22 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Verdades y rumores

EL AGENTE 007
sábado 14 de septiembre 2019, actualizada 8:07 am

Enlace copiado

Apenas estábamos disfrutando de un merecido descanso de los temas electorales cuando un evento político nos recuerda que cuando se trata de ver al futuro cualquier acto es pretexto para armar una pasarela y tratar de posicionar a ciertos personajes que suspiran con ver sus nombres en una boleta electoral. El ejemplo más reciente sucedió esta semana en Torreón, durante el arranque de la perforación de dos pozos de agua por parte del Gobierno de Coahuila. Nuestros subagentes, disfrazados de columnas deterioradas de la Alameda Zaragoza, nos cuentan que el arranque de obra sirvió de excusa para que tanto el gobernador Miguel Riquelme como el alcalde Jorge Zermeño exhibieran a sus caballitos de batalla para la alcaldía del 2022.

En el escenario estaban tanto el diputado panista Marcelo Torres Cofiño como el subsecretario de Egresos de Coahuila, Xavier Herrera, aclarando que la presencia del carnal Marcelo es más habitual que banderita en fiestas patrias; se aparece hasta en la kermés de una iglesia abandonada con tal de salir en la foto. Pero llamó la atención la presencia del exgerente de Simas, quien incluso fue el encargado de dar las explicaciones técnicas del pozo, cuando ahí mismo se encontraba el jefazo de Infraestructura, Gerardo Berlanga, quien durante todo el acto protocolario mantuvo estoico su cara de “what?”, al igual que el vicegobernador en La Laguna, Samuel Rodríguez, quien ni banderín recibió para ondear al momento del arranque, y también estuvo de brazos cruzados y cara de pocos amigos. El que aprovechó los micrófonos fue el alcalde Zermeño, quien en pleno discurso de los pozos justificó el incremento a las tarifas del agua, quien, dicen, también tuvo que hablarles a varios consejeros de Simas Torreón luego de que estos se hicieron los que la virgen les hablaba y empezaron a negar el conocimiento del proyecto, dejando la polémica en manos del gerente Juan José Gómez y la tesorera Mayela Ramírez Sordo.

En la comodaza vida magisterial que tienen sobre todo los sindicatos la nota de la semana se la llevó de calle el escándalo de la Sección 5 en Coahuila, donde se destapó una cloaca tamaño nuclear por el faltante del fondo de ahorros de los sufridos maestros, que con mucho sacrificio aportan quincena tras quincena para que luego en estas fechas de fiestas patrias se les entregue el ahorro y puedan celebrar a gusto… Perdón, disponer de su ahorro. La proporciones del escándalo van por alrededor de los 60 milloncillos de pesos, y el tema está tan delicado que promete mucho más en los próximos días. Se dice que de ahí se compraron vehículos para algunas “amigas” del tan mentado dirigente, casas, viajes, gastos injustificados, terrenos e incluso algunos intrigosos cuentan que hasta para la adquisición de unas quintas alcanzó el dinero de los maestros, y por si esto fuera poco, hasta de ahí se pagaron los honorarios del grupo Pesado en alguno de los aquelarres que ofreció el flamante líder de esa sección, José Luis Ponce. Lo que nunca les dijo es que fue de sus propios ahorros; esto a la vez trajo como consecuencia que tanto el secretario especial enviado desde el mismísimo SNTE, el coahuilense Alfonso Cepeda, anduviera por todo el estado justificando… Digo, explicándoles a los profes que no se trataba de la falta de recursos, sino de detalles técnicos para su pago y que en los próximos días se iban a poner a mano, aunque así llevan cerca de un mes. Se dice que los organismos encargados de la fiscalización de los recursos ya pararon antenas y están tocando las puertas de la Sección 5 desde hace algunos días. Esperaremos los resultados y el desenlace de este penoso trance, en el cual se metió el dirigente sindical y sus administradores predilectos. Habrá que ver si esto no hace salir de sus casillas al líder sindical del SNTE.

Luego de que el ‘gober’ Miguel Riquelme dejara la alcaldía de Torreón para dedicarse de lleno a su campaña, la agenda de la zona metropolitana y la tan cacareada visión ‘metro’ de La Laguna quedaron casi en el olvido total, en parte porque durante su periodo como alcalde don Miguel lideró las reuniones, proyectos y hasta las propuestas, porque los alcaldes de las demás ciudades no más no daban una. Luego de que durante años el tema de la zona metropolitana solo se recordara en tiempo pasado, la alcaldesa de Gómez Palacio, Marina Vitela, parece perfilarse como la que tomará esa batuta, tan necesaria para la región. Nuestros subagentes, disfrazados de familiar desesperado pidiendo hueso, nos informan que en realidad las dos iniciativas que han logrado gran consenso en la zona metropolitana de La Laguna, homologar el horario en la venta de alcohol y el proceso de verificación vehicular, se dieron por iniciativa de los directores de Medio Ambiente y Seguridad Pública de la hermana república de Gómez Palacio, solo que después de ver el respaldo de asociaciones, empresarios, políticos y diferentes sectores sociales, doña Marina aprovechó para salir a decir que sí, que claro, que por supuesto, y que ella siempre pensó metropolitanamente… Aunque de alguna manera hizo coraje porque ese no fue un tema que se le ocurriera al vicealcalde de la Cuarta Transformación, el síndico Omar Castañeda. Según los subagentes, don Omar parece el verdadero alcalde, es quien cita a reuniones, da órdenes y dice a quién sí y a quién no contratar. La cosa es que son varios los directores que solo han visto a su jefa el día del nombramiento y de ahí en adelante no han podido obtener cita, ni un triste ‘inbox’ por Facebook. Otro detalle que ha salido a la luz es que el vicealcalde Castañeda está más preocupado por encontrar travesuras de la anterior administración, de la priista Leticia Herrera, y darlas a conocer en los medios de comunicación que por el plan de gobierno, por lo que algunos directores han tenido que arreglárselas como han podido.

Donde la cosa no termina de arrancar es en la administración de Ciudad Jardín, a pesar de que prácticamente el único nuevo es el alcalde, porque la mayoría de los directores y asesores fueron reciclados de la anterior administración como parte del programa municipal: “… mejor malo conocido, que bueno por conocer”. Nuestros subagentes, disfrazados de vendedores de nieve Chepo, nos comentan que tanto la presidencia como algunas oficinas de Gobierno se han convertido en una especie de delegación de la Universidad Autónoma de Coahuila, y ya es muy común ver algunos maestros y personal administrativo de la máxima casa de estudios de Coahuila en Lerdo, ya sea como asesores o como bendecidos en la nómina municipal. Incluso en el primer círculo del alcalde y líder sindical universitario, Homero Martínez, que, al igual que el enorme contingente de la UA de C, son parte del equipo del patriarca Manuel Medina. Don Homero la sacó del estadio luego de que al enojarse con los comerciantes dedicados a las bebidas etílicas le quitara el subsidio para la ampliación del horario en la venta de bebidas embriagantes, y les dijera literalmente que era un hombre conservador, de familia y bueno; no más le faltó decir que era de comunión diaria, algo que no es que le hayan creído mucho que digamos. Mientras son peras o son manzanas, temas urgentes como el cobro del servicio de agua, la mejora en la recolección de basura, la licencia de algunos constructores que parecen no entender que sí hay autoridad, siguen en la lista de pendientes de don Homero.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...