14 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Verdades y Rumores

EL AGENTE 007
miércoles 17 de julio 2019, actualizada 7:21 am

Enlace copiado

Después de que el alcalde de Torreón, Jorge Zermeño, criticara mordazmente al Gobierno del estado de Coahuila por no soltar con prontitud los recursos del programa “Vamos a Michas”, a los funcionarios estatales como que les caló; no mucho que digamos, pues nuestros subagentes, disfrazados de trascabo varado, nos informan que ya se les hizo costumbre que don Jorge salga a despotricar del Estado ante los medios, aunque cuando está cerca del gobernador Miguel Riquelme sea todo amabilidad, pues ni tardos ni perezosos el pasado lunes arrancaron oficialmente las acciones entre autoridades estatales y municipales en obra pública.Durante el evento, mientras posaban para la tradicional foto, llamó harto la atención que en el estrado no estuviera el director municipal de Obras Públicas, Tomás Galván, símil del jefazo de infraestructura en Coahuila, Gerardo Berlanga.

Pero donde sí se notó la tensión fue al momento del intercambio de saludos entre los examigos panistas del alcalde Zermeño, porque durante todo el acto no dejaron de lanzarse miradas matonas con el ahora morenista y suspirante a cualquier puesto público Luis Fernando Salazar, más cuando el ex ‘hooligan’ blanquiazul se mostraba muy ameno con otro expanista y hoy compañero de bancada, el exalcalde José Ángel Pérez.

A un año de las elecciones para elegir diputados locales, la que anda ya haciendo campaña en plena explanada despintada de la Plaza Mayor es la regidora panista Thalía Peñaloza, quien se puso a repartir tinacos justificando su “apoyo” a la ciudadanía a través de su papel de funcionaria y respaldada por la dirección de Desarrollo Social del Ayuntamiento de Torreón y la Congregación Mariana Trinitaria. Para esta acción contó con ayuda del hijazo de su vidaza, quien por cierto aparece en la nómina como inspector del municipio, pero, bueno, su apoyo no fue tanto para mover los tinacos, sino para que le tomara la foto que va en redes sociales, además de repartir una serie de coloridos volantes con sus datos y una variada gama de tinacos. ¡Vaya ofertón! Con estas acciones protagonistas, la edil también pone en entredicho a su jefazo Jorge Zermeño y al Simas, quienes aseguran estar listos para abastecer con la presión necesaria de agua a los torreonenses, aunque la generosa regidora les haya dicho a los ciudadanos que se formaban que era mejor estar preparados por aquello del tandeo; no le vaya a pasar como a los habitantes de Torreón Jardín, a quienes, por cierto, ya los empezó a multar el Ayuntamiento por abrir las banquetas para instalar sus cisternas ahora que no tienen agua.

***

Y por fin parece que la Cuarta Transformación llegó con bombo y platillos a Coahuila, en especial al partido de Morena, donde la cosa está que arde para ver quién se queda con la dirigencia estatal. Como recordará, estimado lector, desde que el preciso Andrés Manuel López Obrador creó este movimiento, el poder en el estado ha permanecido en manos de la doctora Miroslava Sánchez. Claro, eso antes de que Morena les diera tremenda tunda al PRI y al PAN en la urnas, ya desde los Pinos los intereses empezaron a acercar a mucho exiliado y vividor de otros partidos, todos queriendo una rebanada del pastel. Esto, como era de esperarse, abrió unas enormes grietas en sus filas, y hoy preocupa más la partida presupuestal que le otorga el Instituto Electoral de Coahuila que los principios de la “Austeridad Republicana”, y la pelea… Perdón, la disputa la protagonizan José Guadalupe Céspedes y la siempre fiel amlover Miroslava, cuyo grupo dice desconocer al nuevo presidente del partido porque hicieron los relevos en agosto de 2018, luego de que don Andrés Manuel ganara la presidencia, y habían acordado postergar un año el lanzamiento de convocatorias hasta agosto de 2019. Aunque lo que sí le reconocen a la política lagunera es que siempre estuvo con AMLO en la malas y en las más malas, no como algunos senadores, entiéndase Armando Guadiana, que ahora se les olvida que fueron de los que financiaron a los manifestantes que abucheaban a López Obrador en sus anteriores campañas en Coahuila.

Total que el grupo de don Lupe Céspedes, quien es secretario general de Morena en Coahuila, se le fue a la yugular a la doctora Miroslava pidiendo incluso su desafuero por ostentar un cargo de manera ilegal como supuesta líder del partido, ya que ocupa un cargo de elección popular. La cosa es que todo el engrudo viene desde el Comité Ejecutivo Nacional que encabeza Yeidckol Polevnsky, quien así lo estipuló. Además del desafuero, la cargada viene con todo para doña Miroslava, a quien el grupo resentido le está armando un expediente por enriquecimiento inexplicable, y otro solicitando a la Comisión de Honestidad y Justicia del movimiento su expulsión. Dicen que la diputada no ha reportado gastos en la compra de varios vehículos, entre ellos una camioneta que se compró en 2017, la cual dijo fue robada en octubre de 2018, pero sin presentar denuncia. Incluso dicen las lenguas viperinas que doña Miros presenta los informes financieros del partido en hojas de cuaderno en las asambleas, Y que el local donde por tiempo fue el Comité Ejecutivo Estatal, en la calzada Vasconcelos, es de su propiedad, por lo que ella misma se pagaba la renta, que, por cierto, era superior a lo que realmente se cobra en esa zona de Torreón. Habrá que ver cómo termina el pleito con los morenistas.

***

Con la víspera del relevo de poderes municipales en las hermanas repúblicas de Gómez Palacio y Lerdo, y aunque se presuma mucho eso de que ya están listos para una cordial y armoniosa entrega recepción, lo cierto es que aún es hora que todo el mundo se pregunta por qué andan tan callados los equipos de los próximos alcaldes. Lo más curioso es que en Gómez Palacio, donde se pensaba saldrían chispas por el cambio de partido, del PRI a Morena, y sobre todo la guerra de declaraciones entre la alcaldesa aún en funciones, Leticia Herrera, y la electa, Marina Vitela, durante la campaña, el ausentismo de doña Marina, quien ha hecho circo, maroma y teatro para evitar a la prensa, a quienes buscan un hueso, a los empresarios, a los de las cámaras, es decir, a todo el mundo, ha hecho que la transición sea más fácil de lo que se pensaba. Incluso se comenta que Vitela tiene en la lista de su gabinete a varios funcionarios reciclados de las anteriores administraciones del tricolor, bajo el argumento de que se necesita experiencia, no vaya a creer que por haber sido compañeros suyos durante su militancia en el PRI.

Sin embargo, en Lerdo, donde todo debería ser paz y armonía por eso de la institucionalidad revolucionaria del tricolor, la guerra entre los priistas María Luisa González Achem, aún en funciones, y Homero Martínez, alcalde electo, está como para rentar balcón. Nuestros subagentes, disfrazados de empleado recién sindicalizado, nos informan que don Homero ha recurrido a la técnica del reclutamiento espía, es decir, ha enviado a varios integrantes de su séquito para decirles a los actuales funcionarios de la administración municipal que quienes saquen al sol las travesuras de doña María Luisa tendrán asegurado un lugar en su Gobierno, por lo que las diferencias entre los priistas están pasando de castaño a oscuras; claro, a ratos se le olvida al futuro edil que gran parte de esas travesuras se cometieron cuando él era tesorero de la administración que ahora tanta indignación le provoca. A ver si no le resulta luego contraproducente, más teniendo un gobernador panista, bueno, al menos en el papel, y un presidente de Morena, cuyo lema es el combate a la corrupción.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...