17 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Un presidente molesto y regañón

Actitudes

JOSÉ SANTIAGO HEALY
viernes 26 de julio 2019, actualizada 7:23 am


Enlace copiado

Mientras la economía nacional mantiene su tendencia a la baja, el presidente Andrés Manuel López Obrador se abstiene de tomar nuevas acciones para recuperar el crecimiento y prácticamente prefiere nadar de muertito.

Desde la salida del secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, y la llegada de Arturo Herrera a dicha dependencia hace dos semanas, prácticamente nada ha cambiado en el entorno nacional.

Entre tanto, instituciones financieras nacionales e internacionales colocan al país en un franco descenso económico. El Fondo Monetario Internacional (FMI) consideró hace un par de días que México crecerá solo un 0.9 por ciento durante el 2019.

Todavía más: Citibank redujo el pronóstico de crecimiento para este año de 0.9 a 0.2 por ciento mientras que para el 2020 lo redujo del 1.5 por ciento al 1.2 por ciento.

Esto significa que ni siquiera llegaremos al 1 por ciento cuando en los últimos años el promedio de crecimiento anduvo sobre el dos por ciento.

Los riesgos de una recesión son inminentes, sin embargo el Gobierno federal asegura qué la economía va por buen camino, "vamos requetebién", diría López Obrador antes de la salida de Carlos Urzúa.

Aunado a lo anterior, AMLO está empeñado en defender sus propuestas supuestamente liberales al tiempo que insiste en denostar a sus enemigos políticos a quienes constantemente califica de conservadores, "fifís", doble moral, hipócritas y quien sabe cuantos adjetivos más.

A estas alturas de su gobierno no se observa la actitud reflexiva y conciliadora que mostró en un inicio y que lo llevó a reconsiderar ciertas acciones luego de escuchar críticas.

Ahora es al contrario, en la decisión del Congreso de Baja California de extender de dos a cinco años el periodo del próximo gobernador, Andrés Manuel mostró en un inicio prudencia y respeto al poder estatal, pero ayer le echó toda la caballería a quienes se oponen a dicha medida.

Además el primer mandatario persiste en su obsesión de agredir a los medios de comunicación que lo critican o que publican artículos y reportajes en contra de su gobierno.

Muy molesto porque el periódico Reforma informó que la familia presidencial ocuparía varias secciones de Palacio Nacional, AMLO llegó al extremo de burlarse del edificio del medio de comunicación por ser un supuesto palacio al estilo "fifí".

¿Será necesario que el jefe del ejecutivo de un país como México pierda el tiempo en mofarse de un diario lo que francamente lo pone en ridículo?

En las últimas semanas el semblante de López Obrador no es el mejor. Con frecuencia se irrita y lanza sus regaños irónicos y punzantes que solo causan división entre los mexicanos.

Pareciera que está desesperado por las pifias cometidas por su gobierno y porque a final de cuentas los resultados no son los mejores.

Sus grandes proyectos como el aeropuerto Santa Lucía, la refinería Dos Bocas y el Tren Maya, no marchan al ritmo deseado. Por el contrario aumentan día con día los cuestionamientos a dichas obras.

La conferencia "mañanera" acusa un severo desgaste, los temas son cada vez más repetitivos y salvo muy contadas excepciones, no surgen ahí anuncios espectaculares que impacten a la sociedad mexicana.

¿Nos preguntamos si no será más productivo dedicar esas dos horas diarias a reunirse con sus colaboradores y con dirigentes de la sociedad civil a revisar programas y planes en lugar de tantos rollos mañaneros?

La inseguridad y el clima de violencia nacional es otro grave lastre para el gobierno de López Obrador, las casos de homicidios y robos, entre otros delitos, suben y suben a pesar de la Guardia Nacional y de las reiteradas promesas de ofrecer seguridad a los mexicanos.

Todavía estamos a tiempo de rectificar y reorganizar los planes de gobierno, sin embargo la soberbia y terquedad que transpira el régimen son más que evidentes por lo que difícilmente veremos cambios en el corto plazo.

Quizás tendremos que sufrir los estragos de una nueva crisis económica y social para dar el golpe de timón que requiere el buque llamado México. Al tiempo.

NOTICIA FINAL...

Ayer la balacera del día ocurrió en el centro comercial Plaza Artz Pedregal de la Ciudad de México, donde fueron asesinadas dos personas, al parecer originarios de Israel... En Cancún, un estudiante de la Universidad Regiomontana de Monterrey fue secuestrado hace diez días al salir de un bar y se teme por su vida... En Ciudad Obregón, un hombre de 60 años fue ejecutado y dos menores resultaron heridos en un hecho más relacionado con el crimen organizado de esa región... Son apenas una muestra de lo que todos los días y en las más diversas latitudes sucede en nuestro México.

Comentarios a [email protected]
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...