22 de abril de 2019 notifications
menu

Al inicio del FIRST Laguna Regional se realizaron diversos protocolos para marcar el inicio de las actividades, pero hubo uno que no había ocurrido en ediciones anteriores, se cantó el himno de Venezuela.

Y es que a unos metros de la cancha estaba un pequeño grupo de adolescentes con gorras y playeras del país sudamericano, entre ellos destacaba una jovencita que sostenía la bandera de su país con ambas manos, a pesar de que sonríe, hace un año escapaba de su país para buscar una vida mejor.

Se trata de "Tania", tiene 16 años y los últimos 12 meses ha sido "adoptada" por la Comarca Lagunera, es parte de la comunidad venezolana en la región y no dudó ni un segundo cuando se le planteó la posibilidad de ser parte de un equipo de robótica de Venezuela en México, los llamados "Venebots".

Para "Tania", el participar en FIRST Laguna Regional fue un reto a su creatividad, pero también una forma de olvidarse por un momento de los problemas que ha tenido que pasar en los últimos años, la situación económica, política y social en Venezuela dificultaron prácticamente todos los aspectos de la vida de los jóvenes como ella, lo que la motivó a buscar un refugio en México.

"Yo tengo familia en Ciudad de México, me vine para acá el año pasado y luego me moví para Torreón... no lo digo mucho, pero es muy difícil cuando uno tiene que salir así, prácticamente te tienes que ir porque no hay opción, allá a veces no teníamos maestros, no hay clases, no es claro el futuro".

La joven, armada con un cinturón de herramientas y cálculos en un papel, asegura que hasta hace poco no tenía claro lo que sucedería con su vida, pero al conocer a "Venebots" supo de inmediato que debía seguir con sus estudios para algún día regresar con su familia que se ha quedado atrás.

Por el momento bromea con sus amigos y compañeros, conoce a jóvenes de todo México y tiene charlas sobre tecnología con ellos, pero acepta que de su mente no salen algunos pendientes.

"Yo quiero regresar a Venezuela, es mi sueño, quiero regresar y abrazar a mis tías, a mi familia que está allá, si pudiera les diría ahora mismo que estoy bien, que no se preocupen por mi, que quiero salir adelante... no le deseo a nadie que en sus países pasen lo que en Venezuela", dice la joven con lágrimas en los ojos.

La necesidad de cumplir con los trámites de las autoridades migratorias mexicanas, la preocupación de lo que suceda con su país natal y los retos personales siguen en su mente, a sus 16 años sabe que no puede resolverlo todo, pero en FIRST ha encontrado una motivación para "mantenerse fuerte y enfocada".

Dicha determinación incluso la ha alejado de distracciones propias de su edad, a pesar de que ha hecho nuevas amistades en la Laguna acepta que no sale a pasear y prefiere quedarse en casa a prepararse.

"Realmente no me voy de paseo tanto, conozco el teleférico, la Alameda y su fuente, lo que más me gusta de Torreón es que es una ciudad pequeña, sin tanto tráfico como en México, la gente es buena", señala "Tania".

UNIDAD Y RESPETO

Durante el sábado en la tarde terminó el evento de robótica en Torreón, a pesar de que Venebots no obtuvo pase al mundial en Estados Unidos, sí logró ganarse el afecto y el respeto del resto de los equipos.

Incluso se les entregaron obsequios como dulces típicos de la región y otros alimentos como símbolo de la fraternidad con Venezuela.

"Significa mucho para nosotros que nos apoyen tantas personas, hay mucha gente buena aún", dice "Tania".

Presente

Venebots una oportunidad para “Tania”.

-La joven de 16 años tuvo que salir de Venezuela en junio de 2018.

-Tuvo que viajar sola a Ciudad de México para reunirse con algunos de sus familares.

-Actualmente reside en Torreón y busca continuar sus estudios para llegar a ingeniería.

Fotos

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...