23 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

La potabilizadora, 'una salida falsa' para La Laguna

Yo río libre

JULIO CÉSAR RAMÍREZ
sábado 17 de agosto 2019, actualizada 7:35 am


Enlace copiado

Recibimos de la ciudadana de Torreón Pilar López Díaz-Rivera una reflexión: porque "esto del agua en La Laguna ya no es problema desligado de otros sectores de la ciudad ni de la región, es asunto común de los habitantes, tanto del área rural como de la urbana".

De principio a fin, las siguientes son sus palabras:

El caso que sorprende es el de la colonia Torreón Jardín por tratarse de zona residencial, pero no podemos taparnos los ojos o evitar oídos a lo que genera falta de disposición de agua. A todos afecta por igual.

¿Pero cuáles son los antecedentes que explican esta situación de desabasto apremiante en la zona conurbada, ya no digamos de la ancestral escasez de agua en ejidos y comunidades del sector rural?

Existen en La Laguna 8 acuíferos subterráneos, además de presas que almacenan agua superficial. El que nos provee de agua es el acuífero Principal, sobreexplotado por el agro; le extraemos 1,088.5 millones de metros cúbicos y la recarga anual es de tan sólo 534.1 millones de metros cúbicos.

Lo notable es que lo concesionado -permitido- son 647.5 millones de metros cúbicos, por lo que se usan de manera ilegal 441 millones de metros cúbicos.

Con esos 441 millones de metros cúbicos que los agroganaderos bombean del subsuelo ilegalmente se podría abastecer a la ciudadanía, ya que éste sector demanda 200 millones de metros cúbicos anuales.

De agua superficial o rodada de las presas Lázaro Cárdenas y Francisco Zarco, situadas en Durango, se destinan 1,000 millones de metros cúbicos al año, exclusivamente para riego de cultivos.

Es decir, la mayor parte del agua es destinada a la agricultura. Autores afirman que el 87% del agua subterránea se destina a la agricultura. Y de la superficial rodada el 100%.

¿Qué tanto contribuye la agricultura al Producto Interno Bruto Regional? En 2018 el PIB Regional fue de 185 mil 638 millones de pesos, de los cuales el sector agropecuario aportó 22 mil 209 millones 462 mil 349 pesos a la comarca; alrededor de 11%.

Lo demás que concurre -industria, comercio y servicios, que ocupan menos agua-, aporta más riqueza que el sector agropecuario, mismo que gasta la mayor parte de agua. Por tanto, en La Laguna no existe rentabilidad de cultivos.

La industria ocupa 6% de agua, y los sectores doméstico y público el resto.

¿Qué ha sucedido en la región durante los últimos años? Se han enriquecido unas cuantas familias con la apropiación de pozos, de concesiones, dejando a ejidatarios como peones de pequeños propietarios y a la ciudadanía de la parte urbana sin agua. Cabe aclarar que los pozos agrícolas cuentan muchos de ellos con motores muy potentes -mejores que los del Simas- para extraer agua al por mayor.

Muchas viviendas con posibilidad económica en el área conurbada cuentan con cisterna, tinacos o aljibes y motores o hidroneumáticos porque la presión es muy baja; sin ese recurso la ciudad sería caos.

Los agroganaderos se han dedicado a extraer sin medida agua, ya que no cuentan con medidores en pozos, en contubernio con autoridades de la Comisión Nacional del Agua, Conagua, por lo que no se sabe cuánta se extrae del subsuelo. Ahí radica la ganancia y siembra sin control.

La Comarca Lagunera no tiene vocación de cuenca lechera. Es región semi-árida, donde la cuenca lechera exige un gasto enorme de agua para siembra de forrajes, alfalfa que requiere de mucha agua para su producción. Además se tiene que atender a las 500 mil vacas que por el clima caliente se llevan mucha agua en bañarlas y refrescarlas y los dueños no permiten que se conozca el proceso de establo porque impiden que trabajadores tomen fotos o videos. ¿Por qué será que no les conviene que se conozca la forma de trabajo?

Un agravante: los miles de vacas perjudican por el excremento que originan; sus residuos contaminan, infectan el aire que respiramos.

Nos enfrentamos con una fuerza (pequeño grupo agroganadero) muy amañada y acostumbrada a corromper autoridades -que lo permiten-, desde hace años. Su mentalidad es depredadora que no piensa en la sustentabilidad ni en el cuidado de la naturaleza. Además, con sus declaraciones y acciones crean versiones que no corresponden a la realidad. Sus intereses merodean los ámbitos no sólo económicos sino también políticos.

Por lo pronto están tratando de aprovecharse de la crisis que ellos han ocasionado, para proponer al gobierno federal una salida falsa como lo es potabilizar agua de la presa a un alto costo.

@kardenche

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...