21 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Columnas Deportes

Screwball

PRIMERA MITAD

AARÓN ARGUIJO GAMIOCHIPI
domingo 09 de junio 2019, actualizada 12:19 pm


Enlace copiado

Al retomar la Liga Mexicana de Beisbol el sistema de competencia en el que la temporada se divide en dos vueltas, repartiendo puntos en cada una de ellas, tenemos que adaptarnos a esa modalidad y hacer las cuentas correspondientes para dictaminar cuáles son las reales posibilidades de los Algodoneros del Unión Laguna, por pelear por algún lugar en la postemporada.

A partir de hoy, quedan solamente 4 juegos para que finalice esa primera vuelta y la disputa en la parte alta del standing está al rojo vivo, pero en el fondo también está interesante la cosa.

Son los Algodoneros los protagonistas de esa pelea por salir del fondo del standing, teniendo como objetivo el dar alcance a los Generales de Durango que están batallando demasiado e incluso pensando en alcanzar a los Saraperos de Saltillo, que si bien están un poco más lejos, van montados en un tobogán y precisamente estarán de visita en el estadio de la Revolución durante el martes, con doble juego, además del miércoles. Ese debe ser el momento adecuado para los Guindas, si es que quieren terminar la primera vuelta en el sexto lugar, que de alguna manera, les otorgaría un poco más de opciones para aspirar al playoff, siempre y cuando se realice una buena tremenda segunda vuelta.

Ese panorama me recuerda al que afrontaron los laguneros durante la temporada 2009, una de las más recordadas por los aficionados, ya que el equipo, en ese entonces llamado “Vaqueros Laguna”, logró llegar hasta la serie final de la Zona Norte, superando antes en el primer playoff a los Diablos Rojos del México, sin duda, memoria que atesoran los fanáticos de La Laguna. Durante esa temporada, el equipo entonces dirigido por Derek Bryant, no estuvo ni cerca de ser dominante durante la primera vuelta, pero en la segunda tuvo un sensacional cierre que los llevó a colarse a la postemporada en el último día del calendario, para luego empezar esa aventura por los playoffs, que terminó con una barrida a manos de los Saraperos, a la postre, campeones.

Para los Algodoneros de una década más tarde, el desafío es terminar la primera vuelta fuera del sótano del standing, además de lo más complicado, tener una segunda mitad de la temporada, que roce la excelencia, eso se deberá hacer día a día. La pregunta de los aficionados es si existe el material suficiente para aspirar a algo así, la respuesta es que bien pudiera pasar, aquel no era un equipo de nómina elevada, de un jonronero temible, este tampoco lo es; pero aquel sí era un equipo de dos excelentes abridores y de muchos hits por juego, el de hoy también lo es.

No lo voy a decir mentiras, asegurando que los Algodoneros de 2019 van a emular a esos Vaqueros del 2009, esa respuesta solamente la tendrán el tiempo, los bateadores, los lanzadores y el mánager.

Lo que sí podemos ver con certeza, es a un equipo que pelea hasta el último out, que no se intimida ante las nóminas mucho más elevadas que la manejada por los Guindas, una escuadra que ya no va a exportar el talento a Yucatán ni a ningún otro lado y eso debe llenar de ilusión a la noble afición lagunera.

Quizá diga usted, conmucha razón, que el UL de hoy es lo mismo que el año pasado, último lugar de la Zona Norte, pero debe tener certeza en que hoy la situación es totalmente diferente, con una directiva que no le va a faltar al respeto a la afición. Feliz domingo y recuerden disfrutar la vida, hasta que caiga el out 27.

[email protected]
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...