23 de agosto de 2019 notifications
menu desktop_windows
Columnas Social

Personajes en la Historia de México

JOSÉ LEÓN ROBLES DE LA TORRE
miércoles 14 de agosto 2019, actualizada 8:51 am

Enlace copiado

ARTÍCULOS PUBLICADOS EN LA REVISTA CULTURAL EL PUENTE NO. 4, DE FECHA MAYO - JUNIO DE 1990, DE LA AUTORÍA DE PILAR MADERO DE GONZÁLEZ, BEATRIZ GONZÁLEZ DE MONTEMAYOR Y GERMÁN GONZÁLEZ NAVARRO, TITULADO EL TORREÓN DE LUIS M. NAVARRO

El 22 de agosto de 1990 se llevó a cabo la mesa de informantes Fundadores de Torreón. Participaron en ella Beatriz González de Montemayor, Germán González Navarro y Roberto Ceniceros. La moderadora fue Pilar Madero de González.

Germán González Navarro, de mi abuelo, Luis M. Navarro, tengo los datos publicados en el Álbum de la Paz y del Trabajo, que se editó con motivo del Centenario de la Independencia, en 1910, como homenaje a los hombres que formaban México, voy a leerlos, resumiéndolos.

Don Luis María Navarro nació en la hacienda de Peyote, Coahuila, el 11 de octubre de 1854, comenzó a trabajar a los 11 años como empleado con unos comerciantes, y a los 18 años, se estableció por su cuenta en Parras de la Fuente; más tarde, estableció un molino de harinas y unas bodegas para vinos; al mismo tiempo, fue agricultor. A los 24 años, era ya el hombre fuerte de Coahuila, al que varias veces libró de las incursiones de indios procedentes del estado de Chihuahua, combatiéndolos en Sierra Mojada y en Múzquiz.

El 15 de diciembre de 1884, el senado declaró a Coahuila -en vista de la efervescencia política - en estado de sitio, y el Ejército Federal nombró Gobernador provisional a Julio M. Cervantes, quien convocó a nuevas elecciones, en las que resultó Gobernador José María Garza Galán, el 15 de febrero de 1886. Luis M. Navarro fue nombrado Jefe Político de los Distritos de Parras y Viesca y así desde esa fecha, la formación de la ciudad de Torreón estuvo bajo su dirección, pues los presidentes y funcionarios de la ciudad estaban bajo sus órdenes inmediatas.

En 1888, la legislatura lo nombró Jefe Político de Torreón, comarca que necesitaba un guía verdadero en los asuntos administrativos y a la vez enérgico, justiciero, de elevadas ideas liberales y progresistas; al año siguiente fue electo presidente municipal de Torreón y diputado por el Distrito de Viesca al Congreso del Estado. Como Presidente Municipal, fue reelecto siete veces, incrementó la agricultura impartiendo garantías absolutas en el campo, fomentó el comercio y la industria, con el patrocinio de sus amigos y vecinos, fundó los cuerpos de policía, aún montada y rural, los uniformó y los sometió a una rígida disciplina.

Beatriz González de Montemayor, cuando don Luis M. Navarro, que también era mi abuelo, vino de Parras primero como Jefe Político, le rentó una casa a mi otro abuelo, el coronel, que daba a la calle que entonces se llamaba Ferrocarril y luego Iturbide y ahora Carranza, pero después compró un terreno que estaba en Morelos y Blanco, donde está ahora el Banco Ejidal, y mi abuelo, el Coronel le decía: pero Luis, ¿qué vas hacer allá? Te pueden agarrar los indios, te pueden asaltar, tan lejos, a las orillas; construye tu casa más al centro, allí está muy desamparado. Lo que ahora es el centro de la ciudad era la orilla cuando él empezó a construir su casa.

Y no existe la casa, pero era todo un cuarto de manzana, y viuda mi abuela doña Lucinda contaba muchas cosas de la Revolución; una noria que había en un patio se llenó de puros cadáveres de revolucionarios y de chinos, esa casa tuvo muchas historias, igual que la de mi abuelo el Coronel, porque fueron tomadas por los revolucionarios. Me platicaron que a los pianos de cola les ponían alfalfa para que comieran los caballos. Las cortinas, los damascos, otras telas elegantes, las ponían debajo de las sillas de montar, sudaderas se llamaban...

Muy atentamente.

Consejero de la Crónica de Torreón.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...