17 de septiembre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Nacional

Impacta violencia a los jóvenes

En dos de cada 10 asesinatos, la víctima tiene entre 15 y 24 años, según datos del Inegi

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, lunes 12 de agosto 2019, actualizada 7:20 am

Enlace copiado

En dos de cada 10 asesinatos que se cometen en el país, la víctima tiene entre 15 y 24 años. De 2007 a 2018 fueron asesinados 59 mil 779 jóvenes en este rango de edad, según los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Esta tasa de homicidios se triplicó en tan solo cuatro años, de 2007 a 2011, año en el que llegó a los 29 asesinatos por cada 100 mil jóvenes. En ese entonces, la cifra parecía escandalosa, pero los nuevos indicadores dan muestra de una violencia que está superando cualquier récord existente.

La violencia homicida contra esta población sigue la misma dinámica que el resto de los asesinatos en el país. Después de tener cifras históricas en 2011 y mantenerse en 2012, los siguientes tres años los homicidios fueron a la baja, pero en 2016 la espiral de violencia recrudeció nuevamente. El rango de 20 a 24 años es uno de los más lastimados. Tan solo en 2018 formó parte de los tres grupos de edad que concentraron 40% del total de asesinatos.

El año 2011 fue uno de los peores para México en cuestión de inseguridad: 26 mil 163 mexicanos fueron asesinados. De esta cifra, 6 mil 149 eran jóvenes entre 15 y 24 años. Chihuahua, Sinaloa, Guerrero, Nayarit y Nuevo León fueron los sitios más peligrosos para esta población. En ese año, en promedio, todos los días asesinaron a tres chihuahuenses en ese rango de edad.

En el panorama actual, estos territorios cambiaron. Colima, Quintana Roo y Guanajuato se volvieron focos rojos. En 2018, sitios como Colima reportaron una tasa de 90 homicidios por cada 100 mil jóvenes entre 15 y 24 años. Este indicador lo puso por encima de estados como Chihuahua o Guerrero, lugares con seis veces más jóvenes. Además, estos niveles de violencia comenzaron a afectar a diferentes sectores.

En las últimas dos mediciones del Inegi se muestra que las víctimas cada vez tienen mayores niveles de escolaridad. "Ahora es un fenómeno más generalizado, ya no se centra en personas con niveles de instrucción baja", asegura Alejandro Hope, especialista en temas de seguridad.

Además, los expertos aseguran que uno de los principales factores de este incremento es la capacidad de los criminales para atraerlos a sus filas y que el gobierno olvidó crear verdaderas políticas de prevención y diagnóstico.

"El Estado prefiere asumir que todos son delincuentes en lugar de aceptar sus errores en cuestiones como la intervención policial", asegura la criminóloga Ximena Fernández Pineda.

Tomando en cuenta los últimos datos presentados por el Inegi, los homicidios de jóvenes de 20 a 24 años tienen una tendencia a la alza que se disparó desde 2016, año en el que Colima se puso a la cabeza. Por otro lado, los asesinatos de mexicanos entre 15 y 19 años presentaron un incremento en 2017, pero hasta los datos preliminares que recién se liberaron para 2018 se han quedado estancados en la misma tasa de homicidios. Lo que no ha cambiado es que Chihuahua continúa como el estado con las tasas más altas en este rango de edad.

El incremento de la violencia en el país y la oleada de homicidios que se vive desde hace más de una década han cobrado cada año, en promedio, la vida de 5 mil jóvenes.

Lo preocupante es que estos homicidios son una pérdida por partida doble, ya que, en promedio, es altamente probable que el victimario tenga las mismas características que su víctima, explica Hope.

Los datos de 2018 muestran un panorama poco alentador: 7 mil 498 homicidios, 556 más que en 2017, y éstas son sólo cifras preliminares.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...