25 de abril de 2019 notifications
menu
EDITORIAL

Verdades y Rumores

EL AGENTE 007
sábado 02 de marzo 2019, actualizada 9:59 am

Con la extradición de Juan Manuel Muñoz Luévano a los Estados Unidos, quien es reclamado por una corte de Texas, se encendieron los ventiladores no solo en aquél país, donde la justicia es un tanto laxa tratándose de sus propios intereses, sino también aquí en México. Se espera la colaboración del detenido a fin de que responda y aclare algunos temas espinosos que se dice involucran a políticos y funcionarios de Coahuila y otras partes de la República. Sin embargo, como ocurre con nuestros vecinos del norte, lo que dicen trae nerviosos a varios conocidos de Muñoz Luévano, que como Pedro a Jesús hoy lo niegan tres y hasta cinco veces, es que se declare inocente de todos los cargos. El panorama muestra dos caminos: si el extraditado se declara culpable, no saldrá a la luz ningún detalle de sus escabrosas amistades, ya que sería reserva sumarial en otras investigaciones, además de que recibiría beneficios como rebajas de pena, las cuales le podrían garantizar un periodo de tiempo muy corto tras las rejas. Pero si el detenido se declara inocente, entonces tanto las pruebas de la corte estadounidense como los testimonios y alguno que otro penoso detallito saldrían a la luz en un juicio público, algo que resultaría bastante incómodo para varios personajes de la vida pública de nuestra entidad.

Nuestros subagentes, que todo lo oyen, nos comentan que de nada sirvió el conclave que sostuvieron esta semana en la capirucha los alcaldes panistas Jorge Zermeño, de Torreón, y Patricia Grado Falcón, de San Pedro, con el senador morenista Armando Guadiana y algunos representantes de la Conagua, con quienes buscaban alguna solución para los problemas de extracción en la región. Pues resulta que, muy molesto, salió a despotricar públicamente el presidente del módulo de riego número IX, Jesús Contreras Pacheco, contra las autoridades de Torreón, y las acusó precisamente de contaminar el canal del Coyote con aguas residuales. También cuentan que incluso algunos funcionarios de la propia Conagua reconocieron que las paramunicipales de las tres ciudades han convertido los canales de riego en vertederos de aguas negras.

***

Y vaya que en la tercera administración de don Jorge, las cosas con su primer círculo están lejos de la gloria que presumía hace más de 20 años. Ahora carga consigo varias piedras incómodas, y no solo estamos hablando del confundido jefazo de Inspección y Verificación, Rolando Anaya, sino también de otros funcionarios de primer nivel. A la lista de los que decidieron dejar el hueso, perdón, puesto, por “voluntad propia”, como la exdirectora de Fomento Económico Andrea Salmón, se suma Carlos Cristóbal Cruz, exdirector de Garantías Municipales y Parquímetros, quien argumentó que su salida se debía a “motivos personales”. Claro, lo de que fuera en medio de una auditoría es pura coincidencia, no vaya usted a pensar mal, misma de la que, por cierto, nadie quiere decir ni pío, ni el mismo contralor Juan Carlos Álvarez Venegas, quien prefirió huir de la incómoda prensa arguyendo que la ley le prohíbe hablar de situaciones en curso. ¿Será? Y siguiendo con los nombres de directores, quien tampoco tuvo nada que decir fue el titular de Desarrollo Institucional, Francisco Jaime Acosta, quien quedó frío cuando se le cuestionó sobre las inversiones en el municipio y las acciones para impulsarlas; sólo atinó a decir que apenas tenía 15 días en el cargo, luego de que le anexaran la pomposa y flamante área de Fomento Económico.

***

A quienes les vendría muy bien una terapia de pareja, son al Simas Torreón y la CFE, quienes nomás no llegan a ningún acuerdo; al contrario, la relación es cada vez más tensa. Este semana, por tercera vez en tan solo catorce meses, la Comisión Federal de Electricidad suspendió por adeudo el servicio de energía eléctrica en la matriz de la paramunicipal, por lo que tuvieron que echar mano de una planta generadora de electricidad, que “afortunadamente” solo cuesta siete mil pesos diarios, súmele usted. Para colmo, la planta les tronó por falta de ventilación. El pleito llegó incluso al corte del suministro eléctrico en dos sucursales del Sistema Municipal de Agua, las de Abastos y Saulo, con una sospechosa diferencia de veinte minutos en cada una. La estrategia de la CFE parece no tener marcha atrás, claro, aunque la empresa federal tampoco explica mucho por qué incrementó tanto la tarifa a la empresa municipal, casi en un cuarenta por ciento; y como usted habrá padecido en carne propia, estimado lector, la CFE, como el corrido, no entiende de razones y para escuchar primero exige el pago. A ver si ahora cuando a la cuarta transformación le dé por combatir el huachicoleo eléctrico salen a explicar por qué tienen pérdidas multimillonarias y, en lugar de subir las tarifas a los usuarios, mejor recuperan el robo que la tiene con números no tan buenos, y eso que se trata de una empresa de clase mundial.

***

El que hizo tremendo berrinche y tronó contra el ingrato partido político que lo hizo diputado local, presidente municipal y secretario de Administración de la Secretaría de Finanzas y Administración del Estado en La Laguna, entre otras nimiedades, es nada menos que el exalcalde lerdense Roberto Carmona Jauregui, a quien se dijo era el priista más panista por presuntamente cubrir, tapar y sellar con cinta canela las travesuras e irregularidades administrativas atribuidas a su entrañable amiga y hoy jefa de gabinete estatal, Rosario Castro Lozano. Pendientillos millonarios que aunque ventiló a los cuatro vientos el antecesor de Carmona, Carlos Aguilera Andrade, de poco sirvieron en una administración federal que por ese entonces estaba en manos de Felipe Calderón, con quien los Castro Lozano presumían una cercana amistad.

***

Total, en el 2010 don Roberto declaró tajantemente, tras ser nombrado candidato a la Presidencia Municipal por la coalición “Durango va PRImero”, que de ganar la contienda electoral (misma que sí ganó y estuvo muy agradecido con dicho instituto político) sería el fin de su carrera: “No me verán en otra campaña”, aseguró. Pero como a las palabras se las lleva el viento, hace apenas unas semanas se olvidó de su profecía y, tras registrarse como precandidato del PRI a la Presidencia Municipal de Lerdo, con miras a la contienda electoral 2019, declaró que ahora lo que más desea su corazón revolucionario e institucional era volver a servir a los lerdenses. Como si no existieran otras maneras de servir, quería hacerlo, por supuesto, desde la silla presidencial, cuyo ocupante recibe un sueldo de no menos de cien mil pesillos al mes, que es lo que marca el tabulador. Los resultados al final, por todos conocidos, favorecieron a otro precandidato, y pese a que Carmona había asegurado que trabajaría, como buen priista, a favor del ungido, lo cierto es que hace unos días se le vio muy cercano a los morenistas en la capital del estado durante el registro. Para entonces ya tenía lista su renuncia formal al partido, y unos dicen que incluso ya la había presentado ante el Comité Directivo Estatal del PRI, por lo que la noticia no sorprendió a doña Francisca Blanco, presidenta del tricolor en Lerdo, quien dijo que el partido se estaba limpiando -vaya usted a saber de qué-, y es que aunque dicen que las comparaciones no son buenas, hay quienes asegura que si Carlos Aguilera no mostró interés como presidente municipal por pagarles a los extrabajadores panistas y evitar un conflicto laboral que hoy cuesta al erario Lerdo más de 160 millones de pesillos, don Roberto tampoco hizo gran cosa liquidando solo a algunos recomendados de doña Rosario ya que, como él bien dijo en ese entonces, no estaba de presidente municipal para pelearse con nadie… Pero ahora sí.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...