15 de junio de 2019 notifications
menu
Columnas Deportes

Al Larguero

EL GUIÓN

ALEJANDRO TOVAR
martes 05 de febrero 2019, actualizada 9:46 am


Enlace copiado

Reconocidos como personajes neuróticos, quienes no tenemos afecto por los colores de quienes protagonizan el ambiente, porque nuestros favoritos son sólo pasiones de la oscuridad, hemos de asomarnos al mundo de los vivos, donde se debe aceptar la verdad que nos negamos y donde navegan las miserias del poder para preguntarnos, ¿cómo cambiar la percepción de la realidad?

Parece que no hay manera de escapar del dominio de Tomás y Belichick, que no solo tienen la costumbre de crear historias con autoridad, sino el descaro para mostrarse como semidioses sin espacio alguno para caducar. Son como tiranos, como seres de otro planeta, son interminables, tienen una visión imaginativa contra lo común y contra todos nosotros, esclavos de lo ordinario.

Está visto que el mundo real nos muestra la cara que detestamos, ese valle de lágrimas donde invariablemente los demonios que la habitan, siempre derrotan a los ángeles. Se ha perdido el estilo de John Ford que desde aquel añorado western "La Diligencia" nos daba la ilusión de ganar luego de sufrir en toda la película y ponía a John Wayne como símbolo. Eso ya vemos, no sucede.

Terminamos todos los socios de club de ilusos aceptando que para dejar este laberinto de vida monótono debemos buscar una puerta a la realidad y ser uno más de quienes se introducen al mundo de los ganadores, sin invitación, terminar por ser gente normal, pues chocamos contra muros y no reconocer el mérito de otros es sostener una guerra contra la realidad.

Así que ahora mismo enterremos las casacas que nos dieron un ambiente irreal y delirante, que siempre termina en gemidos y dolencias, hurguemos en los misterios del alma para desterrar amasiatos con grupos que se han convertido en especialistas en fracasar, olvidemos tradiciones del pasado que durante generaciones han ido forzando a la gente a no pensar y vivamos una vida paralela a la realidad, más intensa, variada y atrevida, una que nos desagravie y haga felices.

[email protected]
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...