18 de agosto de 2019 notifications
menu desktop_windows
Cultura

NUESTRO RECOMENDADO PARA LEER

JORGE IBARGÜENGOITIA/ LOS RELÁMPAGOS DE AGOSTO

EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, miércoles 07 de agosto 2019, actualizada 9:51 am


Enlace copiado

Los relámpagos de agosto es el reverso humorístico de la novela de la revolución basada en hechos reales y conocidos, aunque los protagonistas son imaginarios la trama se va por el lado chusco de la vida y obra de un militar caído en desgracia. Sin pena ni gloria recluido en su cuarto con lápiz en mano el general Arroyo escribe, escribe y escribe sus memorias.

El autor hace gala de su estilo chispeante y en forma satírica mordaz igual que una parodia ensambla los personajes y los sucesos de manera que las desventuras del viejo militar resultan hilarantes y con una carga de proyectiles para el disfrute de todos sus lectores. Jorge Ibarguengoitia es ya un clásico de las letras mexicanas, nació en la ciudad de Guanajuato, México, el 22 de enero de 1928 y murió en Madrid, España, el 27 de noviembre de 1983.

Su obra, una de las más importantes y originales del siglo XX, transita por casi todos los géneros: novela, cuento, teatro, artículo periodístico, ensayo y relato infantil. Fue un colaborador incansable de diversos periódicos, revistas y suplementos culturales de gran importancia en el medio cultural de Hispanoamérica.

A lo largo de su trayectoria obtuvo varios de los reconocimientos más importantes de su época, como el Premio Casa de las Américas en 1964, el Premio Internacional de Novela México en 1974 y las becas del Centro Mexicano de Escritores, de las fundaciones Rockefeller, Fairfield y Guggenheim.

Es un autor imprescindible para entender la literatura latinoamericana actual.

“Por dónde empezar? A nadie le importa en dónde nací, no quienes fueran mis padres, ni cuántos años estudié, ni por qué razón me nombraron Secretario Particular de la Presidencia, sin embargo, quiero dejar bien claro que no nací en un petate, como dice Artajo, ni mi madre fue prostituta, como han insinuado algunos, ni es verdad que nunca haya pisado una escuela, puesto que termine la primaria hasta con elogios de los maestros; en cuanto al puesto de Secretario Particular de la Presidencia de la República, me lo ofrecieron en consideración de mis méritos personales, entre los cuales causa admiración y envidia, mi honradez a toda prueba, que en ocasiones llegó a acarrearme dificultades con la Policía, mi inteligencia despierta y sobre todo, mi simpatía personal, que para muchas personas envidiosas, resulta insoportable”. así empieza la historia de Ibarguengoitia.

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...