20 de marzo de 2019 notifications search
menu

El problema de los tiraderos de escombro clandestinos en Torreón tiene alrededor de 15 años y aunque algunas administraciones municipales han optado por limpiar los terrenos baldíos o exigir a los propietarios que coloquen mallas en sus predios, cada día hay nuevos espacios donde aparecen trozos de ladrillos, bloc, varilla, etc.

El Siglo de Torreón llevó a cabo hace 12 años un recorrido y en un mapa se ubicaron los sitios más problemáticos en cuanto al depósito clandestino de escombro, la mayoría eran terrenos en las afueras del municipio, en las salidas a San Pedro y a Matamoros, en el Periférico y en el vado del río Nazas. Al buscar un comparativo con estos datos, se encontró que la mayoría de los predios han sido limpiados al menos una vez, pero los microgeneradores vuelven a ensuciar.

En algunos casos, los propietarios incluso colocaron cerca para evitar que nuevamente se dejara aquí material de construcción, sin embargo, esto sólo derivó en que se liberara la carga unos metros más adelante, en el siguiente predio solo.

El alcalde, Jorge Zermeño, anunció un proyecto de centros de transferencia de escombro, que consiste en colocar puntos específicos en la ciudad donde los carromateros y ciudadanía en general pueda depositar este material de forma ordenada, a fin de que no termine en terrenos baldíos y afecte la imagen urbana de las colonias. De aquí se movería luego al Cañón del Indio, que es el único espacio autorizado para concentrar el residuo de la construcción.

La instalación de centros de transferencia de escombro es un proyecto que se tiene desde la administración de José Ángel Pérez, en 2006, y se retomó en el 2014 con Miguel Ángel Riquelme, sin embargo, no ha sido concretado.

De acuerdo a un diagnóstico de la Dirección de Medio Ambiente, se requiere mayor vigilancia del cauce del río Nazas, la Vega del Caracol, ejidos, bulevar Mieleras y demás sitios donde clandestinamente se depositan residuos como el escombro, podas, llantas y residuos de eléctricos-electrónicos.

Señala que "los términos de referencia de la obra pública deben incluir la utilización de materiales reciclados en aquellas obras donde sea posible integrarlos. La ciudad debe contar con al menos tres estaciones de transferencia para que los microgeneradores de escombro (pequeñas obras y remodelaciones), depositen ahí escombro, podas, y llantas. La ciudad debe ofrecer el servicio (concesionado) de recolección de pequeñas cantidades de escombro, podas y llantas (residuos de manejo especial)".

El diagnóstico refiere que del 2014 al 2017 se registraron 581 mil 290 metros cúbicos de escombro que ingresaron al Cañón del Indio. Indica que a través de la licencia de construcción, las empresas están obligadas a demostrar la disposición adecuada del escombro, de ahí que se culpe a los carromateros y no a los sindicatos de materialistas.

Según la Ley General para la Prevención y la Gestión Integral de los Residuos, el generador de los residuos es el responsable de darle el manejo adecuado, aunque la normativa es estatal, el gobierno de Coahuila no ha propuesto alternativas al respecto.

/media/top5/mapaescombr.jpg

Comparativo

Los que siguen:

-1 El vado del río Nazas.

-2 Carretera a Mieleras y bulevar Torreón-Matamoros.

-3 Carretera a Mieleras frente a parque Lajat.

-4 Carretera a Mieleras frente a Los Arenales.

-5 Carretera a Mieleras frente a Villas de las Perlas

- 6 Carretera a Mieleras y bulevar Laguna Sur.

-7 Carretera a Mieleras frente a Monterreal.

-8 Bulevar Torreón-Matamoros y calle Gilberto Rodríguez, frente al panteón Jardines del Parque.

-9 Bulevar Torreón-Matamoros kilómetro 7, a la altura de Ciudad Universitaria de la UA de C.

-10 Bulevar Torreón-Matamoros kilómetro 10, adelante de la UTT.

-11 Periférico, a la altura del puente peatonal de San Luis.

-12 Periférico, junto a la entrada del fraccionamiento Viñedos.

-13 Mieleras, colonia Mayrán.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
*
Cargando tendencia...