26 de marzo de 2019 notifications search
menu
Columnas Social

Pequeñas especies

EL ACOSO HACIA LOS MÉDICOS VETERINARIOS

M.V.Z. Francisco Núñez Gónzalez
domingo 10 de marzo 2019, actualizada 3:03 pm


En la época actual en la que vivimos, el trabajo de los médicos veterinarios ha tomado gran importancia para el desarrollo de la sociedad, ellos se encargan de combatir y prevenir las enfermedades que pueden presentar los animales de compañía o producción, son la primera línea de defensa ante la zoonosis (enfermedades que transmiten los animales al hombre), llevando a cabo su prevención, diagnóstico y control para evitar el contagio hacia los humanos, pero ¿por qué profesionistas de este ramo de la salud podrían sufrir acoso? El acoso está definido como una práctica ejercida que consiste en someter a presión psicológica, mediante un trato humillante y descalificador, a una persona, con el fin de provocar su marginación y con ello una desestabilización psíquica. En los profesionistas dedicados a la ciencia de la salud, es bien sabido que los médicos de humanos, enfermeras, entre otros, son sometidos a tratos de hostigamiento y maltrato por parte de sus superiores, mediante demérito de trabajo, amenazas verbales, gritos y ridiculizaciones, así como por parte de los pacientes o familiares mediante violencia verbal (gritos, amenazas, insultos, chantajes o injurias) o física. Pero, ¿por qué un médico veterinario, dedicado a curar y cuidar de los animalitos, sufriría acoso? ¿Qué acaso, en la vida profesional de los médicos veterinarios, no todo es hermoso y pasan el día abrazando a los animalitos y recibiendo lengüetazos de agradecimiento en el rostro por parte de sus pacientes? La triste realidad es que no. En ocasiones, los médicos veterinarios, al igual que los médicos de humanos, sufren gran presión y acoso laboral por parte de sus superiores. Uno de cada cinco médicos veterinarios expresó sentir acoso laboral por parte de su jefe o compañeros. Pero, los médicos veterinarios no sólo sufren acoso de esta manera, muchos propietarios o grupos de extremistas ejercen acoso en contra de los médicos veterinarios, ya sea de forma física (golpes, vandalismo o destrucción de su centro de trabajo), verbal (gritos, amenazas) o escrita (amenazas, hostigamiento, difamación o desacreditación por redes sociales); esto ocurre con mayor frecuencia de lo que pudiéramos imaginar. En 2017, en un país asiático, se reportó el suicidio de una médico veterinaria, defensora de los animales, quien fue blanco de ataques personales y acoso por parte de grupos extremistas, quienes la acusaban de asesina, debido a que tenía que eutanasiar a animales de compañía que después de un largo período de tiempo, no eran adoptados, medida llevada a cabo para prevenir la sobrepoblación y el riesgo de contagio de enfermedades entre los demás animales que habitaban los refugios; esta médico trabajaba con profesionalismo, ética, dedicación y empeño, en ocasiones sacrificando sus horas de comida o vacaciones, con tal de cuidar a los animales, sin embargo, esta labor no fue suficiente para las personas que ejercieron una presión psicológica tal, llevándola al extremo de cometer un suicidio. En países anglosajones, se han notificado suicidios cometidos por parte de los profesionales de las ciencias veterinarias, como resultado del ciberacoso ejercido por propietarios y grupos extremistas, quienes comienzan campañas de desprestigio en contra de los médicos veterinarios, incluso existen sitios web encargados de desacreditar y difamar a médicos veterinarios. En otros países de Latinoamérica, se ha reportado el ciberacoso mediante ataques y campañas de desprestigio en contra de los médicos veterinarios por parte de los propietarios de los animales de compañía, así como de grupos extremistas, que exigen atención médica gratuita para los animales que rescatan en la calle, acusándolos de no tener ética profesional, de no preocuparse por los animales y de interesarse únicamente por el dinero. En Colombia, la Asociación Colombiana de Médicos Veterinarios lleva a cabo un programa de protección contra el ciber acoso hacia los médicos veterinarios de este país. El ciberacoso ha incrementado debido a la popularidad de las redes sociales, en las cuales, el acosador puede ocultarse bajo el anonimato para ejercer una desacreditación, difamación o incluso maltrato psíquico en contra de los médicos veterinarios u otras personas. Las víctimas de esta práctica pueden sentirse tristes, desesperanzadas o deprimidos. Esto es un solo pequeño vistazo referente al acoso del que pueden ser víctimas los médicos veterinarios, sin mencionar otros casos no reportados por médicos que laboran en zoológicos, laboratorios de investigación, rastros, granjas de producción pecuaria, entre otros. Debemos de recordar que gracias a ellos, esta sociedad puede disfrutar de alimentos de origen animal sin ningún problema de salud pública. Al igual que todos los seres humanos, merecen respeto y un trato digno.

Veterinarios de México han denunciado amenazas y agresiones orquestadas en redes sociales de animalistas. Los señalamientos contra este gremio ya tuvieron consecuencias lamentables con el asesinato de un joven veterinario en nuestra ciudad de Torreón, Coahuila, al que acusaron sin pruebas de envenenar a perros callejeros el pasado mes de agosto del 2018.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
*
Cargando tendencia...