18 de julio de 2019 notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Fin a la corrupción en la Conagua-Laguna

Yo río libre

JULIO CÉSAR RAMÍREZ
sábado 11 de mayo 2019, actualizada 7:42 am


Enlace copiado

La petición dirigida a la directora general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Blanca Jiménez Cisneros, dice: "En lugares como Torreón, funcionarios de la vieja guardia de la Conagua se siguen coludiendo con los 'huachicoleros del agua' que controlan los Distritos de Riego. Los campesinos de la Comarca Lagunera han tomado las oficinas de la Conagua para exigir: ¡Que se limpie la casa!".

La carta-petición, patrocinada por la Coordinadora Nacional Agua para Todos en la plataforma digital The Action Network, informa a la directora Jiménez Cisneros: "Considerando su compromiso con la erradicación de la corrupción en la Conagua, le escribimos para informarle que en la Comarca Lagunera persiste un manejo irregular del agua y de recursos en los Módulos de Riego por parte de los funcionarios de la Conagua en asociación con grupos caciquiles corruptos".

Agregan en el hilo de la misiva, textual: "Los integrantes de los 16 módulos que nos encontramos en plantón frente a las oficinas de la Conagua de Torreón desde el 29 de abril exigimos:

"Uno, la destitución del ingeniero Oscar Gutiérrez Santana, gerente regional de Cuencas Centrales del Norte y 5 funcionarios más, por artífices de la corrupción e ineficiencia imperante en el organismo.

Dos, auditoría a la Conagua y a los módulos de riego, así como una investigación al inexplicable enriquecimiento de los funcionarios involucrados.

Tres, democratización de los módulos de riego. Cuatro, respeto por la dotación original del agua de ciclo normal.

Cinco, desalojo de los asentamientos irregulares de la ribera del río Nazas. Seis, instalación de medidores telemétricos en los pozos para garantizar la extracción autorizada.

Siete, contratos de agua legales. Y ocho, fin a la sobreexplotación de los acuíferos y a la contaminación ambiental".

Antes de la casilla de rúbrica digital, los peticionarios subrayan: "Confiamos en que podamos colaborar para lograr estos fines, vitales para la suficiencia alimentaria del país".

Históricamente, en la zona baja del Distrito de Riego 017 el recurso agua les ha proporcionado poder económico, político y social a los líderes que representan los módulos de riego -no a la asociación de usuarios- y a la burocracia hidráulica.

Los módulos de riego iniciaron en el Distrito de Riego 017 el 19 de noviembre de 1990 en asociaciones civiles. El primero fue el de Tlahualilo, igual que cuando comenzó el Programa de Compactación de Áreas en el año 1963.

Existen diecisiete módulos de riego en la zona del río Nazas y tres en la del Aguanaval. Son en la primera, los de Rodeo, Nazas, San Jacinto, El Vergel, Brittingham, Tlahualilo, San Miguel, El Consuelo, Buen Abrigo, Masitas, Jiménez, Porvenir, La Marinera, Santa Teresa, La Rosita, El Áncora y J. Zamarripa Cobos.

En la del Aguanaval, el de San Juan de Guadalupe, Jimulco y Cuadro Bajo de Matamoros y Viesca.

¿Qué puede pasarle a una sociedad que no investiga ni conoce la sobreexplotación de su agua, su gestión y los negocios que se hacen con ella? Hay impunidad en la sociedad. Los traficantes del líquido, los sobreexplotadores y los funcionarios coludidos nunca son castigados.

Pertinente es reiterar la pregunta: ¿Hacia dónde va la Conagua?

Útil es recordar que el 16 de enero pasado, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador asumió el compromiso de refundar la Conagua, evitando -dijo- corrupción, opacidad y contratos leoninos.

Aquel día, la secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales, Semarnat, cabeza de sector, Josefa González Blanco Ortiz Mena, hizo "un llamado a un manejo integral del agua, sin corrupción y con justicia para todos", porque -enfatizó- "es parte de la Cuarta Transformación".

Es decir, que en treinta años el viejo régimen convirtió a la Conagua en sinónimo de las malas prácticas que ahora resulta necesario erradicar.

Acuíferos sobreexplotados, sobreconcesión, acaparamiento y apropiación del sistema de presas por privados, pozos clandestinos, contaminación, gestión ineficiente de módulos de riego, privatización del agua, es resultado de corrupción e impunidad estructural, pero también -y sobre todo- de un modelo económico que genera desigualdad, abuso e injusticia.

Aquel 16 de enero, al cumplirse 30 años de la creación de la Conagua, la directora general, Blanca Jiménez Cisneros, afirmó que asume el compromiso de refundarla como institución técnica transparente, eficiente y al servicio de la nación.

En La Laguna sigue pendiente.

@kardenche

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...