18 de enero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Cultura

Taller de jazz para improvisar la vida

SAÚL RODRÍGUEZ / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, jueves 25 de julio 2019, actualizada 8:16 am

Enlace copiado

Fue a los ocho años que Omar Padilla tuvo sus primeros diálogos con el arte órfico. Lo recuerda como un interés calmo que desató su sonido cuando alcanzó la mayoría de edad.

En esos nacientes acordes tomó su primera guitarra; punto de partida de su estudio musical. Eligió ese instrumento por sus propiedades armónicas y melódicas. "Cada instrumento tiene sus cualidades y limitantes. Pero creo que la guitarra tiene un rango aceptable, me gustan tanto sus sonidos graves como los sonidos agudos que en ella se pueden alcanzar".

Además de la guitarra, Padilla ejecuta el piano básico y el bajo. Coincide con la idea de que cada instrumento musical le funciona al artista como una extensión del pensamiento. "Creo que la música es el arte de expresarse a través de los sonidos, pero que también implica una exploración interna; es decir, conocerse a sí mismo y a partir de ahí, extenderlo al instrumento".

Padilla comenzó sus estudios en el Centro de Educación Musical (CEMAC) en Torreón; más tarde trasladó sus compases al Conservatorio de Música del Estado de México en Toluca, donde estudió jazz; exploró nuevos horizontes y obtuvo una beca para el programa Prácticas de Vuelo del Centro Mexicano para la Música y las Artes Sonoras (CMMAS) en Morelia, allí desarrollo su proyecto Dasylirion, conceptualizado en la Zona del Silencio y su misticismo dentro del género del jazz y la música electroacústica. Además, añadió a su formación clases particulares de composición con algunos músicos de Ciudad de México. Actualmente forma parte del proyecto Big Band Jazz Coahuila y de Jazztronautas.

EL JAZZISTA

Padilla rememora el origen de su relación con el jazz hacia sus años de estudio en el CEMAC. Comentó que es un género que permite muchas libertades en comparación con la técnica clásica.

Entre sus influencias destaca Miles Davis. Padilla cree que el trompetista fue una persona que llevó el jazz a diferentes etapas, moldeándolo para que el género tuviese el sonido que vibra actualmente.

En ese sentido, el lagunero se identifica con Davis. A Padilla le gusta explorar, salir del confort, es un artista inquieto en constante búsqueda de un hito desconocido; un improvisador. "La improvisación no es algo exclusivo del jazz. Tiene que ver con muchos aspectos y está inmiscuida en nuestro día cotidiano porque al platicar con alguien, o contigo mismo, estás improvisando".

TALLER

Desde hace un año, Omar Padilla ha trabajado junto al IMCE en un taller de jazz donde imparte sus conocimientos. Lo define como un desarrollo sistemático en el que se aprende desde el lenguaje del género, la historia y el montaje de repertorios. El último semestre culminó con su presentación en el teatro Isauro Martínez, en el concierto de King Edi K.

Así que, Padilla invita a los interesados a inscribirse al taller jazzístico que tendrá lugar cada sábado desde el próximo 3 de agosto, de 10:00 a 14:00 horas en el centro cultural Pablo C. Moreno, con un costo de 100 pesos mensuales.

Además, el ciclo contará con clases especiales impartidas por músicos nacionales como Juan Alzate, José Cobián, Carlos Maldonado y Ramiro González.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...