13 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Manejo del agua de La Laguna, 2018, bajo la lupa

Yo río libre

JULIO CÉSAR RAMÍREZ
sábado 20 de julio 2019, actualizada 10:03 am


Enlace copiado

En la cuarta parte de su escrito "¿A quién debe beneficiar el agua disponible de la Comarca Lagunera?", Héctor Ehrenzweig, ciudadano de Torreón, analiza el manejo del agua por la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y los ganaderos, año 2018, en el que indaga la evolución del abatimiento hídrico y la presencia de arsénico en el agua de consumo humano.

Empecemos -dice- con el inventario actual de cabezas de bovino porque es el sector que más agua del sistema de presas y del subsuelo consume.

Con base en el Resumen anual de El Siglo de Torreón, elaborado con información de Sagarpa, hoy Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, Sader, describe que en ganadería intensiva regional 2018 el inventario total de bovinos de leche es de 490 mil 876, mientras el de bovinos de carne es de 431 mil 708, con un total de cabezas de ganado bovino de 922 mil 584.

En la región -recuerda- ha cambiado el patrón de cultivo, que de algodonero que fue, se ha desplazado mayoritariamente a la producción de forrajes, lo que fue necesario para el crecimiento de la actividad ganadera, que en este caso es estabulada.

Para la alimentación del ganado bovino se producen alrededor de 7.5 millones de toneladas de forrajes al año. En la región hay casi un millón de bovinos y sigue creciendo su número, y un millón y medio de habitantes; "tal parece que si nos descuidamos las vacas nos van a desplazar".

El tema de ganadería estabulada no se debe ver sólo como negocio -dice-, también tiene repercusión en el interés social; por eso es interesante verlo desde la eficiencia del Índice de Conversión de la Proteína Vegetal en Proteína Animal, que en la carne de vacuno es de las más ineficientes porque de 15 unidades de proteína vegetal, produce 1 de proteína animal y la leche oscila entre 3 y 4 unidades por 1.

"Podemos decir que la sociedad pierde mucha proteína vegetal aprovechable al no sembrar alimentos para humanos; sin embargo, produce ganancia para unos pocos, pero con el problema de tener agua subterránea de un sistema endorreico contaminada con arsénico y otras sales nocivas para el consumo humano, sólo porque los mantos acuíferos están siendo sobreexplotados, se retrata de cuerpo entero el neoliberalismo: lo que importa es la ganancia para unos cuantos aún en contra del interés de la sociedad en su conjunto."

Según datos del Programa para capacitación a usuarios de riego con aguas de origen subterráneo, de la Universidad de Chapingo, Departamento de Irrigación, el 76% del área dedicada al cultivo corresponde a forraje. Esto es, de las 175 mil 662 hectáreas de riego, las sembradas de forraje son 135 mil 446.

Mientras, el 76% del volumen de agua es para uso agrícola, 12% para uso público-urbano, 3% para labor industrial y 9% para otros usos.

Están concesionados 702 millones de metros cúbicos pero se extraen 1,043.23 millones de metros cúbicos. "Son 341.23 millones de metros cúbicos que se extrajeron ese año ilegalmente, según datos de Conagua, pero la cifra varía en cada ciclo."

Este consumo de agua sumado al de agua superficial en la agricultura se representa con los siguientes datos.

Del año 2015 al 2016 cambiaron bruscamente las cantidades de agua de gravedad -de la presa- y agua de bombeo. La referencia es que el promedio de área regada por gravedad en 2010-2015 es 51 mil 475 hectáreas. ¿Cómo pudieron regar 102 mil 185 hectáreas en 2016? "Es importante notar que estamos hablando de aproximadamente 900 millones de metros cúbicos de diferencia. ¡Y todavía se ha negado Conagua a una auditoría que exigen los campesinos de la región!".

"Como si no tuviéramos problemas por uso excesivo de agua para producir forrajes, se incrementa la ganadería de bovinos carne, de 167 mil en promedio de los últimos años, hasta llegar a 431 mil 700 cabezas en 2018, iniciando la ejecución de su proyecto ganadero en 2015, mismo año en que se da el movimiento extraño en el manejo de agua superficial y de bombeo. Pero si momentáneamente se redujo el aprovechamiento del agua de bombeo en 2016, en los siguientes dos años se incrementó, aumentando el déficit del acuífero."

Haciendo balance de agua subterránea, observa que las limitaciones de disponibilidad son conocidas oficialmente, "por ello se han establecido vedas en alumbramiento de agua subterránea para aprovechamiento agropecuario en los años 1949, 1952, 1958, 1965, 1981; sin embargo, los resultados nos hablan de que no hay control". Continuará.

@Kardenche

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...