18 de febrero de 2019 notifications search
menu
EDITORIAL

Verdades y rumores

EL AGENTE 007
sábado 05 de enero 2019, actualizada 7:02 am

Tímidos han sido hasta ahora los cambios o enroques explorados por las administraciones municipal de Torreón y estatal de Coahuila en los primeros días de enero, no obstante que por debajo del agua corrió la especie de que ahora sí habría una sacudida. En el caso de la Perla de La Laguna, en primer nivel únicamente se ha concretado la salida de Fernando Jaime de la Dirección de Desarrollo Económico y la llegada a esta cartera de Andrea Salmón, exasistente del alcalde Jorge Zermeño, con la incógnita aún sin aclarar de cuáles son sus credenciales para hacerse cargo de un área en donde los resultados fueron los grandes ausentes en 2018, con una fuerte caída en la inversión privada.

La salida de Primo Francisco García de la Policía Municipal no cuenta como nuevo ajuste ya que fue en 2018 y de manera voluntaria. Cuentan los subagentes que varios enterados están a la espera de más ajustes sobre todo en áreas como Urbanismo, encabezada por Aldo Villarreal, en donde dicen que los cobros del “quinto real” a cambio de permisos están a la orden del día; o en Vialidad, liderada por Pedro Luis Bernal, a quien ya le saltó la primera protesta del año porque sus muchachos andan hincando el diente a los incautos en el Centro de la ciudad so pretexto del incumplimiento, entre otros que no han dado el ancho. En el caso del gobierno estatal, hasta ahora se ha anunciado el relevo de Inocencio Aguirre en la Secretaría de Desarrollo Clientelar -perdón, Social- por Francisco Saracho, exdiputado y secretario de Infraestructura estatal en tiempos de Rubén Moreira. Tomando en consideración este último dato, no sólo el gober Miguel Riquelme se ha tardado en hacer la tan anunciada limpia del moreirismo sino que continúa reutilizando piezas vinculadas al mismo, aunque corre la especie de que en los próximos días pudiera darse un cambio en la Secretaría de Gobierno, a cargo de José Ma. Fraustro, además de la Secretaría de Seguridad Pública, comandada por José Luis Pliego, de quien se dice que no termina de hallarse en el puesto.

***

A propósito de ajustes, las oficinas proconsulares del gobierno del presidente López Obrador desplegadas en los estados no tienen para cuándo comenzar a operar en forma con la gente necesaria y la estructura debida. El procónsul en Coahuila, Reyes Flores, dijo que todos los amarres van a tardar por lo menos seis meses, aunque algunos subagentes consideran que pudiera irse el año entero por los despidos, fusiones y reestructuras que deben aplicarse para cumplir con el plan de austeridad republicana del preciso Andrés Manuel. Llama la atención que precisamente con todo y los apretones de cinturón obligatorios, la oficina de Conagua en Torreón sufrirá cambios mínimos. Nuestros subagentes comentan que Óscar Gutiérrez Santana es el único director de cuenca en todo el país que fue ratificado y que, en consecuencia, lo van a dejar seguir trabajando con su equipo como hasta ahora, a pesar de que en el ámbito nacional se espera un recorte de hasta el 70 % del personal de la Conagua. Si bien don Óscar ha dado seguimiento a proyectos importantes en materia de plantas potabilizadoras y de tratamiento así como obras hidráulicas, tiene mucho trabajo pendiente en la limpieza y mantenimiento de los canales de riego, así como en las medidas para disminuir la sobreexplotación del acuífero, tema harto sensible pero de vital importancia.

***

En donde todavía no hay posturas definidas y, para acabar pronto, no se sabe qué pasa es en San Pedro, pues en el acto de la toma de protesta del nuevo ayuntamiento encabezado por la panista Patricia Grado, desfilaron personalidades del PRI, PAN y Morena. Entre los asistentes estuvieron, del blanquiazul, el diputado local Marcelo Torres Cofiño, el excandidato a la gubernatura Guillermo Anaya y el alcalde de Torreón Jorge Zermeño; de Morena y adláteres, los diputados federales José Ángel Pérez y Javier Borrego, y del tricolor dieron la sorpresa algunos exalcaldes como Juan González, quien por cierto pese a que durante toda la campaña negó que haya operado contra la exalcaldesa Ana Isabel Durán, el tiempo se encargó de descubrirlo pues algunos de los funcionarios que trabajaron en su administración regresaron a la nómina municipal con doña Paty. Cuentan por ahí que quien estuvo “palomeando” la designación de los colaboradores de Grado fue el exindependiente y neomorenista Javier Guerrero, lo que le ha valido para que su sobrino, el exdelegado de Prospera, Armando Guerrero, sea algo así como un vicealcalde pues tiene gran injerencia en la toma de muchas decisiones. Dicen las malas lenguas que, en medio de esta revoltura, doña Paty únicamente se ha limitado a salir en la foto, ya que la línea viene desde arriba, sea donde sea eso dada la intervención de las diversas fuerza políticas de las que todavía no se sabe cuál es el la que realmente lleva la batuta.

***

El que llegó con la espada desenvainada fue el alcalde morenista de Madero, Jonathan Ávalos Rodríguez, pues su primera hazaña fue pedirles “cordialmente” a algunos de los antiguos directores y jefes de departamento que se retiraran, ya que cometieron la osadía de presentarse a trabajar en el primer día de la nueva administración, como si nada hubiera cambiado. Dicen los malpensados que esto es parte de la estrategia del exalcalde priista David Flores para empezar a ponerle algunas piedrillas en el camino a Ávalos, pues como es de esperarse ya están trabajando el regreso del PRI al ayuntamiento en tres años. A pesar de que Ávalos no tiene mucho oficio político, aunque es emanado de las “fuerza básicas” del PRI, ya que se fogueó con las redes de jóvenes, de los alcaldes aledaños ha sido quien menos influencia externa ha mostrado, ya que en San Pedro y Matamoros los nuevos munícipes llegan algo amarrados de las manos y con personajes que parecen vicealcaldes. Cuentan también que el día de la toma de protesta en Madero los regidores del PRI, entre ellos el extesoreso Pablo Navarro y Concepción Delgado, la esposa del exalcalde David Flores, llevaron su propia porra para intentar contrarrestar la rechifla de los ciudadanos. No obstante, tuvieron que aguantar el penoso momento, ya que al momento de que los nombraron no sólo hubo pitos y siseos, sino que hasta recordatorios del 10 de mayo y gritos de ¡Fuera el PRI! Y cual heroico Andrés Manuel López Obrador en el teatro Nazas, el alcalde Ávalos tuvo que salir al paso y pedir a la ciudadanía respeto y unidad... aunque a la hora del discurso se fue directamente a la yugular contra las administraciones priistas. No cabe duda de que aprende rápido.

***

Pues cuentan que en Ciudad Lerdo, tierra sin ley pero siempre con una gran cantidad de aspirinos a la Presidencia Municipal, de unos años para acá han proliferado la solicitudes de antenas de telecomunicación, de esas que la ciudadanía teme en parte por desconocimiento de los alcances que tienen estos artefactos y en parte por la gran cantidad de estudios divergentes que han surgido desde hace décadas con respecto a que si causan o no cáncer. En cuanto a los valores de energía electromagnética emitida por las antenas a las distancias accesibles por el público, se dice que son muy inferiores a las que se pueden percibir por otros aparatos de uso común como los hornos microondas, pero sin ahondar en detalles puesto que los subagentes no son expertos en la materia. Lo que se escucha es que algunas autoridades y exautoridades lerdenses se estarían beneficiando de la colocación de las antenas en Lerdo, las cuales tendrían antes que ser aprobadas por los vecinos adyacentes y posteriormente por el Cabildo, cosa que se han pasado por el arco del triunfo. Total que algunos subagentes disfrazados de campesinos aseguran que la muy curiosa torre en forma de obelisco que fue construida en el edificio de la CNOP en Lerdo, ahí por el bulevar Guadalupe Victoria, oculta nada menos que una de estas antenas de telecomunicación en su interior, lo que explicaría la extraña arquitectura que no tendría mucha funcionalidad. Lo curioso es que en los últimos años, las autoridades lerdenses se han mostrado como “sorprendidas” ante la intentona de instalación de varias antenas sin permisos (al menos oficiales y legales) en colonias como Valle del Sol, 20 de Noviembre, Ampliación Carlos Real y Villa Nazareno. Por ahí se comenta que el milagro se lo andan colgando al extesorero de Lerdo, Homero Martínez Cabrera. ¿Será?

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...