27 de junio de 2019 notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Verdades y rumores

EL AGENTE 007
sábado 15 de septiembre 2018, actualizada 7:20 am

Enlace copiado

Cuentan que cual estrella reluciente, bajado de la nube tricolor, con varios pendientes y sin darles retirada, ya le cantan “El Ausente” al magistrado presidente de la Sala Auxiliar del Poder Judicial del Estado de Coahuila con sede en Torreón, César Alejandro Saucedo Flores, quien con apenas 10 meses en el cargo para el cual fue ungido por el exgober Rubén Moreira, junto con otros afortunados, ya se da el lujo de acudir como máximo dos días por semana al edificio ubicado sobre el Diagonal Reforma.

Al parecer don César Alejandro, maestro en Derecho Mercantil, ha sabido posicionarse bien en imagen, pero su desempeño al frente de la Sala pareciera no ser del todo aprobado no sólo por una buena cantidad de abogados que han hecho notar las frecuentes ausencias del magistrado, quien -dicen- hace visitas de doctor en estas oficinas por sus múltiples ocupaciones que tiene y que levantan suspicacias, principalmente entre varios de los miembros del Consejo Lagunero de la Iniciativa Privada. Los propios empresarios ya se habían quejado de la falta de un análisis más profundo por parte del exgober para designar a perfiles más ad hoc para estos cargos, ya que no creen que las excusas de don César -cuando las hay- se justifiquen cual acciones de “bona fide”, por lo que no estaría de más “justipreciar” la designación de quien ha acudido a laborar en promedio 8 días por mes desde su nombramiento o de plano ponerle un checador al presidente, como por ahí le sugieren al gober Miguel Riquelme. Y es que su responsabilidad como magistrado presidente, dicen, no es como para estar faltando, ya que hay casos qué resolver en materia de recursos de apelación contra sentencias definitivas pronunciadas por los jueces de primera instancia con residencia en los distritos de su jurisdicción, así como otros procedimientos, quejas en contra de autos (y no de los que usa para viajar a Saltillo) y de sentencias emitidas por otros poderes. Y pensar que su cargo es por 15 años.

***

Otro funcionario que había sido echado de menos en sus oficinas hasta la contingencia por las inundaciones es el director del Organismo de Cuencas Centrales del Norte de la Conagua, Óscar Gutiérrez Santana. Nuestros subagentes nos comentan que es muy difícil encontrar a don Óscar en el edificio de la dependencia federal en Torreón y que es común que su oficina siempre esté cerrada y apagada. Incluso algunos maldicientes que deambulan por el inmueble se preguntaban si el funcionario sabía que desde noviembre de 2017 lo habían ungido nuevamente para el cargo. Y es que cabe recordar que Gutiérrez Santana ya había ocupado la oficina en tiempos del preciso Felipe Calderón y que le tocaron varias contingencias como las avenidas del río Nazas. Las malas lenguas dicen que incluso don Óscar no está radicando aún en Torreón y que viene sólo de vez en cuando. No obstante, en descargo de él, nuestros subagentes nos comentan que en los días duros de las inundaciones en Torreón sí se le pudo observar en los recorridos realizados por las autoridades para revisar los daños, aunque no se vio que su dependencia apoyara mucho que digamos. Seguramente luego de saber lo necesaria de su presencia constante en la región y la importancia de su trabajo, el director estará más disponible en su oficina. Bueno, por algo lo pusieron ahí, ¿no?

***

Y ya que hablamos de los nefastos días de las inundaciones, los subagentes nos reportan de un hecho que despertó intriga entre algunos agudos observadores de la cosa pública. Resulta que cuando el jefazo comunal Jorge Zermeño y el gober Miguel Riquelme hicieron acto de presencia en el Fraccionamiento Santa Sofía, uno de los más afectados por los anegamientos, luego de hacer las supervisiones y compromisos correspondientes, el munícipe les dijo a los de la comitiva estatal que lo disculparan, pero tenía que retirarse. Dicen que cuando fue cuestionado si iba a otro sitio golpeado por las aguas, respondió que no, que tenía una reunión urgente de seguridad con la alcaldesa de Gómez Palacio, Leticia Herrera. Incluso, aseguran que don Jorge invitó a don Miguel a que lo acompañara, pero éste se negó bajo el argumento de que tenía que seguir recorriendo las zonas afectadas. El asunto es que nadie sabe a ciencia cierta qué fue lo que se trató en la mencionada reunión, pero el hecho de que un día después se hiciera público que el Periférico Raúl López Sánchez cambiaría de nombre a bulevar Ejército Mexicano, como ya se llama desde hace años en la vecina ciudad, llevó a algunos malpensados a creer que uno de los temas abordados fue ese precisamente. Visto por donde quiera, no es un asunto urgente, sobre todo en medio de la contingencia por la que atravesaban las ciudades de la región por las lluvias, por lo que es difícil aceptar que ése haya sido el único punto a tratar. Otros apuntan a que tal vez tenga más que ver con la petición que luego hizo el Ejército de colocar más cámaras de videovigilancia en los puentes que unen a las dos ciudades. Pero más allá de esto, el hecho de que Torreón esté siguiendo las iniciativas o sugerencias que “vienen” de Gómez Palacio -como los semáforos “placa”, la Policía y ahora el cambio de nombre a una importante vía- llevan a algunos de mente harto intrigosa a preguntarse si no es demasiada la injerencia que el gobierno de doña Lety está teniendo en el actual ayuntamiento de Torreón.

***

Y ya que hablamos de aquellas tierras gomezpalatinas, los amantes del deporte electoral han comenzado a hacer sus apuestas sobre quiénes serán los contendientes para los comicios del 2019 en los que se renovará el ayuntamiento. Los primero que se menciona es que dados los últimos resultados electorales, la lucha seguramente estará entre el PRI y el nuevo PRI -perdón, Morena-, que recogió muchos cuadros inconformes del tricolor en los últimos meses. En el caso del partido oficial en el municipio la pregunta es si Leticia Herrera buscará la reelección o propondrá a uno de sus incondicionales para que asuma la alcaldía. La duda viene por el reporte de algunos operadores en colonias que consideran que el herrerismo se ha ido debilitando producto de la lejanía y verticalidad de la presidenta municipal, y que prueba de ello es que en los comicios pasados la Morena del Peje arrasó en Gómez Palacio, una ciudad en donde siempre han presumido ser muy priistas. De este hecho dependería en parte si doña Lety se decide a entrarle a la reelección, aunque también está la negociación que tendrá que hacer con el comité estatal del partido y, por supuesto, el nacional. A propósito del comité estatal, dicen que en la Capital de los Alacranes siguen viendo con ojos poco amables a la alcaldesa y que de seguir así las cosas, ni siquiera le permitirían escoger a su posible sucesor, que pudiera ser Manuel Ramos o Sergio Uribe, aunque en un plano conciliador pudiera ser Anavel Fernández. Por el lado de Morena, los dos más fuertes que suenan son Rafael Palacios, quien ha acompañado al Peje en su lucha desde hace varios años, y Juan Ávalos, priista renegado con fuerte presencia en tierra debido a su trabajo partidista. La ventaja de don Rafael es que está muy bien considerado en el equipo de López Obrador, aunque su ausencia de años no le han permitido echar raíces entre el electorado gomezpalatino, lo cual es la principal fortaleza de don Juan, quien desde la dirigencia municipal del PRI se manejó como un perfil crítico y menos alejado del pulso ciudadano. La pugna va a estar interesante.

***

De la Capirucha del Esmog nos llegan reportes sorprendentes sobre los tejes y manejes del nuevo Congreso de la Unión de abrumadora mayoría morenista. Resulta que, según nuestros subagentes disfrazados de curul, los líderes de Morena están solicitando a los diputados federales de ese partido que para poder obtener la presidencia de comisiones o garantizar que sus gestiones e iniciativas avancen, apoquinen con 45,000 pesillos al mes para la causa morenista. Como se sabe, los presidentes y secretarios de las comisiones del Congreso obtienen partidas extraordinarias para la operación y gestión de las mismas, por lo que sería de ahí de donde los legisladores tomarían el recurso para reportarse con su partido. Incluso esta “sugerencia” se está extendiendo a aquellos diputados que quedaron en el limbo tras la desaparición de su partido, el PES, que fue en coalición con Morena. Esta forma de proceder se parece mucho a la de los panistas en su tiempo que cobraban “moche” a los alcaldes para que les entregaran partidas para sus municipios. De confirmarse esta especie, estaríamos ante el primer gran escándalo en la cámara baja; la cámara alta ya tuvo el suyo con la aprobación de la licencia del senador/gobernador Manuel Velasco.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...