFP, antes de aceptar el nombramiento.

El desempeño del Jefe García Cervantes, es digno de reconocimiento. Nada que ver con la situación que imperó durante las aciagas administraciones priistas de Eduardo Olmos y Miguel Riquelme como alcaldes de nuestra ciudad. En esos días los jefes policiacos de Torreón operaban en una línea borrosa entre el compromiso institucional y las componendas con el crimen organizado; no debemos permitir que tales circunstancias se repitan, ni que esos tiempos regresen.

Existe un gran contraste entre el resultado del trabajo de Primo Francisco y el de sus antecesores inmediatos. Resucitó la Academia de Policía Municipal en la que se graduaron doscientos sesenta cadetes tan solo el primer año. La incorporación de los nuevos cadetes y la dignificación general del personal en base a un programa de capacitación permanente y el mejoramiento de sueldos y prestaciones, han sido las claves del fortalecimiento de la actual policía preventiva de Torreón, en base al factor humano.

El segundo factor de contraste lo ofrece la operación del denominado Centro de Inteligencia Municipal, que constituye un sistema de vigilancia, contacto con la sociedad y reporte de emergencias, que es de la autoría de Primo Francisco y tiene la virtud de asegurar la autonomía a las labores de seguridad pública y protección ciudadana a nivel ciudad, al tiempo que fortalece la coordinación con otras corporaciones policiacas en el plano metropolitano y con los diversos órdenes de gobierno.

Un tercer factor de buen desempeño, lo ofrece García Cervantes en su cuanto a su modo de operar en forma coordinada, inteligente y productiva al interior del mando único de la región en materia de seguridad, navegando entre dos aguas peligrosas: Las aguas negras del sistema de seguridad pública a nivel Estado de Coahuila que conserva el sello corrupto del Moreirato, y las aguas turbulentas de un Sistema Federal en la materia, que se encuentra en vías de transición y reestructuración.

En efecto, con motivo de la creación de la llamada Guardia Nacional, la Policía Federal Preventiva entró en un proceso de disolución que ha sido lento y tortuoso entre otras cosas, en virtud de la dificultad que entraña la reubicación del personal con la afectación de derechos laborales que tal movimiento implica.

Cualquier observador del acontecer político nacional y local, advierte que el Director de Seguridad Pública de Torreón, al igual que otros de sus compañeros de la PFP, se encuentran concentrados en la Ciudad de México a disposición de la corporación federal y por lo tanto, del desarrollo y de las disposiciones administrativas que deriven de ese proceso de cambio, depende el futuro profesional de Primo Francisco y de cada uno de los policías que aún son parte, de una institución que hoy está en vías de desaparecer.

Una situación semejante ocurrió entre enero de 2018 y febrero de 2019, en que otra licencia de García Cervantes dio a pie a especulaciones según las cuales, el jefe de policía en comento habría sido llamado a un alto puesto en el sistema de Seguridad Pública, en el gobierno de López Obrador.

Hoy día se repite la ausencia temporal del Director de Seguridad Pública Municipal de Torreón, pero con la tranquilidad que ofrece la experiencia previa referida con anterioridad. García Cervantes ha sido capaz de estructurar una institución sólida que funciona bien con él, teniéndolo como Jefe, o en manos de quién lo substituya de modo interino en el ejercicio del cargo.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...