22 de marzo de 2019 notifications search
menu
Columnas Social

Minuto rotario

APOYANDO A LOS TARAHUMARAS EN COLABORACIÓN

DR. IGNACIO MÉNDEZ LASTRA
NOSOTROS, domingo 17 de febrero 2019, actualizada 1:06 pm

"Corazones en Movimiento" es un grupo de personas que se preocupan por reunir alimentos de primera necesidad para nuestros hermanos indígenas, "Rarámuris", de la Sierra Tarahumara. Ellos salen de la sierra, huyendo del invierno crudo para proteger a sus familias de la nieve y frío intenso, ya que viven en cuevas y caen tormentas de nieve muy fuertes que les impiden salir. Llegan en el mes de noviembre, que es cuando comienza el frío, y se van a partir de enero y hasta finales de abril, ya que regresan a trabajar sus tierras. Ellos se alimentan de sus cosechas de frijol, maíz y papas, así subsisten durante el verano.

En enero del 2014, la Sra. Georgina Gutiérrez de García, rotariana, tuvo su primer encuentro con ellos en la Catedral. Estaba una familia de jóvenes de aproximadamente 17 años, con una niña dormida en el suelo y la otra en brazos. Les preguntó qué se les ofrecía para las niñas, ellos contestaron "comida". Inmediatamente, fueron a comprar comida y ropa para la bebé. Ese mismo día, tuvo la inquietud de ayudarlos. Le preguntó a un sacerdote si conocía dónde vivían, él amablemente la llevó a Gómez Palacio.

La impresión al ver el lugar donde viven siete familias fue realmente fuerte, se trata de un terreno con tierra suelta, a la derecha había cuatro casitas de palos, cartones y bolsas negras de basura, con un diámetro de 3 por 2 metros, con cartones en el suelo y la ropa amontonada en el piso, sin colchón, sin sillas, sin luz, sin nada de nada. En el último, vivía Chalino Sánchez y su familia, compuesta por Selene, su esposa, Irene, una niña realmente bonita, y su bebita de un mes, Casandra. En estas viviendas, les cobran $400 pesos al mes a cada familia.

A partir de ese día, se empezó a pedir ayuda a amigos, que con gusto comenzaron a apoyarnos desde entonces con alimentos, despensas completas, cobijas y chamarras. Las despensas que quincenalmente entregamos a la fecha constan de: arroz, frijol, aceite, leche tetra pack, azúcar, puré de tomate, consomé, galletas, sal, papel higiénico y algún producto extra, como podría ser: café, jabón o dependiendo de lo que se haya reunido.

Esta linda historia se llama Corazones en Movimiento, porque cada día sigue llegando comida y otras donaciones, sólo los corazones que laten fuerte provocan este tipo de acciones.

Actualmente, se entregan 50 despensas cada quince días con turno matutino y vespertino. Recorremos las calles de Torreón y puntos fijos en Gómez, donde se entrega una despensa exclusivamente a cada madre de familia. En Gómez, nos esperan en la Torre Eiffel y una casa en la Colonia Santa Rosa. En Torreón, se entregan en la Colonia Vencedora, Morelos, Cerro de la Cruz y otros puntos. Así como semáforos y camellones de La Laguna.

A las entregas nos han acompañado seminaristas, sacerdotes, religiosas, jóvenes del Intercambio Rotario, Rotarios, Damas del Club Rotario, amigos, familias de Francia y Canadá. Esta última temporada nos están apoyando un grupo de jóvenes del grupo de Focolares, que nos ayudan a empacar y repartir. Todos se impresionan de la pobreza extrema en la que viven los Rarámuris. Cualquier persona que quisiera acompañarnos es siempre bienvenida.

Desde 2014, las Damas Rotarias del Club Rotario de Torreón siempre nos han apoyado con canastillas y pañales para los bebés recién nacidos. Además de despensas completas, bolos y ropa para las familias.

Corazones en movimiento ha ido creciendo año con año, traspasando fronteras, pues recibimos ayuda desde Estados Unidos, Monclova, México, Durango, Canadá, Monterrey y León, Guanajuato, que nos enviaron colchonetas para todos los indígenas.

El 12 de diciembre del 2014, nació un bebé en la casa de Chalino, sin piso, sin doctor, sin ayuda, sin ropa, en el suelo de tierra y hacía mucho frío. Al conocer este caso, inmediatamente fue la Sra. Georgina a comprar ropa y pañales. El bebé estaba desnutrido y no soportó las bajas temperaturas y lamentablemente falleció. Agradecemos al DIF Gómez Palacio que nos apoyó con una caja para el bebé y un terreno para poder sepultarlo en el panteón.

Gracias a la Universidad Iberoamericana de Torreón que en octubre de 2017 ofreció una conferencia para apoyarnos. Pidiendo productos de despensa como admisión, la conferencia era acerca del bienestar y sus fundamentos.

Agradecemos al DIF Torreón, que a principios del 2017, nos apoyó con los gastos de atención médicos en el Hospital General de Torreón, para aliviar a una niña tarahumara enferma de neumonía, bronquitis y desnutrición. Les dieron un Seguro Popular para toda la familia. Y en diciembre de 2018, atropellaron a un abuelito tarahumara de 94 años, en el Blvd. Independencia, y el conductor huyó, sufrió factura de cráneo y lamentablemente falleció días después del accidente. El DIF Torreón nuevamente nos apoyó con los gastos hospitalarios y funerarios.

Agradecemos al Club Rotario de Torreón, que nuevamente durante la quinta y sexta temporada de Corazones en Movimiento, hemos sido afortunados de contar con su apoyo, ya que nos donaron 84 chamarras para niños, mujeres y caballeros, 116 despensas completas y 80 cobijas.

Hoy en día, las familias tarahumaras comienzan a regresar a la sierra, empiezan a despedirse de nosotros, dando las gracias una vez más por todo el apoyo que se les ha dado. Esto entristece nuestros corazones, pero esperamos con ansias volver a verlos de regreso la próxima temporada de invierno, pues alegran las calles de La Laguna con sus vestidos de colores. Necesitamos tu ayuda Lagunero ([email protected]).

"SÉ LA INSPIRACIÓN".

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
*
Cargando tendencia...