20 de abril de 2019 notifications
menu
Columnas Social

Pequeñas especies

CÁLCULOS URINARIOS

M.V.Z. Francisco Núñez González
NOSOTROS, domingo 20 de enero 2019, actualizada 10:35 am


La aparición de cálculos urinarios, o "urolitiasis", es una patología originada por la presencia de "piedras" en el tracto urinario, desde los riñones hasta la uretra, pasando por la vejiga de la orina. Es una enfermedad relativamente frecuente en perros y gatos, que en ocasiones puede originar un proceso de extrema gravedad precisando la atención especializada con urgencia.

El riñón funciona como filtro depurador de contenidos del torrente sanguíneo. Dentro de las sustancias que se eliminan en la orina, hay una gran cantidad de determinados minerales, formando lo que denominamos "cristales", los cuales ante ciertas condiciones, se hacen insolubles y precipitan, formando los cálculos o "piedras".

Los cálculos pueden formarse en el riñón, aunque en los perros el lugar en que se alojan las piedras con mayor frecuencia es en la vejiga. En las perras, no es raro que los cálculos puedan ser expulsados si su tamaño no es muy grande, a diferencia de los machos que se dificulta la eliminación debido a su anatomía. Las piedras pueden ser de múltiples tamaños, formas y colores, desde arenillas hasta cálculos de 10 centímetros de diámetro.

Los cálculos más comunes son los de estruvita, que están constituidos de fosfato amónico magnésico, oxalato cálcico, cistina, urato amónico y xantina. Algunos estudios indican la presencia de un elevado número de cristales o cálculos ya formados en un 20% de la población canina, aún cuando en muchos casos no presenten síntomas aparentes.

Existen razas más propensas a padecer urolitiasis, como son el Yorkshire Terrier, Chihuahueño, Teckel (salchicha), Schnauzer, Poodle y muy especialmente, el Dálmata.

El diagnóstico de esta enfermedad se basa en primer lugar en los síntomas, confirmándose con placas radiográficas y análisis de orina.

Los síntomas que podemos encontrar en un perro se deben a la irritación de los cálculos que provocan una cistitis o inflamación de la vejiga, manifestándose con presencia de sangre en la orina, emisión frecuente de pequeñas cantidades de orina y en algunos casos con la incontinencia urinaria, además de síntomas generales como fiebre o malestar.

El tratamiento dependerá del cálculo de que se trate, así algunos precisarán siempre cirugía, como por ejemplo, oxalatos, mientras otros pueden ser eliminados con una dieta adecuada, sucediendo así con los de estruvita.

Existen dietas específicas para disolver los cálculos y/o prevenir su nueva formación. Estas dietas producen cambio en el ph de la orina acidificándola o haciéndola más alcalina según el cálculo de que se trate y además tienen un efecto diurético para diluir los cristales.

Es importante seguir las indicaciones del veterinario en cuanto el tipo de dieta y especialmente evitando dar cualquier tipo de suplemento o comida casera. En la actualidad, y gracias a la calidad y al amplio abanico de dietas específicas de que disponemos, la urolitiasis es una enfermedad con muy buen pronóstico, siempre que sigamos estrictamente la dieta.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...