22 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Lozoya: ¿'Quinazo'?

Sin lugar a dudas

PATRICIO DE LA FUENTE
viernes 31 de mayo 2019, actualizada 7:33 am


Enlace copiado

"Las leyes injustas son la telaraña a través de la cual pasan las moscas grandes y las más pequeñas quedan atrapadas".— Honoré de Balzac

En respuesta a los excesos de la "Docena Trágica" -así bautizó Manú Dornbierer al período comprendido entre 1970 y 1982- , Miguel de la Madrid prometió una campaña de renovación moral que quedó trunca e inconclusa, como ocurre con tantas cosas en el país.

Durante el sexenio de Don Miguel, los únicos perseguidos fueron Jorge Díaz Serrano -ex director de Pemex y un profundo conocedor del sector energético- detenido injustamente, y Arturo "El Negro" Durazo, hampón en toda la extensión de la palabra que sí se lo tenía muy bien merecido. Sin embargo, al término de la administración de Don Miguel la corrupción seguía ahí.

Carlos Salinas de Gortari intentó legitimarse y dejar atrás una elección cuestionada. Habría de lograrlo en gran medida gracias a la aprehensión del poderosísimo e intocable líder petrolero Joaquín Hernández Galicia "La Quina", a quien se acusó de acopio de armas, terrorismo y delincuencia organizada.

De ahí, precisamente, surge el término "Quinazo", que recoge la creencia popular de que todas las administraciones inician con algún ajuste de cuentas en aras de legitimarse. También buscan, entre otras cosas, vender la idea de que la corrupción será perseguida y nunca más tolerada. Por desgracia, "del plato a la boca se cae la sopa".

Raúl Salinas no es precisamente una alma de la caridad, pero la administración de Ernesto Zedillo fue al extremo de fincarle responsabilidades en el asesinato de su ex cuñado, Francisco Ruiz Massieu, además de procesos por enriquecimiento ilícito. Tras diez años en prisión, las acusaciones en contra de Raúl jamás fueron probadas, además recuperó todo el dinero que tenía en una cuenta de Suiza. La única responsabilidad que sería demostrada fue haber utilizado un pasaporte falso para ocultar operaciones bancarias de dudosa ortodoxia.

Con Elba Esther Gordillo, Peña Nieto no pudo negociar, jamás se entendieron. Además, el Presidente nunca le perdonó su activismo político y que haya formado un partido, Nueva Alianza. La maestra no avaló el proyecto de reforma educativa del gobierno entrante y llegó al extremo de operar abiertamente en contra del nuevo mandatario desde el ámbito magisterial. Como muchos, Peña sabía del presunto enriquecimiento inexplicable de Gordillo y aprovechó para propinarle un golpe en donde más le dolía: el dinero.

Elba Esther terminó en prisión, posteriormente en un hospital pues según su defensa, "se encontraba muy enferma". Seis años después, la maestra está de regreso y ocupa un asiento privilegiado en la primera fila de la arena política. En tanto, se dice que los millones de votos representados por el CNTE habrían ido a parar a la campaña de López Obrador y por ello el pacto entre ambos.

Nuestro actual presidente, en quien reconozco a un hombre pulcro y ajeno a la corrupción, ha dicho que no tolerará actos de esa índole. El nuevo Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, pega un duro golpe a Peño Nieto girando una orden de aprehensión en contra de Emilio Lozoya, ex director de Pemex, y uno de los hombres más cercanos al ex presidente.

Se ha hecho lo propio con Alonso Ancira, director de Altos Hornos de México, quien al momento de escribir estas líneas se encuentra en manos de la justicia española. Por respeto a la presunción de inocencia y el debido proceso, no habremos de especular sobre la culpabilidad o no de los detenidos. Sin embargo, en el caso particular de Lozoya, creo que todos coincidimos en que queda a deber muchas, muchísimas explicaciones a la justicia mexicana.

Nuestro deseo es que el nuevo fiscal integre un expediente a prueba de balas y se proceda conforme a derecho y bajo estricta independencia al Poder Ejecutivo. De resultar culpable, Emilio Lozoya deberá pagar y responder por sus actos. Lo que no queremos repetir, precisamente, es otro "Quinazo" que además levanta ya algunas sospechas por haber ocurrido a cinco días del proceso electoral del próximo domingo.

Ojalá y el nuevo Gobierno de la República ahora sí vaya en contra de la corrupción pues entonces contará con nuestro más amplio respaldo.

Es cuestión de quererle rascar.

Twitter @patoloquasto
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...