17 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Columnas Deportes

Recuerdos del ayer

RECIBEN RECONOCIMIENTOS

Sergio Luis Rosas
TORREÓN, COAH., miércoles 18 de septiembre 2019, actualizada 8:47 am


Enlace copiado

En un ambiente de nostalgia y camaradería se rindió el sábado anterior un merecido homenaje a dos glorias del boxeo gomezpalatino y lagunero, Carlos “El Calucas’’ Ríos y Francisco “Frankie’’ Granados por parte de la Asociación de ex Boxeadores de La Laguna que preside Luciano Flores Juárez, la cual festejó el 11 Aniversario de su fundación.

El acto fue emotivo con la asistencia de varias generaciones de ex boxeadores gomezpalatinos que le dieron renombre a Gómez Palacio a nivel nacional e internacional. Se recordó al gran mánager José Sacramento Díaz (QEPD), forjador de varios púgiles, en el acto estuvo presente su hijo Rafael Díaz, destacado mánager también.

En este onceavo Aniversario de la fundación de la Asociación de ex Boxeadores de La Laguna fueron homenajeados Carlos “El Calucas’’ Ríos y Francisco “Frankie’’ Granados, quienes recibieron una novedosa placa de reconocimiento, en la que aparecen fotos de los rivales y fechas de los combates memorables que sostuvieron durante su brillante carrera en los encordados.

Los homenajeados estuvieron acompañados de sus respectivas familias en esta memorable fecha. Por su parte, Luciano Flores Juárez, presidente de la Asociación de ex Boxeadores de La Laguna rindió un informe de las actividades realizadas durante los 11 años de esta agrupación. Como maestro de ceremonias estuvo el periodista Carlos Padilla Muñoz. En una entrega anterior recordé la trayectoria de Carlos “El Calucas’’ Ríos, en esta ocasión recordaré al otro homenajeado.

FRANCISCO GRANADOS

La mayoría de los boxeadores laguneros, en su afán por encontrar mejores horizontes se vieron en la necesidad de emigrar hacia otras tierras para buscar los contactos indicados y poder dirigir sus carreras hacia mejores metas para alcanzar la hazaña máxima de cualquier peleador: el título mundial de su división. Los primeros en emigrar a Estados Unidos y conseguir importantes logros en su carrera fueron Francisco Granados, Vicente Mijares Saldívar, Sigfrido Rodríguez (QEPD) y José Refugio “El Cuate’’ Rojas.

Francisco “Frankie” Granados Rivas, el personaje que hoy nos ocupa, nació el 20 de noviembre de 1950 en el popular barrio bravo de “El Ranchito”, en lo que en ese entonces era el extremo Norte de la ciudad de Gómez Palacio, Durango. Panchito tuvo la necesidad de emigrar a Estados Unidos, donde desarrolló gran parte de su carrera.

Sus primeros pasos dentro del boxeo fueron bajo la tutela del siempre bien recordado manager de la colonia El Refugio, Isidro “Chilo” Gallegos, quien lo llevó a obtener el Campeonato de Peso Mini Mosca del Torneo de los Guantes de Oro en dos ocasiones, lo que le permitió representar a La Laguna en Campeonatos Nacionales de Box.

“Panchito” Granados, como también se le conoce en el ambiente boxístico de la Comarca, abrazó esta profesión motivado por otro peleador que fue muy popular en los barrios y colonias del Norte de Gómez Palacio, el inolvidable Josué “El Pájaro” Corona.

Viendo las cualidades boxísticas de Granados, entre las que sobresalía el excelente manejo de su mano izquierda, fue otro peleador lagunero de aquella época de nombre Félix Alvarado, nativo también de Gómez Palacio, quien lo recomendó con el reconocido ex peleador mexicano de peso Gallo, Jesús “Chucho” Pimentel, quien tenía su gimnasio en la ciudad de Mexicali, Baja California, y de ahí, éste lo contactó con el famoso manager Harry “Ruso’’ Kabakoff, residente de Los Ángeles, California.

Cabe hacer mención que “Chucho” Pimentel, nacido en Sayula, Jalisco, fue un extraordinario peso Gallo de la época en que esta división era dominada mundialmente por peleadores mexicanos, encabezados por el monarca de la categoría e ídolo del boxeo mexicano Rubén “El Púas” Olivares Ávila, seguido por el guanajuatense “Chucho” Castillo, Rafael Herrera, Rodolfo Martínez, Julio Guerrero, el tamaulipeco Rogelio Lara, el chiapaneco Romeo Anaya, Octavio “El Famoso” Gómez y César Déciga, entre otros.

“Frankie” Granados, ya instalado en Los Ángeles, California, se desempeñó como sparring de peleadores de gran nivel y categoría, como Rafael Herrera, el potosino Rosalío Muro, el famoso peleador de la colonia Bondojito, Rubén Olivares, cuando éste expuso y perdió su título Pluma del CMB ante el africano David Kotey y de Alberto Dávila cuando éste trató de arrebatarle el campeonato mundial de los Gallos a Carlos Zárate, entre otros.

En su carrera profesional Panchito Granados tuvo rivales ampliamente reconocidos, como el tapatío Juan José Guzmán, el ex campeón mundial de peso Pluma Danny “Coloradito” López, el texano Tony Moreno, el yucateco ex monarca mundial de los Mini Moscas, Freddie Castillo, Johnny Jensen, Frankie Duarte, Abdul Bey, los laguneros Mario Castro y Joel “Pulga” Torres, Alberto Dávila, Roberto “Kid” Rubaldino, ex campeón nacional de peso Gallo, Alberto Sandoval, Adelaido Galindo y el filipino Fernando Cabanela, uno de los retadores más fuertes y valientes que tuvo Carlos “El Cañas’’ Zárate en su reinado de las 118 libras. El récord de “Frankie’’ Granados incluye también división de victorias ante el guerrerense Gabriel Bernal, ex campeón mundial de peso Mosca. El púgil gomezpalatino confiesa que su rival más fuerte fue Jorge Padrón, un peleador de Monterrey con quien ofreció la Pelea del Año en un combate celebrado en la Sultana del Norte, sin embargo, reconoce al ex campeón mundial de los plumas Danny “Coloradito” López, como el peleador de pegada más fuerte al que se enfrentó en su carrera.

Sostuvo además una serie de cuatro peleas contra el puertorriqueño Juan José Rosa y tres combates con el californiano Juan López, peleadores con los que generó una gran rivalidad que fue imán de taquilla en las arenas donde se celebraron estas peleas. Panchito Granados paseó su categoría de boxeador técnico en países como Corea, Argentina, Puerto Rico, Estados Unidos y en la hermosa isla de Hawaii.

Fue precisamente Granados quien a su vez recomendó con “Chucho” Pimentel a Vicente Mijares Saldívar, para que éste fuera enrolado en el establo de Harry “Ruso’’ Kabakoff e iniciara la campaña triunfal que lo llevaría a disputar el Campeonato Mundial de los Ligeros contra el puertorriqueño Esteban de Jesús, ante el cual sucumbió por nocaut en 11 episodios.

Actualmente, ya retirado por completo del boxeo, Francisco Granados dedica todo el tiempo a convivir con su familia, conformada por sus siete hijos, 27 nietos y 11 bisnietos. En el homenaje recibido el sábado 14 estuvo acompañado de sus hijas Amelia, Claudia, Ana Celia y Antonio Granados González.

Su nieto Luis Ernesto Granados heredó el gusto por el boxeo y ya está en el terreno profesional dentro de la división de Peso Medio, en donde busca superar los logros obtenidos por su abuelo dentro del deporte de las Narices Chatas y las Orejas de Coliflor.

¡Hasta el próximo miércoles!

Sergio Luis Rosas

[email protected]
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...