23 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Torreón

Ahora se descompone elevador en el ISSSTE

Transportan los alimentos para los pacientes en el ascensor de la derechohabiencia

ANGÉLICA SANDOVAL/ EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, domingo 17 de febrero 2019, actualizada 9:31 am

Enlace copiado

Aunque ya lo habían reparado, otra vez el elevador tipo montacargas del Hospital "Dr. Francisco Galindo Chávez" del ISSSTE de Torreón se descompuso.

Por esta causa, el personal de la clínica tiene que transportar los alimentos para los pacientes en el ascensor que utiliza comúnmente la derechohabiencia mientras que la ropería tiene que ser bajada por las escaleras.

El ascensor tiene más de 50 años de antigüedad y al menos el año pasado presentó fallas en tres ocasiones; otras descomposturas se registraron en 2017.

En ese entonces, trabajadores de la institución médica informaron que las piezas del montacargas ya eran obsoletas y que se tornaba complicado encontrarlas en el mercado.

Incluso, mencionaron que el cableado estaba recalentado por el tiempo de servicio, que el elevador ya no era seguro y que debido al desgaste que presentaba se suspendía frecuentemente su uso, afectando la actividad hospitalaria.

Sobre la descompostura del elevador montacargas que denunciaron de forma anónima algunos empleados, Roque Javier Márquez Robles, director del ISSSTE reconoció la falla e informó que hay posibilidades de que en los próximos meses, el ascensor que ya cumplió su vida útil, se sustituya por uno nuevo.

"Ya se habló a Nivel Central y ya tenemos respuesta, al parecer ya se quedó la empresa OTIS (fabricante de ascensores, escaleras mecánicas y andenes móviles), se nos está informando que hay muchas posibilidades de que se nos cambie el elevador que era de montacarga y que está allá atrás", dijo el director quien no precisó una fecha.

ANTECEDENTES

En noviembre de 2017, ninguno de los dos elevadores con los que cuenta el ISSSTE funcionaba por lo que se tuvieron que suspender las cirugías, además de que los alimentos para los pacientes internados y la ropa contaminada se tenían que trasladar por las escaleras.

En ese entonces, una mujer que se identificó como doña Juana, de 93 años de edad y cuyo diagnóstico fue neumonía, había sido dada de alta pero como no podía bajar por las escaleras porque se encontraba en silla de ruedas, su hija Estefanía, tuvo que recurrir al nieto de la señora y a un taxista para que desde el segundo piso le ayudaran a bajarla.

El mismo problema lo enfrentaron las mujeres que acababan de dar a luz, los pacientes recién intervenidos (cirugías menores) y aquellos usuarios que tenían alguna discapacidad y citas programadas en la planta alta.

En esos mismos días, las quejas de los usuarios arreciaron a tal grado de que bloquearon la calle Donato Guerra y avenida Allende para exigir a la delegación Coahuila una respuesta.

En junio de ese mismo año, la descompostura de los elevadores del nosocomio, ocasionó que pacientes programados para cirugía y hemodiálisis, fueran cargados por el personal para subirlos por las escaleras de emergencia a los pisos donde se localizaban los quirófanos y la sala de hemodiálisis, aunque esto representara un riesgo para ellos.

El Hospital del ISSSTE fue creado en 1963 para atender a 30 mil personas pero conforme han transcurrido los años, el nosocomio se ve sobrepasado en términos de derechohabiencia, de tecnología y de infraestructura.

Del proyecto para un nuevo hospital, lo último que se supo sobre la obra, fue a finales del 2017. Sebastián Zepeda Contreras, delegado del ISSSTE en Coahuila, estuvo en La Laguna y dijo que, aunque ya se contaba con el proyecto de Asociación Pública Privada "está en manos de la Secretaría de Hacienda que se autorice, me parece que será el próximo año (2018), ya hicimos todo lo que teníamos que hacer".

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...