18 de febrero de 2019 notifications search
menu
Torreón

El amor en tiempos de las redes sociales

Actualmente, los adolescentes viven relaciones efímeras, virtuales y violentas

EDITH GONZÁLEZ / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, jueves 14 de febrero 2019, actualizada 8:34 am

Relaciones efímeras, virtuales o violentas, son las que están viviendo los adolescentes actualmente.

En la era digital ya no es necesario ver a la persona a los ojos para hacer la declaración de amor; ahora basta con conseguir su usuario de Facebook, o su número de WhatsApp, agregarla y comenzar una conversación. Tampoco es necesario tenerla de frente para decirle que la relación llegó a su fin.

Estas redes sociales también vinieron a suplir la figura del intermediario, representada por amigas o amigos en común, que fungían como "cupido", aunque a veces es necesaria para conseguir el número de celular o el usuario de Facebook. Las cartas de amor también están en "proceso de extinción", pues es más fácil enviar un 'inbox' o un 'whats' para decir lo que sientes.

Incluso, según el testimonio de adolescentes, no es necesario conocer o tratar a la persona antes para salir como pareja, pues si se atraen actúan como novios, pero sin compromiso y conforme vaya avanzando la relación se formaliza; si no funciona, simplemente se separan, "quedantes" les dicen.

"Cuando lo vas conociendo dicen que son quedantes porque van saliendo y ya cuando ven que funciona, ya son novios. Generalmente te lo dicen por mensaje, pero a veces son novios y se dejan de hablar porque les da vergüenza, prefieren mensajearse", dice Karla, de 14 años.

Los celos y la violencia también mudaron al mundo virtual.

"Conozco a un amigo que le dio el celular a su novia para que ella borrara los contactos y bloqueara en el 'Face' los contactos que no le cayeran bien y él se lo dio para hacer lo mismo", comparte Maribel, de 13 años.

"Mi relación terminó porque le puse un comentario a un amigo y mi novio se molestó", dice Claudia, de 15 años.

Las relaciones, además, son efímeras. "Pienso que a lo mejor ahorita en este momento no voy a buscar una relación de años, porque ya ni nos vamos a acordar, mejor nada más en lo que estoy aquí", dice Camila, de 15 años.

En un mes pueden tener varias parejas, aunque con algunas puede no haber contacto físico, sólo virtual.

Aunque no es una regla generalizada, pues todavía hay parejas donde priva el respeto, la confianza y hay múltiples muestras de afecto como las serenatas, las cartas y demás.

La doctora en Ciencias de la Comunicación Social, Blanca Chong, dice que las redes sociales digitales han modificado las relaciones interpersonales, por la facilidad que ofrecen tanto para mantener los lazos que ya se tienen con otras personas, ya sea familiares, amigos, conocidos o pareja, grupos de interés común, así como personas que se conocen a través de éstas.

Para la investigadora las herramientas tecnológicas no son buenas ni malas en sí mismas, sino que depende del uso que se les da.

"Los cambios tecnológicos pueden continuar facilitando el acercamiento y la interacción entre las personas, pero la calidad de esas relaciones dependerá, como en el mundo real, de quiénes somos".

Sin embargo, en el caso de la juventud ve riesgos al relacionarse con personas que no necesariamente son como se presentan.

En este sentido dice que la docencia enfrenta un gran reto el cual es lograr el tránsito de la socialización y entretenimiento al uso de la tecnología como una herramienta para acceder y desarrollar conocimiento.

3

DE CADA 10

adolescentes denunciaron haber vivido violencia en el noviazgo, según la OM.

SIN SUPERVISIÓN

Larisa Licerio, psicóloga educativa, dice que el abandono por parte de los padres hacia sus hijos y las redes sociales, hacen más complejas las relaciones sentimentales que viven en la adolescencia.

"No se ve compromiso o seriedad; a estar enamorado lo ven como un logro, pero así como es un logro se termina y vamos por otro logro, el riesgo es el embarazo. Los papás son muy permisivos, no supervisan las redes sociales de sus hijos, no les pedimos que les quiten el celular porque a lo mejor es la forma de estar en comunicación, pero sí que se interesen por qué cosas están viendo y cuántas horas le están dedicando al teléfono".

La psicóloga dice que actualmente el mundo virtual está influenciando demasiado a adolescentes y jóvenes de manera negativa.

"Hay peleas por las cosas que ponen en redes. Publican todo, dónde están, con quién, a qué hora salieron, están demasiado expuestos, una red social afecta sus relaciones. Si actualmente las cosas son muy abiertas, más adelante serán más, si seguimos sin valores, sin respeto, sin la atención en los hijos lo único que esperamos es que busquen el amor en otras personas, y cuando no le satisface, en otras y otras, yo creo que tendremos relaciones sin respeto, fugaces".

NIÑEZ, LA RAÍZ

La psicoterapeuta familiar, Sarahí Guadalupe Herrera Salazar, explica que la adolescencia es una etapa crítica del desarrollo de la persona debido a que es una etapa de crecimiento y reacomodo en la cual sale a relucir lo que no se llegó a resolver en la niñez.

El adolescente se enfrenta ante una situación de inmadurez, por la edad, y aparte ya introyectó las relaciones amorosas desde el hogar, desde sus padres o desde sus abuelos o de la gente que los cuidó y crió, de esa manera ellos aprenden a vincularse posteriormente.

"En el adolescente hay una necesidad de vincularse, identificarse y pertenecer. Ellos van a ir actuando todo lo que introyectaron en el hogar, desde la manera en cómo recibieron el amor, cómo lo tomaron, así es como ellos lo van a dar. Como terapeuta siempre trato de explorar cómo recibiste el amor, cómo lo aprendiste y cómo lo estás dando, porque esa es la clave de muchas de las situaciones de conflicto en pareja, de las patologías que puedan presentar y de cómo lo están actuando con sus parejas".

Comenta que la violencia que se vive en los hogares se reproduce en las relaciones que las y los adolescentes están iniciando y además se refuerza con la canciones cuyas letras tienden a normalizarla, así como los contenidos en cine, televisión, Internet, etc.

"Nos han enseñado que el amor todo lo puede y todo lo soporta, el amor no tiene por qué ser sumisión. Nos han enseñado que los celos y el control a tu pareja es algo referente al amor, que tiene que ver con ese cuidado excesivo y entonces justificamos esta situación y como cultura la empezamos a normalizar cuando esto no es correcto. Para que se pueda dar una relación óptima, madura, se necesitan tres elementos que son: respeto, equidad e independencia".

Sobre las relaciones efímeras dice que cuando aprendemos a vincularnos de una manera menos propicia, no tan positiva y nutricia, en un futuro puede traer consecuencias graves para la salud mental.

"Se corre el riesgo de que vayamos a estar con esta compulsión a la repetición eligiendo a parejas donde de manera inconsciente consideran que tienen que cubrir estas necesidades emocionales y en dado caso que no las cubran, abandonar la relación. Entonces nos vamos a topar con parejas con relaciones inestables, cortas".

Esto puede traer un descontrol emocional con riesgos a desarrollar depresión grave, e incluso llegar al suicidio.

Es por eso que lo recomendable es acudir a un tratamiento con especialistas para trabajar la parte familiar, el amor recibido en la infancia y comenzar a hacer los cambios necesarios para mejorar la relación personal y de pareja.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...