23 de enero de 2019 notifications search
menu
EDITORIAL

Verdades y rumores

EL AGENTE 007
sábado 15 de diciembre 2018, actualizada 10:35 am

Por más que el panismo coahuilense intenta recuperar la normalidad tras el sainete de la elección interna del pasado domingo, sigue la mata dando en este asunto. El discurso oficial del PAN, sobre todo del grupo que resultó ganador de la mano de Jesús de León, es que todo el desorden se dio por "el intento de injerencia externa con afanes desestabilizadores". Vamos, algo así como la intervención rusa en las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016, pero a menor escala. Y los "rusos", en este caso, habrían sido priistas vinculados al Palacio Rosa y neomorenistas con nexos panistas, principalmente del grupo de Luis Fernando Salazar.

Lo cierto es que además del control del partido en la entidad, lo que estaba en juego en la elección que terminó convertida en un galimatías era la candidatura del sucesor del alcalde Jorge Zermeño en Torreón. Y es que, según los subagentes disfrazados de matracas azules, del ganador depende el impulso al suspirante por la máxima silla municipal de la Perla de La Laguna, la cual aspiran a conservar los panistas pese a todo. Dicen que si hubiera ganado Mario Dávila, apoyado por el alcalde de Monclova Alfredo Paredes, muy seguramente el candidato a la alcaldía hubiera sido Gerardo Aguado, alias "Quilo", quien ayudó fuertemente a don Mario y además se sabe es un alfil leal al "Hooligan" Salazar. Pero como ganó don Chuy, se comenta que muy probablemente el candidato dentro de tres años será el diputado local Marcelo Torres, hasta hace poco máximo jerarca del panismo nacional. Sin embargo, la cosa aún no termina, ya que Dávila ha dicho que va a impugnar la elección y que llegará en su recurso hasta las últimas consecuencias. O sea que, como dijo el gran "filósofo" de la televisión mexicana, no le cambie que "aún hay más".

***

Harto misterio se ha generado entorno al costo del refinanciamiento de la deuda de Coahuila, cifra que se supone iba a dar a conocer el secretario de Finanzas del Estado, Blas Flores, durante su comparecencia ante el pleno del Congreso local esta semana. Y decimos que se supone porque no ocurrió así, o al menos de manera que todos pudieran captar la información. Resulta que cuando don Blas rindió su informe frente a los diputados locales omitió de entrada dar los datos sobre el costo de la tercera reestructura. Tuvo que ser la legisladora panista Maru Cázares la que solicitara precisión en ese punto para que el tesorero estatal se dispusiera a leer un documento. El problema, pequeño detalle, fue que justo cuando estaba dando lectura a los datos que todos esperaban, el audio del Palacio Legislativo se apagó, curiosamente, y se reactivó exactamente cuando terminó de leer el documento, con todo y los gritos del respetable que decía que nada se oía. Y sí, nada se escuchó, pero don Blas ya no repitió los datos y dio por concluida su comparecencia. Al levantarse del lugar, la Incómoda Prensa le cuestionó sobre el costo a lo que el tesorero se limitó a decir que esa información ya la había dicho y que si querían consultarla que la buscaran en la página web oficial. Minutos más tarde, Armando Rubio, quien lleva ya varios años en la secretaría como subsecretario, aclaró que esos datos no están disponibles en la página, cosa que se pudo constatar. O sea que la cifra del costo del refinanciamiento sigue siendo un misterio... como el destino de la mitad de la deuda. Háblenle al colega Sherlock Holmes.

***

Cuentan que fuerte malestar existe entre los juzgadores del Poder Judicial del Estado de Coahuila por el gasto realizado con motivo de la IV Jornada Nacional de Juzgadoras, organizada por la presidenta del Tribunal Superior de Injusticia del Estado de Coahuila, Miriam Cárdenas Cantú, quien como vulgarmente se dice "echó la casa por la ventana" con actos onerosos en un restaurante y un local que es propiedad de su familia, que todos saben se dedica al ramo en la Urbe de Adobe. El problema con esto, además del posible conflicto de intereses por supuesto y la tremenda cuenta, es que persisten una serie de carencias en los Palacios de Justicia de la entidad, cosas tan básicas e indispensables como el papel para las copiadras, las hojas para hacer los acuerdos y ya que andamos por esos lares, para acabar pronto no hay ni papeles para los sanitarios. Por si fuera poco continúan las condiciones insalubres en las instalaciones de todo el Palacio, Juzgados Penales y Familiares. Por otra parte, aseguran los subagentes disfrazados de mallete que existe algo así como un "terrorismo" que campea en el Poder Judicial de Coahuila en los distritos de Monclova, Parras y Torreón, debido a la persecución que la misma presidenta del Tribunal realiza en contra de los jueces y demás personal de los juzgados por supuestas irregularidades que -dicen- no es más que una intimidación y amenazas veladas a los mismos pues el trasfondo es su interés por acomodar a otros jueces de Derechos Humanos -irónicamente- que son de Saltillo en estos puestos laguneros. En fin el buen juez por su casa empieza, dicen por ahí. Y por lo visto, tampoco en el Poder Judicial de Coahuila ha iniciado la Cuarta Transformación.

***

Hasta el momento, y tras el reclamo de los ipecos locales, parece que las fuerzas de seguridad y justicia de la Comarca Lagunera mantienen un trabajo coordinado y de constante comunicación con diferentes actores empresariales, a los que con bastante frecuencia se les muestran las estadísticas como son, es decir, sin el consabido maquillaje, para ser realistas y trabajar en las áreas que requieren de mejora como son el robo de vehículo, de vehículo con violencia y a casa habitación. Dicen los subagentes disfrazados de empresarios que, en general, es destacada la labor de las corporaciones que participan en los operativos conjuntos. No obstante, aquí viene la mala, al finalizar las jornadas nocturnas en los fines de semana, algunos elementos policiales se exceden en sus facultades y les entra lo emprendedor, ya que pasadas las 2 de la mañana les da por ir a los restaurantes bar del Paseo Morelos y el Distrito Colón a "revisar" papelería en materia de Alcoholes, ingresando a los locales con armas largas y en algunos casos hasta cortando cartucho y apuntando al personal de los locales que ya está en las labores de limpieza y corte de caja. Empresarios de este tipo de negocios entienden que por el mal desempeño de algunos policías no se debe empañar el trabajo de todas las corporaciones, pero sí solicitan que los altos mandos pongan atención en el asunto para evitar abusos y que mejor se amplíe la presencia en las calles y avenidas de la ciudad.

***

Y ya que hablamos de asuntos de vigilancia y seguridad, cuentan que la alerta de viaje que lanzó el gobierno de Estados Unidos recientemente contra los municipios de La Laguna de Durango, y que causó gran muina en la alcaldesa Leticia Herrera, se debe principalmente a la inseguridad que priva en la carretera que une a Cuencamé con Zacatecas. Los subagentes disfrazados de llantas de autobuses reportan que en ese tramo, del lado de Cuencamé, se han suscitado asaltos con un curioso modus operandi, y con todo y que a la entrada y a la salida de ese pueblo hay retenes de las fuerzas del orden. Cuentan que los atracos ocurren entre los dos retenes, por el libramiento de Cuencamé y que los ladrones aprovechan la retención de los vehículos del primer puesto de vigilancia para poder cometer sus fechorías sin testigos más que las víctimas de las unidades de transporte. Este hecho debería motivar un ajuste en el dispositivo de vigilancia, porque simplemente es absurdo que con dos retenes sigan ocurriendo los asaltos. Y como siempre, en estos casos, no hay más que de dos sopas: o es incompetencia o es complicidad.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...