22 de marzo de 2019 notifications search
menu
Columnas Social

Circunstancias

UN BREVE COMENTARIO SOBRE LOS CELOS

Mtro. Francisco Pineda
jueves 07 de marzo 2019, actualizada 9:43 am


Los celos generalmente son entendidos como una reacción emocional negativa y emocionalmente dolorosa debido a que se asocian con situaciones de amenaza en las relaciones interpersonales. Sin embargo, en ciertas circunstancias, los celos también pueden tener un resultado positivo si son manejados en forma efectiva.

Los celos son considerados emociones humanas muy comunes y normales hasta cierto grado. Como otras emociones, en grados extremos y negativos, los celos pueden ser peligrosos y dañinos. No obstante, en muchas ocasiones en donde existe buen control, estos pueden ser catalizadores en el manejo favorable de una relación interpersonal. El punto importante es cómo se manejan, es decir, si se conversa con la pareja prudentemente por el lado positivo, o si se tiende a sobre vigilar, controlar o abusar emocionalmente a esa pareja, por el lado negativo. Los celos pueden definirse como reacciones emocionales a la percepción de amenaza a las relaciones interpersonales en donde existe la idea de un rival romántico, real o imaginado. Los celos no solamente se experimentan a nivel romántico, sino también en situaciones de amistades, hermanos y compañeros de trabajo. Aunque algo similares en su dinámica, los celos no es lo mismo que la envidia. En los celos, generalmente existe una tercera persona; la envidia normalmente tiene que ver con otra persona o grupo.

En sus formas mas extremas y negativas, los celos conducen a conductas controladoras, por ejemplo, sospechar de las amistades de las parejas o exparejas, limitarlas de actividades fuera de la casa, checar sus teléfonos personales o contactos en las redes sociales para ver con quien se comunican y la mas peligrosa: violencia doméstica, incluyendo homicidios. Entre varias emociones, por ejemplo, el enojo, la ira y el odio, los celos pueden ser motivaciones fuertes para cometer un crimen pasional, particularmente feminicidio. Si a los celos se le agregan otros factores culturales como la misoginia (sentido de superioridad y odio hacia las mujeres), las probabilidades de violencia doméstica son mas altas. De hecho, en México, el feminicidio sigue siendo un problema preocupante, ya que los números de crímenes hacia las mujeres siguen siendo muy altos. A pesar de avances en la legalización y creación de programas preventivos, aun existen varios estados que permanecen deficientes en la consideración del feminicidio como un delito grave (Z. Gallegos, El País, febrero 2017).

Mucha gente tiene el concepto equivocado de que los celos están directamente relacionados con estar enamorados, pero la cosa no necesariamente es así. De acuerdo a los psicólogos consultados, el carácter de una persona es el factor principal. Aspectos de personalidad relacionados con baja autoestima, carácter ansioso, inseguridad en la relación con temores de ser abandonado, apego y dependencia emocional en la pareja, son factores comunes que generan celos. En individuos con carácter paranoide, la sospecha es regular, así que frecuentemente piensan que sus parejas no son leales y viven con el temor de ser traicionados en cualquier momento. Lo difícil de los celos es que a la mayoría de la gente no le gusta admitir que está celosa porque éstos pueden ser una señal de debilidad personal, y por lo mismo, no le gusta hablar de ello o lo niega abiertamente.

Con muchas excepciones, es una realidad que no se puede asegurar al cien por ciento que una persona no se involucre emocionalmente con otra, o que sea infiel, lo que provocaría incertidumbre o destrucción de una relación. Sin embargo, es muy posible que una experiencia de celos permita un acercamiento productivo en una relación después de dialogar sobre las dudas existentes y definir límites realistas y aceptables. La idea de esta definición de límites es facilitar compromiso y una sensación de independencia y seguridad emocional en la relación.

No hay duda que una experiencia de celos es muy incómoda y dolorosa, emocionalmente hablando. Si no se sienten celos cuando existe una razón convincente, quizás sea una indicación clara de desapego o desconexión emocional en la relación. O si se sienten celos sin un fundamento objetivo, quizás sea una manifestación de inseguridades mas que amor o cariño. Pero en situaciones normales, los celos pueden ser una señal de alerta que una relación está en peligro y hay que hacer algo para darle una solución. Lo bueno es que existen opciones prácticas para su manejo. En este sentido, se puede ver a los celos como una oportunidad para tener una conversación productiva sobre aclaraciones, mal entendimientos y lo que le hace falta a la relación para motivarla a un acercamiento y compromiso mas firme. La guía de un psicólogo clínico con experiencia de trabajo con parejas podría ser de gran ayuda. Gracias por su interés en este artículo.

[email protected]

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
*
Cargando tendencia...