14 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Finanzas

Auge del cibercomercio: e-comerce vs retail

En 2018, mil 800 millones de personas a nivel internacional compraron productos en línea

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, lunes 01 de julio 2019, actualizada 8:48 am

Enlace copiado

El auge del llamado E-commerce (comercio en línea) en los últimos años está obligando a la industria del retail (comercio que se caracteriza por vender al por menor en locales físicos) a modificar sus estrategias de venta. De lo contrario, podrían correr la misma suerte que algunos emporios estadounidenses, como Sears que se declaró en quiebra, y JCPenney y Victoria's Secret que han tenido que cerrar un gran número de tiendas por bajas ventas en sus tiendas físicas.

Pero la situación del E-commerce en México no es la misma que en Estados Unidos. En este último, las ventas totales del comercio en Internet ascienden a 12 % anual, mientras que en nuestro país apenas alcanza el dos por ciento (pero va en aumento), lo que significó en 2018 ventas de 500 mil millones de pesos. Cifra muy lejana a la registrada en 2010, que fue de 36 mil 500 millones de pesos, por lo que queda claro su incremento reciente.

Lo que ha influido de gran manera en el crecimiento del mercado electrónico es, sin duda, el auge de los smartphones, pues con éstos se puede estar conectados en cualquier lugar y a cualquier hora, lo que hace posible acceder a todo tipo de productos y servicios en línea a través de aplicaciones o sitios específicos que ofertan en cualquier punto del planeta.

Sin embargo, el crecimiento del E-commerce no significa el apocalipsis de las tiendas de retail ni de los centros comerciales pues, si bien el comercio electrónico tiene muchas ventajas (la principal, comprar sin salir de casa), las plazas comerciales también tienen su atractivo para los visitantes.

COMPLEMENTO DE TIENDAS DE RETAIL

Juan Sotres, cofundador de Triciclo, agencia digital enfocada en el comercio electrónico, puntualiza que la bancarrota de Sears, y el cierre de otras tiendas, como ha estado ocurriendo recientemente, no significa el adiós a las tiendas físicas sino que, más bien, el E-commerce es un complemento.

"Lo del apocalipsis del retail, como lo llamaron los estadounidenses, se debe más a una sobreoferta. Habían demasiados metros cuadrados ocupados por centros comerciales. Creo que hubo un boom por construirlos y, con la llegada del online, pues ya no eran necesarios tantos metros cuadrados de centros comerciales por persona, y se dio un ajuste".

Añade que el mercado se seguirá ajustando, pero lo que están haciendo los grandes como Walmart (que no han cerrado establecimientos, por el contrario, están abriendo más), es que están aprovechando la funcionalidad de tener la oportunidad de vender en línea. Tienen tiendas físicas y lo complementan con el E-commerce. Y los que no lo hicieron, se han visto obligados a cerrar tiendas.

Por otra parte comenta que también están aquellos que nacieron en línea, tuvieron gran éxito en esa modalidad y ya abrieron sus tiendas físicas, como Gaia (muebles) y Ben & Frank (anteojos).

"Al final, a la gente le sigue gustando ir a las tiendas, ver los productos de manera física, probarse la ropa, ver cómo le queda tal o cual producto. Lo pueden ver en la tienda física y comprarlo online, o verlo online y, luego, ir a la tienda a adquirirlo. En México las ventas por Internet equivalen al dos por ciento; el 98 % todavía se hace en tiendas físicas", advierte.

Aclara que en México las ventas en línea van a tener un incremento lento debido a que, en este mercado, todavía vamos unos años atrás que la tendencia mundial. Por eso no se han visto los cierres de tiendas como en Estados Unidos. Por el contrario, cada vez hay más centros comerciales nuevos.

"Además, al mexicano le gusta disfrutar la experiencia de compra, comer fuera. Y los centros comerciales están innovando, ofrecen más servicios, ofertas de entretenimiento para que la gente se divierta y disfrute", comenta Sotres.

Como agencia digital enfocada en el comercio electrónico, puntualiza que Triciclo se especializa en todo lo que tiene que ver con tiendas en línea, ventas por Internet, y cuentan con todo tipo de proyectos y de clientes, como el que ya tiene un producto y los busca porque quiere comenzar a venderlo por la web; o el que ya tiene una página y ya vende por Internet, pero quiere potencializar más su oferta.

"Ayudamos a integrar métodos de pago, paquetería, todo eso. Incluso tú solo puedes tener la idea y decirnos 'quiero vender esto por Internet' y nosotros te ayudamos a desarrollarlo y a darle vida. Y si tienes un producto que ya vendes en tiendas tradicionales, en tiendas físicas pero quieres entrar en lo digital, nosotros te hacemos el sitio", expresa Sotres.

EVOLUCIÓN DE LAS VENTAS ONLINE EN MÉXICO

Juan Sotres destaca que "en México crecemos al mismo paso que hace 10 años crecía a nivel global el comercio electrónico. En el último año las ventas (de E-commerce) a nivel mundial fueron de 3.8 trillones de dólares y se espera que para 2021 estas ventas alcancen los cinco trillones", apunta.

En el caso de México, dice, en 2018 llegamos a los 500 mil millones de pesos en ventas de comercio electrónico, solo tomando en cuenta el tema de productos, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), se reporta que el total asciende a 800 mil millones de pesos. Pero estas cifras incluyen plataformas de servicios y entretenimiento como Uber y Netflix; pero, hablando de retail, las ventas fueron de 500 mil millones de pesos.

RENOVARSE O MORIR

Por otra parte, Max Linares, cofundador y presidente de Futurecasting, y Paola Desentis, fundadora de "México Economía Digital", ambos creadores del Foro "México, Economía Digital", que en agosto próximo celebrará su quinta edición en la Ciudad de México, señalan que con el surgimiento de las nuevas tecnologías se deben reorganizar estrategias y métodos de trabajo que permitan identificar y aumentar las oportunidades que antes no se tenían.

En el rubro de los Centros Comerciales, Desentis señala que la transformación de este sector inmobiliario no solo corresponde a elementos arquitectónicos o de diseño, sino también a la manera en que se concibe al cliente, orientados más hacia experiencia y practicidad.

Para Diego García Núñez, Coordinador de Comercialización y Comunicación Digital de la Universidad Iberoamericana, Ciudad de México: "es muy importante que las marcas consideren que se debe combinar el tener una tienda física con la tecnología, y no centrar todo solo en mudarse al E-Commerce. Un ejemplo de esto es implementar una estrategia dentro de las tiendas que involucre los smartphones e Internet de los consumidores, y así poder ofrecerles una experiencia de jugar dentro de la tienda, hacer algunos retos y así mejorar en gran sentido la estrategia de compra en tiendas, además de hacer amena la navegación en la compra", dice García.

BRECHA GENERACIONAL

Respecto a quiénes son los consumidores del mercado electrónico, Juan Sotres también apunta que, para las nuevas generaciones, es muy sencillo y natural adquirir todo en línea. En ellos no existe ese temor de ser estafado o caer en un fraude, porque ellos ya crecieron con esta era digital. Es algo muy natural, contrario a las anteriores generaciones que están acostumbradas al comercio tradicional y les cuesta trabajo hacer su primera compra online, aunque esto también está cambiando.

"Cada vez hay más confianza y esto también ha ayudado para que estas generaciones tradicionales comiencen a comprar en línea y le pierdan el miedo. Después de que hacen su primera compra, les sale bien, les llega el producto y vieron que no hubo fraude. A partir de esto, ya será muy fácil seguir comprando en línea, para ellos".

De acuerdo con las estadísticas de Triciclo: el rango de las compras más fuertes están entre quienes tiene 25 y 34 años de edad. Ellos son un sector que tiene poder adquisitivo, y que tiene esta tendencia digital a la alza.

El grupo que les sigue es de 45 a 54 años, lo que esto demuestra que, estas generaciones ya aprendieron a comprar por Internet.

Al final están aquellas generaciones mayores de 54 años, y aunque sí consumen, las ventas no son tan representativas como en los otros rangos, y el sector de 18 a 24 años, que a pesar de que sí tienen la tendencia digital, todavía no tienen alto poder adquisitivo.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...