22 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Gómez Palacio y Lerdo

Jornada Electoral

ENFOQUE

Raúl Muñoz de León
domingo 02 de junio 2019, actualizada 9:15 am


Enlace copiado

Este domingo 2 de junio, los ciudadanos duranguenses podrán acudir a las urnas para elegir a las presidentas o los presidentes municipales y la planilla compuesta por los respectivos integrantes del Ayuntamiento, en los 39 municipios de la entidad para el período 2019-2022.

En el caso de Gómez Palacio, siete son los candidatos postulados por igual número de partidos: Ignacio Iván Ceniceros Armendáriz, por el Partido Duranguense (PD); Joaquín Aguilar Villa, del Partido del Trabajo (PT); Hiram Brahim López Mansur, por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM); Ángel Guillermo Orona Gallardo, del Partido Movimiento Ciudadano (PMC); Claudia Galán Encerrado, por el Partido Acción Nacional (PAN); Alma Marina Vitela Rodríguez, del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA); y Anavel Fernández Martínez, por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En el ánimo de los estudiosos y analistas de estas cuestiones, prevalece la percepción de haber sido un proceso electoral intenso, dinámico, pues los candidatos de los diferentes partidos políticos que participan en la contienda, tuvieron oportunidad de exponer ante los potenciales electores su propuesta de campaña, así como las estrategias idóneas para dar solución a los problemas del municipio despertando el interés ciudadano para motivar el voto popular, por lo que se anticipa que habrá afluencia en las urnas el día de la Jornada.

Es adecuada esta consideración; hay que decir que las campañas político-electorales de los aspirantes, ofrecieron propuestas viables y alternativas concretas y posibles para solucionar la problemática municipal, cuya cuestión más importante, por compleja y difícil, sigue siendo la falta de recursos económicos para atender oportuna y eficazmente la cada vez creciente demanda popular.

Contribuyó significativamente a este panorámico escenario, el aceptable perfil de quienes buscan y quieren la Alcaldía que, en el caso de Gómez Palacio, históricamente ha estado en manos de gobiernos emanados del PRI y que, según análisis y opinión de muchos, se mantendrá esta tendencia en las presentes elecciones.

Es de sobresaltar que de los siete candidatos que juegan por la presidencia, tres son damas, las que abanderan a las tres fuerzas políticas principales que hay en el municipio, con lo cual se demuestra que en Gómez Palacio la participación política de las mujeres es cierta y efectiva, ganando cada vez más espacios en las actividades públicas de naturaleza social y política.

Se desprende también como dato relevante que los abanderados del Verde Ecologista y del Movimiento Ciudadano son los más jóvenes, con 32 años de edad, el primero Licenciado en Derecho y el segundo Licenciado en Ciencias Políticas; mientras que las de mayor edad son Claudia del PAN y Marina de Morena, con 53 años; una Contador Público y la otra, Profesional de Enfermería; Anavel, del PRI, Licenciada en Derecho y Aguilar Villa, del PT, Ingeniero Industrial, ambos con 47 años de edad; e Iván Ceniceros, del PD, con 42 años y Licenciado en Administración. Datos publicados por El Siglo, en su edición del lunes 26 de mayo.

En la historia política de Gómez Palacio, dos mujeres han ocupado la titularidad de la presidencia municipal; Leticia Herrera, en dos ocasiones: 2001-2004, y 2016-2019, período éste último, que actualmente está ejerciendo y el cual termina el próximo 31 de agosto; y Rocío Rebollo 2010-2013; representantes ambas de las dos familias que han dominado la escena política en el municipio en los últimos 54 años, desde 1965.

Sus padres fueron presidentes municipales, ambos en dos ocasiones: José Rebollo Acosta 1965-1968 y 1989-1992; Carlos Herrera Araluce 1974-1977 y 1998-2001. Dos buenos alcaldes que ha tenido Gómez Palacio. Dato curioso: entre el primer período y el segundo, tanto de don José, como de don Carlos, hay un espacio de 24 años.

Es bien sabido públicamente que entre ellas no hay empatía, al contrario mantienen una rivalidad que también es conocida; sin embargo, al registrar Anavel su candidatura ante los órganos electorales, fue acompañada por un buen número de personas, destacando en tal acto la presencia de Rocío y Leticia, lo cual puede considerarse como un signo de unidad partidista, lo que resulta favorable para las aspiraciones de la candidata del PRI.

Si bien, en la presente contienda electoral participan tres mujeres que abanderan a los tres partidos principales, lo que se percibe en la calle, en restaurantes, en bares y en cafés, por comentarios de la gente, espontáneos o calculados, es que la auténtica competencia por alcanzar la Alcaldía, se da entre Marina y Anavel, entre el PRI y Morena. Claudia es un prospecto a futuro.

Marina Vitela, enfermera de profesión, exdirigente sindical de los trabajadores del ISSSTE; como priísta, alcanzó varias posiciones políticas; fue regidora en el Ayuntamiento, diputada local y federal. Abandonó al partido que le dio oportunidades y la formó, cuando no encontró el respaldo partidista para lograr objetivos más elevados, adhiriéndose entonces a las filas de Morena, ganando la confianza de López Obrador, quien la impulsó a una diputación federal y alentó sus aspiraciones de ser candidata de dicha organización política a la alcaldía de Gómez Palacio.

La señora Vitela piensa, quizás, que puede ganar la elección aprovechando el "fenómeno AMLO", que se produjo en julio de 2018. Sin embargo, las circunstancias han variado, pues ahora va sola en esta lucha política y el nivel de aceptación y popularidad del presidente de la república no es el mismo que al inicio de su sexenio.

Anavel Fernández, Licenciada en Derecho, ex funcionaria de la Secretaría de Gobernación. Ha logrado destacar en la política local y estatal. Regidora en el Ayuntamiento, diputada local. Dirigente del PRI municipal y presidenta del Comité Directivo Estatal de dicho partido en Durango.

Desarrolló una campaña de penetración, acercándose a la gente, hablando en corto con sus electores tanto del medio urbano como del rural para conocer sus problemas y necesidades. Logró conjuntar y coordinar a las organizaciones sectoriales de su partido, que se hallaban dispersos y hasta confrontados.

Mujer que habla fuerte y claro. De carácter recio pero afable; que gana simpatías de quien la conoce. Fiel a su Partido, enarbola su bandera y su ideología. Reconoce que el PRI ha cometido serios errores que le han costado derrotas, de lo cual pueden derivarse experiencias y corregir el camino. Es priísta; no se esconde, lo acepta y lo declara, pero como dice el adagio popular: "Aunque seamos del mismo barro, no es lo mismo olla que jarro".

El ciudadano debe reflexionar sobre el panorama político-electoral, analizando con seriedad la personalidad y trayectoria de los candidatos, para que ejerza responsablemente su derecho a decidir el futuro político de su municipio.

[email protected]

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...