19 de mayo de 2019 notifications
menu
Columnas Social

ensayo sobre la cultura

LAS TRANSFORMACIONES
lunes 08 de abril 2019, actualizada 4:34 am


Las transformacionesLas transformaciones

No sé cuánto se lea de historia en México; se ha de hacer, puesto que la publicación de libros sobre este tema han sido muchos. A mí, personalmente, me gusta mucho el tema y no dejo de pasar la ocasión de obtener lo que van ofreciendo las librerías.

López Obrador habla de la cuarta trasformación. Me imagino que sólo toma en cuenta al México independiente y que no cuentan las anteriores, dos, por lo menos: la primera es cuando los aztecas se erigen en imperio, aclaro que antes de este ya habían existido otros tres grandes, los olmecas, toltecas y teotihuacanos, que también podrían tomarse como transformaciones, sobre todo la tolteca y la teotihuacana, donde se instituye al dios Quetzalcóatl, que nunca nos han enseñado lo suficiente sobre el significado de este Dios.

La otra transformación es precisamente La Conquista, donde está la semilla de nuestra actual nacionalidad, la mezcla de la sangre con la que nos definimos.

Pues la primera transformación tomada en cuenta es la Independencia, el conflicto es que quienes la comenzaron fracasaron en su intento y quienes la aprovecharon fueron aquellos que la combatieron: Iturbide.

Hidalgo, Allende, Morelos y Guerrero, murieron fusilados. También, lo fue Iturbide, quien creo el primer imperio y que no queremos aceptar que fue quien consumó la independencia. En ese tiempo, estuvimos a merced de Pointisec, el embajador americano, y no nos pusimos de acuerdo en el tipo de gobierno que deberíamos de tener: centralista o federal. A cada rato, hubo asonadas que trajeron consigo la inestabilidad del país hasta que Santana vino a hacer su circo y se perdió la mitad del territorio. Las logias masónicas manejaron la política nacional con tan nefastos resultados que no se veía por ningún lado ni la justicia social o la felicidad.

La segunda transformación fue La Reforma. El intento de hacer una república liberal. Quitar de las manos muertas los bienes nacionales para repartirlos entre los ciudadanos que fue una repartición mal hecha porque provocó la acumulación de grandes territorios por terratenientes, sin que se resolviera en muchas partes la esclavitud del indígena o el trabajador del campo, ejemplo: Yucatán o Pinacoteca Nacional. Se obtuvo una constitución de avanzada, sin duda alguna, aunque Juárez se reeligió unas siete veces, supo morirse a tiempo para no dejar su posición de héroe, cosa que no supo hacer don Porfirio Díaz, morirse a tiempo.

Los hombres de La Reforma si pudieron enfrentar a la Intervención Francesa, encabezados por Juárez, para derrotarla. Maximiliano y su segundo imperio acabaron en el Cerro de las Campanas, fusilados.

Curiosidad; Juan Nepomuceno Almonte, hijo de Morelos, fue uno de los personajes conservadores que fue a invitar a Maximiliano para que nos gobernara.

Esta segunda transformación derivó en el Porfiriato, que tuvo su intento de modernizar al país, pero que se convirtió en una dictadura acostumbrada a las alabanzas que logró una macroeconomía fuerte y una microeconomía paupérrima. Olvidado el nacionalismo y la intervención, nos afrancesamos, pusimos nuestros huevos en la canasta del positivismo y en la política de mátalos en caliente.

La tercera transformación fue la Revolución. A veces, nos quedamos con las palabras sin pensar mucho en ellas. La nuestra fue una revolución democrática que nada tiene que ver con las socialistas que desde el siglo XIX tuvieron sus intentos en Alemania y otros países del mundo, basadas en el Marxismo. A don Porfirio, pronto se le derrotó, en menos de un año, pero la revolución siguió costando vidas, primero para vencer a Huerta y posteriormente para destruirse entre los mismos revolucionarios. Carranza se enfrentó a Villa y a Zapata. No los invitó a discutir la nueva constitución. Zapata murió producto de una traición; posteriormente, se enemistaron Carranza y quien había sido la cabeza de su ejército, Álvaro Obregón, quien ya había vencido a Villa en Celaya. Don Venustiano fue asesinado, y a partir de Obregón, comienza el México moderno. No olvidemos que Obregón intenta reelegirse con lo que el ideal de Madero queda hecho trizas. ¿Dónde quedó la revolución? Se elimina a Villa por andar de bocón y después del Maximato de Calles, la conclusión lógica de la revolución hubiera sido Cárdenas y su socialismo, pero los mexicanos nos opusimos a ello y nos fuimos por el capitalismo liberal, cuyo administrador era al estado y su posterior corrupción.

¿Cómo será la cuarta transformación?

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...
Cargando más noticias...