16 de junio de 2019 notifications
menu
EDITORIAL

Verdades y Rumores

EL AGENTE 007
miércoles 22 de mayo 2019, actualizada 7:17 am

Enlace copiado

Al parecer, luego de los desaciertos y dolores de cabeza que le han hecho pasar al alcalde de Torreón, Jorge Zermeño, algunos de sus colaboradores de su tercer periodo de gobierno municipal ya suenan los tambores del cambio. Cuentan nuestros subagentes, disfrazados de hojas contables, que desde hace varios días están encerrados el extesorero Jaime Hernán Sirgo, su sucesora Mayela Ramírez Sordo y la aguerrida lideresa Natalia Virgil, quienes además de recibir las finanzas que deja don Jaime, están viendo el modo de sacar de la jugada al vicealcalde Antonio Loera, titular de servicios administrativos. La gestión de don Antonio ha sido por de más cuestionable desde al año pasado, incluso en lo que va de este 2019 en el tema de licitaciones todas o casi todas han sido por asignación directa o restringida, como la adquisición de pinturas, concesiones de autos o compra de despensas, además de que sus pleitos con la mayoría de los directores son de dominio público, como con el contralor municipal Juan Carlos Álvarez, a quien le ha puesto una que otra zancadilla, dicen, que cuando el funcionario supo del complot para mandarlo a la oficina de asuntos sin importancia, ni tardo ni perezoso puso sus condiciones, que sería estar en el Simas Torreón, donde no perdería de todo su influencia...

Pero ese no sería el único cambio. Cuentan que otro movimiento sería el de doña Natalia, la férrea señora de los números, quien pretende tomar las riendas de la Contraloría, pero más que nada para apoyar a la exsíndica Mayela, quien, dicen, no le sabe mucho a eso de las sumas y las restas, y para evitar que el barco se siga hundiendo, doña Natalia se ofreció para ser la mano que mece la cuna en las finanzas municipales.

Otro cambio que también es inminente es el del todavía regidor de Lerdo, Héctor Rivera López, a quien nombrarían como director de Vialidad y Movilidad Urbana de Torreón, puesto que dejó Sandra Mijares para ocupar la silla que dejó doña Mayela como síndica de mayoría. Pero los méritos de don Héctor no crea, estimado lector, que son sus atinadas gestiones por la comunidad de Ciudad Jardín, sino porque varios amigos cercanos lo ayudarían a saltar el lecho del Río Nazas y venir a cobrar en la nómina de este lado; uno de ellos es el multiasesor panista Juan de Dios Castro Lozano, y el otro el minialcalde Poncho Zermeño, quien llevó su currículum directamente al séptimo piso de la presidencia.

***

La que parece haber quedado muy apantallada durante su reciente visita a la capital del adobe fue la jefaza Olga Sánchez Cordero, titular de la Secretaría de Gobernación en tiempos de la Cuarta Transformación. No se sabe si fueron las múltiples invitaciones a conocer los proyectos de varios empresarios de la provincia que gustosos compartieron con la exministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación el empuje de la gente del norte, o tanto pan de pulque que parece haber conquistado no solo el paladar de la secretaria, sino también su corazoncito, a tal punto que ya son varios los foros públicos en los que ha reconocido a Coahuila como un estado progresista y donde se están haciendo las cosas bien. Primero fue en el programa de opinión que estrenaron en el canal 22 John Akerman y Sabina Berman, donde doña Olga asistió como madrina de estreno y dijo que Coahuila era un estado vanguardista, por ejemplo, en la aprobación del matrimonio igualitario; y luego fue en uno de los foros de seguridad de la capirucha del smog donde se refirió de nueva cuenta a Coahuila como un estado donde el modelo de coordinación de instituciones policiales de los tres niveles de gobierno ha logrado no solo operar bajo un mando único, sino que mejoraron las cifras sobre seguridad en toda la entidad, luego de años oscuros y de mucha violencia. Durante su visita la semana pasada, además de reconocer al estado como pionero y ejemplo nacional por el Plan Estatal de Derechos Humanos, se le vio muy amable y atenta con el gobernador Miguel Ángel Riquelme, incluso algunos de su equipo le recordaron que don Miguel era del PRI y no de Morena, cosa que la secretaria pasó por alto y reconoció el trabajo y esfuerzo de la actual administración estatal y la buena relación que tenían con la federación, lo que de inmediato llevó a los mal pensados a decir que algo necesitaba el Gobierno de López Obrador en Coahuila, o que el ‘góber’ Riquelme la había sacado del estadio con la buena cercanía que logró con la titular de gobernación.

Sin embargo, luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador anunciará en uno de sus monólogos mañaneros que financiaría una megaobra por estado, varios secretarios coahuilenses se reunieron para solicitar que se le aten las manos al flamante titular de Infraestructura, Desarrollo Urbano y Movilidad del Estado, Gerardo Berlanga, a quien le brillaron los ojitos imaginándose con otro gran presupuesto a su disposición para empezar otra de sus inconclusas obras, al punto de que nuestros subagentes comentan que sin don Gerardo no se aparta, a la próxima traerán a los funcionarios federales a La Laguna para que se paseen por el Metrobús Laguna, que no más no tiene para cuándo.

***

Y quien hizo tremendo berrinche fue nada más y nada menos que el mandamás por parte del Gobierno Federal en Coahuila, Reyes Flores Hurtado, pues nuestros subagentes disfrazados de medicamentos huachicoleados del Instituto Mexicano del Seguro Social nos reportan que el súper delegado hizo bilis cuando se enteró que el delegado del IMSS en el estado acomodó por sus pistolas en los principales cuadros del instituto de seguridad social a personajes del grupo de los Marrufo, oriundos de Francisco I. Madero, quienes de acuerdo con información de los subagentes, están pensando seriamente en dejar el negocio de supermercados para abrir una cadena de farmacias, por lo que ni tardo ni perezoso el súper delegado Morenista puso los puntos sobre las íes de manera fulminante para cerrar las puertas a ese nutrido grupo conocido por sus lazos estrechos con el ex gober bailarín Humberto Moreira, dejándole en claro al funcionario del IMSS que esos puestos serán ocupados por gente allegada a él únicamente, sin embargo según los subagentes, lo que no mencionó es que sus “allegados” son miembros activos del PAN en Coahuila a quien debe favores añejos, y con quienes se sigue apoyando en diversos temas, dejando a un lado a los perfiles Morenistas.

***

En Lerdo los candidatos a la Presidencia Municipal de la todavía llamada Ciudad Jardín (y es que por más que plantan árboles en las mismas vialidades, como en el bulevar Guadalupe Victoria, se siguen secando por falta de riego de la flamante Dirección de Servicios Públicos) andan pero si rasgándose las vestiduras por convertir al municipio en toda una metrópoli con servicios públicos de primer nivel y por supuesto mejorar el abastecimiento de agua, que es una de las principales quejas de los ciudadanos, lo cual los suspirantes han llamado un asunto de voluntad política... Como la que tienen por ocupar la silla de doña María Luisa González Achem, por supuesto. Y como prometer no empobrece, pues uno de los que incluso ya hablan de modernización y de construir granjas fotovoltaicas para el suministro de energía y el funcionamiento de las bombas que surten de agua a todo el municipio es nada menos que don Raúl Villegas Morales, candidato del Partido Acción Nacional (PAN) a la Presidencia lerdense, quien ha dicho fuerte y claro que el servicio que se brinda a los ciudadanos es deficiente, que hay un desorden en el Sapal, que lo primero que hará cuando gane será hacer una auditoría en esa ratonera, y que hay que promover el pago oportuno y dar un buen servicio, y tantas y tantas cosas más que hasta el director del Sapal, Gustavo Samaniego, le mandó decir que a él, no le gustaría, le encantaría que también hicieran una auditoría en la Dirección Regional de Transporte que fue ocupada por Villegas y que por supuesto depende del Gobierno del Estado, y de donde salió, dicen, por una serie de irregularidades. Total que algunos subagentes, disfrazados de fontaneros, se extrañan de que Villegas ande queriendo promover una cultura de corresponsabilidad en cuanto al tema del agua en Lerdo, considerando que, dicen, suele tener un considerable adeudo por consumo de agua de una quinta que es de su propiedad, adeudo que era nada mas de 17 mil pesillos hasta septiembre del año pasado cuando, también hay que decir, aprovechó el premio... perdón, el descuento, a morosos donde el Sapal condonó el 80 por ciento a quienes tuvieran adeudos mayores de dos meses. No obstante, dicen los chismosillos subagentes que ya debe otros 9 meses. Por cierto, llama la atención que tratándose de una quinta con alberca, la de Villegas en la colonia San Isidro, únicamente pague 270 pesos al mes y, por supuesto, todavía siga contando con cuates al interior del propio Sapal que se ocupan de omitir en el recibo los metros cúbicos de consumo. Así las cosas con el candidato del PAN que, como se sabe, va en alianza de facto con el PRD, que es algo como decir que su corazón azul está con el sol azteca, pero sin ningún compromiso, al menos legal.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...