27 de junio de 2019 notifications
menu desktop_windows
Columnas Deportes

Al Larguero

REALIDADES

ALEJANDRO TOVAR
martes 02 de abril 2019, actualizada 8:50 am


Enlace copiado

Está bien claro que los pecados escriben la historia, porque el bien es silencioso y mucha gente solamente oye lo que entiende, de tal manera que la vida pasa por enfrente de nosotros y a veces perdemos tiempo destinando recursos y emociones a aspectos que no valen tanto, mientras los realmente importantes van quedando de lado, con la falta de argumentos que nos convenzan.

Los escándalos políticos, los hechos que afectan a la sociedad, los delitos que ahora se hacen comunes ante la impunidad manifiesta, son como los malos resultados en el futbol (no duran más de una semana y a veces, hasta menos) y no porque la sabiduría se encuentre en la verdad, sino porque las malas noticias se hacen comunes y son bien propias de los tiempos que vivimos.

Bastó una finta de AMLO contra la cuenca lechera lagunera para que se dieran uniones de fuerzas oficiales para entibiar la afrenta. Nadie dice que por cada litro de leche que se produce se gastan mil de agua y que hay déficit de 480 millones de metros cúbicos en cuencas (diferencia entre lo que se explota y lo que se recarga el acuífero), porque lo más difícil de ver está enfrente.

Es vida propia de los laguneros, con eventos notables que se suceden uno a otro con rapidez. En el futbol ahora mismo, careciendo de valores de referencia, la gente inicia la búsqueda de culpables, con jugadores que se vistan de héroes o técnicos que tengan aptitudes de mago, cuando Santos se ahoga en la liga y reincide en ser improductivo por su juego carente de calidad.

Entonces, cuando un equipo actúa sin sosiego, con más esfuerzo que orden, como ahora, es que se necesita de alguien que tire de las riendas y que aplaque la tempestad, dentro y fuera de la cancha. Un líder. Alguien que se imponga con verdadero criterio, que recoja las miserias regadas y que incite al cambio, con lucha y perseverancia, alguien impulsado con el ejercicio de la memoria.

Alguien que no tenga alergia a la nostalgia, uno que conozca bien la historia verdiblanca y se impulse en ella, uno que sepa integrar al pueblo con el limitado plantel (en número y en capacidad) que se tiene para obtener una reacción, que tal vez no lleve a como dicen los directivos "cumplir los objetivos" pero que se muestren como verdaderos leones en cualquier cancha.

Alguien que provoque un importante movimiento mediático, Ese que pueda mostrar que hay hechos y amores que el viento no se llevó del todo. Ese que no busque héroes a cualquier precio, sino que vaya preparando el camino para los cambios necesarios en puerta, porque después de todo debe considerarse que directivos, medios y fans, acompañamos, pues el futbol solo pasa por los jugadores y hay que pensar en modificaciones vitales, con ideas claras y sin sentimientos, porque el pasado nunca se va cuando ha sido brillante. Se oculta, discreto, en nuestros sueños.

[email protected]
TAGS
Temas del día
  • Migrantes
  • Metrobús
  • Sargazo
  • RELACIONADAS
    COMENTA ESTA NOTICIA
    Cargando comentarios...
    Cargando más noticias...
    Cargando tendencia...