18 de febrero de 2019 notifications search
menu
Columnas Social

Las palabras tienen la palabra

Tantas maneras de llamarle a la fiesta

Columna póstuma de Juan Recaredo
jueves 07 de febrero 2019, actualizada 9:27 am


A quién no le gusta una buena fiesta? Bueno, sin considerar el hecho de todos los preparativos que requiere una buena fiesta: que si la comida, la bebida, la música… limpia la casa o el jardín… o barre la cochera si de plano no hay otro lugar, o puede ser en un salón muy elegante, con pista de baile y un grupo musical en vivo.

No importa el estilo de fiesta, a los mexicanos nos encanta; eso está comprobadísimo. A la menor provocación, ya estamos "enfiestados" y somos el país en el que las fiestas duran mucho más tiempo que en otros lados. ¿A poco no?

De lo que quiero platicar con usted hoy es de las diferentes palabras con las que conocemos a la fiesta, la pachanga, la parranda y muchas otras más que usamos muy frecuentemente… y otras no tanto.

La más usada: la fiesta. Es una palabra que nació del latín festus y que es… pues eso, una fiesta; una celebración de algo particular, que ahora muchas veces viene a ser sólo una excusa para disfrutar. Una celebración puede ser una fiesta o un acto solemne, y su origen celebrare tiene la definición de "visitar algo en gran número" o "concurrir"; o sea, que para que haya celebración, tiene que asistir mucha gente… pues claro, así son las fiestas.

La fiesta es un festejo en el que a veces también hay baile e incluso al mismo evento se le llama "baile" cuando lo hay; así que en vez de llamarle "fiesta" le decimos "baile", y ya estamos bien seguros que si asistimos tendremos la oportunidad de "sacar polvo" de la pista.

De la palabra fiesta se ha derivado "festín", que tiene la misma raíz que la anterior, pero que en su significado se ha enfocado más a la comida, por eso, cuando en una "pachanga" hay mucha comida, decimos que eso es un "festín". Por cierto, la pachanga es originalmente un ritmo musical cubano que se creó allá a finales de la década de los cincuenta. Según dicen algunos, se deriva de la charanga - un ritmo parecido - y salió muy buena la musiquita esa para bailar, tanto que a las fiestas con baile se les empezó a llamar "pachangas" por el ritmo popular cubano.

En México, a esas sabrosas fiestas en donde más que bailar se canta, muchas veces acompañado de una guitarra, algunos otros instrumentos simples… y muy frecuentemente algunas - o muchas - bebidas alcohólicas, les llamamos "bohemia". Un bohemio es aquel que no toma en cuenta las normas y convenciones sociales, pero también es una persona originaria de Bohemia, en la República Checa. Ya que se dice que esta región estuvo habitada por gitanos, esa es la razón por la que los bohemios son también gitanos, y ya sabemos que a éstos también les encanta hacer sus fiestas.

Si alguien anda de fiesta en fiesta, decimos que se fue "de parranda", haciendo bullicio y a veces hasta un desorden tremendo. Parranda es también el grupo de músicos que andan en la noche tocando música con sus instrumentos y cantando… ¿Ha estado en alguna callejoneada? Bueno, así anda la parranda, con su música entre los callejones.

Otras fiestas que existen, cada una con características propias: velada, tertulia, reunión, jolgorio, juerga, verbena, guateque, mitote, farra…

¿Qué otras formas de fiesta conoce usted?

Soy Don Juan Recaredo… compártame sus dudas y comentarios: [email protected] Twitter: @donjuanrecaredo.

ME PREGUNTA:

Verónica Arteaga: ¿qué tipo de números son estos: primero, segundo, tercero? ¿Tienen un nombre?

LE RESPONDO:

Sí Verónica; esos se llaman números ordinales porque llevan un orden: el primero, segundo, etc.

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA:

Las civilizaciones se forjan con ideas, pero se defienden con cañones.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...