23 de julio de 2019 notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Gobernando a tuitazos (II)

ALONSO CEDEÑO
sábado 15 de junio 2019, actualizada 7:28 am


Enlace copiado

Se inicia proceso de negociación. Escuché interés y respeto a la carta del presidente López Obrador. "Avanzamos". Y acompañó al texto con una selfie. Este acto incluso provocó que la gente lanzara el reto #EbrardSelfieChallenge para compartir fotos antes del inicio de negociaciones.

En tiempo real los mexicanos nos fuimos enterando del avance de las negociaciones. Del optimismo y "mal inglés" de la delegación mexicana, de los amagos de Trump y sus socios, del apoyo de un empresario a Obrador también por la vía epistolar y hasta de los cacahuates que se comió el vocero de la cancillería. La política migratoria de México, los acuerdos arancelarios, la movilización ante la amenaza de esta guerra, los acuerdos en lo oscuro que serán revelados en su oportunidad, todo, pasó por Twitter. La crisis de los cacahuates no se ha resuelto, hoy lo sabemos, solo tiene una prórroga de 45 días. Luego, ya veremos.

Un ejemplo increíblemente más radical lo encontramos al sur de nuestra frontera. El novel presidente de El Salvador, Nayib Bukele @nayibbukele, quien por cierto es el mejor evaluado de todos los mandatarios del orbe, libra su propia guerra intestina en Twitter. Las órdenes presidenciales no son escritas, son trinadas. Lo mismo ordena el cese de funcionarios de la pasada administración, que la construcción de puentes. E incluso da la orden de votar por él para convertirlo en el presidente de Twitter y emite el decreto que evita el uso del sustantivo payaso como adjetivo para los políticos corruptos: "Se les ordena a todos ya no decirle payasos a los políticos corruptos.". Y así de inmediato, viene a mi mente cualquier publicación de un decreto, ley u ordenamiento oficial publicado en el Diario Oficial de México, donde después de la presentación del texto se transcribe "ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, a sus habitantes sabed.." texto heredado de un protocolo centenario, desactualizado, propio del juglar o del comisario que le da lectura en la plaza pública, pero apto para el Milenial que consume su información en 140 caracteres o en una historia de Instagram cuya vida será de 24 horas.

Este estilo hizo al hombre que hoy gobierna a El Salvador. Un político calificado como millennial que tiene a todos en su país con las notificaciones activadas, para saber si el siguiente tuit los beneficia o los perjudica. Esta es la nueva economía que da sustento a la filosofía, la política y las unidades de administración de la producción. Ha instaurado su reino en los medios sociales digitales. El lenguaje, la velocidad y las formas han sido irreversiblemente modificadas y por ende está produciendo nuevos sujetos. Quien tenga la capacidad de conocer la nueva gramática y sintaxis, se asegurará un lugar en la Historia, para el resto, queda la ignominia de la sociedad digital.

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...