06 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Sucesos

Celdas pintadas de rosa para frenar la agresión de los internos

En prisiones de Suiza

EL SIGLO DE TORREÓN
SUIZA, miércoles 28 de agosto 2019, actualizada 10:15 am

Enlace copiado

Varias prisiones en Suiza han tomado la medida de pintar sus celdas color rosa con la intención de que esto ayude a calmar a los internos.

El proyecto lleva al menos desde 2005 en efectivo y el tono de color es denominado ‘Cool Down Pink’ (Rosa que calma).

La medida ha sido adoptada en otros países, pero no deja de causar controversia, provocando que muchas personas llamen a la iniciativa, denigrante y manipuladora.

El propósito es que el rosa, asociado con la felicidad, tenga un efecto calmante, pero aligado a prisiones, algunos lo llaman humillante.

Fue el investigador Alexander Schauss quien a fines de la década de 1970 realizó una serie de experimentos para demostrar el impacto del color rosa en el comportamiento humano. En uno de sus estudios, hizo que diferentes hombres miraran un cartel color rosa brillante con los brazos extendidos, y demostró la facilidad con que podía empujarlos hacia abajo. Cuando el experimento se repitió usando el color azul, los sujetos opusieron resistencia a la fuerza cuando se intentó empujarlos.

Los oficiales navales Gene Baker y Ron Miller decidieron poner en prácticas las ideas de Schauss y pintaron de rosa varias zonas de detención de bases navales, un proyecto conocido como Baker-Miller Pink, llevado a cabo en la década de 1980.

No obstante, unos 30 años después el psicólogo Oliver Genschow demostró que el Baker-Miller Pink realmente no calmaba a los reclusos violentos.

En 2011 la psicóloga suiza Daniela Späth decidió llevar a cabo sus propios experimentos, y optar por otro color de rosa, no uno brillante como el Baker-Miller Pink, sino uno más pálido y suave al que llamó ‘Cool Down Pink’.

Fue usado en celdas de 10 prisiones en toda Suiza, y durante cuatro años el personal informaba el comportamiento, menos agresivo decían, de los reclusos que eran colocados en las celdas rosas.

El color ahora se usa en varias más prisiones de Suiza, así como también en algunas de Alemania. Sin embargo la controversia persiste, algunos prisioneros se han quejado del color, que consideran insoportable, y otros han apelado al elemento sexista, dicen, de la ecuación, asociando el rosa más bien con la feminidad.

DA.

/media/top5/cooldownpink2jpg.jpg

/media/top5/cooldownpink3jpg.jpg

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...