12 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Columnas Deportes

El Espacio de Cerpa

IDIOSINCRACIA

RODOLFO CERPA ROBLES / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, jueves 22 de agosto 2019, actualizada 9:27 am


Enlace copiado

El pasado viernes 16 de agosto, el mejor equipo de la Liga Nacional y actuales bicampeones del viejo circuito como lo son los Dodgers de Los Ángeles, abrieron una serie de tres encuentros en contra de los Bravos de Atlanta en la casa de la escuadra de Georgia lo que parecía como un adelanto de los juegos de postemporada y dada la ventaja que tiene el equipo de Dave Roberts sobre su más cercano perseguidor en la división oeste como son los Gigantes que hasta el martes pasado eran de 18 juegos y medio, ese día y tratando de que su actual cerrador Kenley Jansen tuviera más descanso y con el juego a su favor 8-3, metió al mexicano Julio Urías a bajar la cortina.

Lo malo para el lanzador nacido en Culiacán, Sinaloa, fue que, para el día siguiente, le avisaron que tendría que cumplir una sanción de 20 partidos debido a que violó los protocolos de violencia doméstica que establece la autoridad máxima de la gran carpa para todos sus peloteros y que, por lo pronto, se mantendrá en el hule cuando ya, prácticamente, se estaba colocando en la confianza del mánager de la escuadra angelina.

Como buenos mexicanos que somos, parece que nuestra cultura está en que todo indica que, en este bendito país, nos hablan en ruso porque las cosas que debemos de hacer para ser mejores ciudadanos, nos la pasamos por el arco del triunfo y Urías se nota que no ha entendido que hoy en día y hasta con el avance de la tecnología, te pueden grabar si te avientas una flatulencia.

Por lo menos, cumplió una sanción de cinco partidos mientras se arreglaba la situación el pasado 14 de mayo ya que en un momento dado, la novia del pelotero de la escuadra angelina, argumentó de que solo había tenido una discusión con este nuevo malandro pero un testigo, llamó a la autoridad porque se dio cuenta de que el “culichi” se acaloraba en palabras con la que supuestamente es su enamorada quién no sabemos si la amenazó para que solo dijera que estaban jugando al “pinyes” o al “bebeleche” porque existía una versión más fuerte de que la empujó y la aventó al pavimento (A ver ¿Por qué no se pone a las trompadas con Kenley Jensen o Justin Turner? o mejor le echamos a Beto Ruiz junto con “El Zurdo” Vázquez?)

Lo peor del caso, es que se le notaba con más confianza cada vez que Roberts lo llamaba del calentadero y que esta situación, no sabemos hasta cuando le pueda perjudicar pero como para esto estamos no hay quién nos opaque, lo mismo ocurrió con Roberto Osuna también en mayo pasado y a pesar de que como buen aficionado al beisbol y no me importa que sean mexicanos, cada vez que los veo que los llaman a que se suban al montículo, deseo de corazón que los garroteen para que se les quite lo hombrecitos de ponerse con una dama que como sabemos, ni con el pétalo de una rosa.

Sin embargo alguien pudiera decir que ellas son las han provocado los altercados pero siendo estos jugadores personas de vida pública, pues solo hay que aguantar vara, no perder los estribos y esperar a ver qué sucede posteriormente.

[email protected]
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...