18 de julio de 2019 notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Recuperemos nuestro futuro

Yo río libre

JULIO CÉSAR RAMÍREZ
sábado 25 de mayo 2019, actualizada 9:24 am


Enlace copiado

Ayer 24 de mayo fue la segunda marcha mundial contra la crisis climática, en apoyo a Fridays for Future, movimiento iniciado en Suecia por Greta Thunberg.

En su mayoría niñas y niños de 37 ciudades del país, hicieron eco al mensaje dirigido a los líderes del mundo.

-Ustedes dicen amar a sus hijos por encima de todo, sin embargo les están robando su futuro frente a sus ojos. Hasta que se enfoquen en lo que tiene que hacerse y no en lo que es políticamente posible, ¡no hay esperanza!

"No hemos venido aquí a rogarle a los líderes mundiales que les importe. Ustedes nos han ignorado en el pasado y sabemos que nos volverán a ignorar. Se les acabaron las excusas y se nos está acabando el tiempo.

"Hemos venido aquí a decirles que viene un cambio les guste o no. El verdadero poder pertenece a la gente."

Ahora no se puede ocultar. Nuestro planeta tiene un grave problema: el riesgo de su destrucción debido al calentamiento global que ha venido incrementándose.

El dióxido de carbono (CO2) presente en la atmósfera de la Tierra llega a niveles sin precedente.

Tenemos temperaturas que rebasan los 40°, sequías prolongadas, incendios forestales.

En su informe de octubre de 2018, el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC), afirmó que las emisiones de CO2, primer gas de invernadero liberado por la quema de combustibles fósiles, deben reducirse en 45 % para 2030 para que sea posible evitar los efectos más catastróficos del cambio climático.

La economía deteriora la naturaleza. En los últimos 100 años, más del 90 % de las variedades de cultivos han desaparecido de los campos de los agricultores. La mitad de las razas de muchos animales domésticos ya no existen, y las 17 principales zonas de pesca del mundo están siendo explotadas hasta sus límites sostenibles.

Además, alrededor de un millón de especies de animales y plantas están en peligro de extinción y muchas podrían desaparecer en tan solo décadas.

Así, la Tierra entró en la sexta extinción masiva de especies, advierten científicos de la ONU a través del informe de la Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política Sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (IPBES), dado a conocer el 6 de mayo.

Es inaplazable combatir la crisis climática y la extinción masiva.

El cambio climático es el síntoma pero la enfermedad es el capitalismo, reflexiona el filósofo y ecologista Jorge Riechmann. Nuestro principal problema ambiental, dice, es la extralimitación ecológica, el choque de las sociedades industriales contra los límites biofísicos de la Tierra.

Lo que empuja al mundo a seguir enalteciendo el crecimiento económico pese a saber que conduce a la destrucción "es el capitalismo, cuya dinámica es autoexpansiva y deniega cualquier salida alternativa. Para hacer frente al cambio climático deberíamos cuestionarnos antes los resortes básicos del capitalismo, algo que parece prohibido".

Recuerda que James Hansen, a quien podríamos considerar el climatólogo jefe del planeta, calificó de farsa la cumbre celebrada en París. Se intenta poner un límite a las emisiones a la atmósfera de gases de efecto invernadero pero los límites son absolutamente incompatibles con el sistema productivista actual.

Irlanda declaró el 9 de mayo emergencia climática y de biodiversidad. Este mes, el Parlamento del Reino Unido declaró emergencia nacional por el clima.

En México, exigen al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, entre otros puntos, detener la construcción de infraestructura de combustibles fósiles, prohibir la técnica de extracción de fractura hidráulica o fracking, acelerar la transición a energía renovable, incluir la temática de cambio climático en la curricula nacional de todos los niveles educativos.

Plantean urgente abandonar los combustibles fósiles, dejar de favorecer a los negocios que apuestan por las energías sucias y acelerar la transición hacia un sistema basado en renovables que esté en manos de la ciudadanía.

Desde Suecia la joven Greta Thunberg, iniciadora de este movimiento contra el calentamiento global, llama a las personas adultas a sumarse a la huelga general el 20 de septiembre.

-Hoy los niños y adolescentes estamos luchando por nosotros mismos, pero tantos de nuestros padres están ocupados discutiendo si tenemos buenas notas, una nueva dieta o la final del Juego de Tronos, mientras el planeta se quema.

-Exijamos a los adultos que dejen de ser inmaduros y actúen para salvar el planeta. Recuperemos nuestro futuro.

@kardenche

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...