19 de junio de 2019 notifications
menu
EDITORIAL

Verdades y rumores

EL AGENTE 007
sábado 10 de noviembre 2018, actualizada 7:25 am

Enlace copiado

Cuentan que la elección del nuevo dirigente estatal del PAN en Coahuila está más cantada que una ranchera. Los subagentes disfrazados de matracas azules comentan que es prácticamente un hecho que Jesús de León, fiel alfil del dos veces candidato a la gubernatura de Coahuila Guillermo Anaya, será el nuevo pastor del panismo provincial y que el proceso interno es un mero trámite. Cabe recordar que don Chuy ha ido dos veces a la guerra en el ayuntamiento de Torreón y las dos ocasiones ha sido derrotado y que ha sabido esperar los tiempos que le marca el partido para acceder a las candidaturas. Luego del proceso estatal de 2017, De León aguardó bajo la promesa de que en 2018 le tocaría ser suspirante a la senaduría, pero don Memo, que perdió la elección de gobernador, no quería quedarse sin hueso e hizo a un lado las aspiraciones de su leal escudero.

El acuerdo entonces fue, dicen, dejarle la dirigencia estatal a través de la cual, una vez en la silla, el anayismo podría seguir rigiendo. Este hecho fue reclamado ayer por Miguel Wheelock, otro de los suspirantes a encabezar al panismo estatal, en la rueda de prensa sobre el proceso interno. Don Miguel aseguró que don Memo sigue controlando al partido y que quiere imponer a su candidato, don Chuy, quien no se quedó callado ante el señalamiento y sugirió, sin decir nombres, que en el PAN al leones disfrazados de corderos, es decir, gente vinculada al priismo y el gobierno estatal pero que dice ser de huesos blanquiazules. Y es que Wheelock desde hace tiempo ya no había figurado en el PAN y, según cuentan, había estado muy cercano a algunos contratos estatales como para que de pronto se le ocurriera ir por la dirigencia estatal. Del que por cierto ya nada se supo es del diputado local Gerardo Aguado, alfil del neomorenista Luis Fernando Salazar, quien había dicho que buscaría la dirigencia del partido. Como pinta el escenario, es altamente probable que pasado el proceso interno se observe una nueva escisión blanquiazul en Coahuila, es decir, igual que lo que se espera a nivel nacional con el probable triunfo de Marko Cortés, candidato de Ricardo Anaya, luego de que el expresidente Felipe Calderón ya anunció que si no gana Manuel Gómez Morín Martínez del Río, creará su propio partido (de algo tiene que vivir ahora que le quitaron la pensión). En pocas palabras, todo parece indicar que en México y en esta provincia hay anayismo para rato.

***

Y ya que hablamos de asuntos azules, los subagentes de la Capirucha del Esmog nos reportan que el PAN está por sufrir un segundo golpe luego de la anulación de la elección en Monterrey. Corren fuertes versiones de que el Tremendo Trife va a anular también el proceso electoral de la gubernatura de Puebla, en el que hasta ahora figura como virtual ganadora la panista Martha Érika Alonso y en segundo lugar Miguel Barbosa, de Morena. Tal parece que los árbitros electorales judiciales no le quieren conceder una a los blanquiazules. Hay que recordar que en Coahuila, con un margen menor al de Puebla, el Trife decidió darle la gubernatura al PRI, luego vino lo de Monterrey este año y ahora se cocina ya lo de Puebla. Por cierto, en el caso de la Sultana del Norte el envío de Rubén Moreira como delegado especial para los nuevos comicios se ha interpretado en la capital de la República Azteca como la puesta de toda la carne en el asador por parte del PRI, ya que si don Rubén pudo ganar una elección tan complicada y contra todo pronóstico por las múltiples irregularidades como la de Coahuila, pues entonces podrá hacerlo con la de Monterrey.

***

En asuntos más mundanos, resulta que no quedó ni para abril ni para mayo. Será hasta junio cuando, supuestamente ahora sí, el gobierno de Coahuila concluya las obras del llevado y traído Metrobús Laguna. Y es que esta semana el secretario de Infraestructura, Gerardo Berlanga, dijo, palabras más palabras menos, que por fin han logrado empatar los calendarios de pagos y obras para que todo fluya con mayor celeridad. Vaya, ya era hora, porque la obra lleva por lo menos un año y medio de retraso. Pero con todo y los “buenos nuevos augurios”, quedan aún varias dudas respecto al proyecto: la primera es ¿cuándo estará listo el famoso modelo de negocio que es el que definirá cómo quedará la ruta troncal del bulevar Revolución y las rutas alimentadoras? La segunda: ¿Cuánto va a costar el servicio al usuario, que es al final la figura más importante y menos tomada en cuenta? La tercera: ¿cómo podrá ser considerado un sistema de transporte metropolitano cuando del lado de Durango no han siquiera licitado las obras? Y cuarta: ¿cuándo van a regresar el Torreoncito que quitaron para construir la estación Nazas y que, según juraron y perjuraron autoridades estatales, no se iba a dañar y sería reinstalado tal cual como estaba? Meras preguntas que ameritan alguna respuesta.

***

Del otro lado del Nazas, el que muestra desesperación por lo que se avecina es el PRI de Gómez Palacio, pues sus dirigentes comenzaron a utilizar métodos nunca antes vistos para tratar de llamar la atención y, sobre todo, captar votantes potenciales para el proceso del año próximo. Apostándole a que los jóvenes volteen a ver un poco al viejo tricolor, que hasta las elecciones de este año se consideraba el bastión político en esta ciudad, el dirigente del partido Raúl Meraz Ramírez recurrió a grupos de tamborazo, norteños y banda para ofrecer un bailongo de acceso libre este domingo 11 en la plaza principal, con la idea de que vayan de 7 mil a 8 mil personas según sus cálculos. La presentación musical es con motivo del Día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que corresponde al 25 de este mes y cuya fecha conmemorativa, como todos podrán ver, no tiene mucha relación con la actividad masiva que organizó el PRI, sino que está más orientada a atraer la atención de los ciudadanos e ir preparando el terreno político. Hasta ahora, don Raúl ha dejado ver sus pocas tablas para dirigir un partido que está en su peor momento, de tal forma que no ha podido contrarrestar la campaña negativa que a través de redes sociales han hecho expriistas como Rigoberto Flores Ochoa y Juan Ávalos Méndez, en contra de la alcaldesa Leticia Herrera y de algunos integrantes de su administración, léase el director del Sideapa, Adelmo Ruvalcaba Nieto, quienes además dan mucha tela de donde cortar.

***

Por cierto, el subsecretario de Gobierno en La Laguna de Durango, Manuel Ramos Carrillo se perfila, hasta ahora, como quien habrá de abanderar la candidatura del PAN a la alcaldía de Gómez Palacio, partido al cual no ha pertenecido pero se da por hecho de que sí, dado que fue el primer funcionario en esta región que recibió el nombramiento cuando inició el gobierno “de alternancia” del gober José Aispuro, quien llegó al poder gracias a la alianza del agua y el aceite, o sea, PAN-PRD y lo que queda de ellos. De ser así, se desataría una nueva tormenta al interior de Acción Nacional, cuyos militantes desde luego no estarían de acuerdo en que un personaje claramente identificado con la familia Herrera contendiera en las próximas elecciones, para las que, dicho sea de paso, la dirigencia estatal ha asegurado que el partido competirá solo y que no establecerá coaliciones con ningún otro, el cual podría enfrentar deserciones, confrontación y demás situaciones negativas. A la vez, el subsecretario de Gobierno ha sido visto en múltiples ocasiones reunido con el aspirante a la alcaldía por parte de Morena, Rafael Palacios Cordero, quien hasta hace poco se ostentaba como defensor de los inconformes contra el proyecto Chemours Laguna, en Dinamita. Así de revuelta está la política local en estos tiempos.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...