21 de marzo de 2019 notifications search
menu
Torreón

Filas y más filas para tramitar licencia de conducir

El proceso para recibir una licencia de conducir puede traducirse en una espera de dos horas

EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, sábado 16 de marzo 2019, actualizada 8:22 am

El proceso para recibir una licencia de conducir puede traducirse en una espera de más de dos horas y media, no importa si se acude por primera vez o a renovar.

Dos laguneros que acudieron a tramitar su documento detallaron que la espera es cansada, tediosa y desesperante.

En el lugar, ubicado en la calle Aztecas, casi esquina con Diagonal Reforma, acuden además cientos de taxistas a pagar sus multas y a renovar su papelería.

Al interior de una gran bodega están las oficinas, pero no hay sillas afuera de ellas para las decenas de personas que "desfilan" a diario para conseguir su licencia.

"Jesús", como llamaremos a nuestro primer entrevistado, dijo que desde enero comenzó con su trámite para obtener su licencia por primera vez.

Dice que entró a la página de la Secretaría de Finanzas, donde tuvo que llenar un formato e imprimir la hoja para hacer el pago de derechos de 655 pesos, como se especifica en la web.

Después acudió a las oficinas a realizar el examen teórico, en el que estuvo formado por más de una hora y media, tiempo en el que estuvo de pie, sin poder descansar, ya que no se cuentan con sillas afuera de esa oficina.

Cuando presentó el examen y lo aprobó, se dirigió al área de Licencias, donde tuvo que hacer otra fila, de más de media hora para que le asignaran una fecha para la cita en la que entregaría los documentos que le pidieron. Le dieron cita dentro de un mes, a las 13:00 horas.

El día de la cita llegó media hora antes, según él, para evitar que le relegaran su lugar por llegar tarde, como en ocasiones sucede.

"Jesús" pidió permiso en su trabajo de manera previa. Para la una de la tarde -hora de su cita- aún no le llamaban. Pasaron los minutos y después de la 1:15, salió una mujer a la que le preguntó en qué momento lo atenderían, pero ella le contestó que apenas atendían a los citados de las 12. Es decir, iban con una hora de retraso en la atención.

Afuera de la oficina de donde se entregan la Licencia para conducir no hay sillas, la gente se sienta en una estructura de concreto con lámina que pareciera ser una fosa.

Los rayos del sol entran a través del techo que es de lámina, como una techumbre y hay pocos lugares para evitarlo, a menos que sea de pie.

Pasadas las 2 de la tarde comenzaron a entrar las personas citadas a partir de la 1:00, entre ellas "Jesús".

Ya dentro hay alrededor de 20 sillas para el mismo número de personas, donde los empleados de Gobierno reciben y guardan la información en sus base de datos. Hay tres personas en su cubículos que hacen la recepción de los documentos requeridos, los ingresan y toman la foto al contribuyente.

Este proceso puede durar entre 10 y 15 minutos, para después pasar a un escritorio donde otro empleado escanea toda la documentación e imprime la licencia para conducir, otros diez minutos o más, en lo que se hace fila, en este momento ya sentados, y dan la atención, para finalmente entregar la licencia.

"Berenice", como llamaremos a nuestra segunda entrevistada, menciona que ella fue a renovar su licencia a las 13:00 horas, pero encontró algunas "trabas", debido a que en su acta de nacimiento actualizada, estaba mal escrito su nombre.

Los empleados le pedían ir por un documento corregido, y regresar a las 3 o 4 pm, pero por cuestiones laborales le era imposible, entonces le sugirieron hacer cita para otro día.

Después de varios minutos, le aceptaron un acta de nacimiento antigua, pese a que en los requisitos les piden un documento actualizado.

"Además de los casi 700 pesos que pagó para la licencia, "Berenice" tuvo que desembolsar 180 pesos por una acta nueva que al final no le recibieron, cuando pudo desde un principio usar la antigua que sí le recibieron.

Fueron alrededor de 3 horas las que perdió "Berenice", ya que cuando la atendieron se fue el sistema y al imprimirle su licencia se acabaron la tinta y las tarjetas enmicadas.

En Lerdo hay ‘burocracia’

“Benito”, como llamaremos a nuestro tercer entrevistado, fue a Ciudad Lerdo, Durango, a tramitar su licencia y encontró “burocratismo”.

Dice que tuvo que “convencer” a los empleados para que le recibieran su comprobante de domicilio con fecha de diciembre, y cuando él acudió fue en enero, nueve días después del vencimiento del recibo que llevó.

Además señala que pagó 700 pesos por la licencia y alrededor de 300 pesos por un examen médico o de la vista, el cual consiste en ver unas letras mientras un doctor le pregunta por ellas.

“Te cobran examen médico, pero no te hacen nada, los encargados te ponen muchas trabas, no me recibían el comprobante de domicilio por nueve días de diferencia”.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
*
Cargando tendencia...