EDITORIAL
JUAN ANTONIO GARCÍA VILLA Jueves 14 de jun 2018, actualizada 7:47am ... Anterior 3 de 8 Siguiente ...

El Primer Congreso de Coahuila


Apuntes de un diputado

El primer Congreso local de Coahuila (y Tejas) funcionó de agosto de 1824 a junio de 1827 y tuvo el carácter de Constituyente, aunque también ejerció funciones de congreso ordinario. Quedó integrado por once diputados, diez de Coahuila y uno que representó a Texas. Éste último un aventurero de origen holandés, astuto como él solo, de nombre Philip Hendrik Nering, que castellanizó para quedar en Felipe Enrique Neri.

El inicial Congreso local aprobó la primera Constitución del estado, bilingüe como ya antes señalé, el 11 de marzo de 1827. Es decir, casi tres años después de instalado, aunque continuó en funciones hasta el 24 de junio de ese mismo año de 1827.

En el recuento, ciertamente incompleto, que de la actividad legislativa ordinaria de este Congreso pionero se hace en la "Historia del Congreso de Coahuila de Zaragoza" (tomo I, págs. 26 a 37), se indica que entre leyes y decretos expidió al menos treinta, cuyo título en cada caso se cita expresamente, aunque su numeración corrida llega hasta el núm. 36.

Entre los ordenamientos más relevantes se encuentran la Ley Reglamentaria para la Administración de Justicia en el Estado, la Ley de Colonización del Estado, el Reglamento para el Gobierno Interior del Estado (título que aparece mal transcrito, pues considero, como lo demostré en otro artículo de esta serie, que en realidad se trata del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso del Estado, dictado el 7 de abril de 1827) y la Ley Relativa al Castigo del Robo, cuyo subtítulo indica "que estará en vigor en tanto se publique el Código Penal".

Llama la atención un decreto cuyo título reza: "Se autoriza al Gobierno del Estado, para controlar (¿contratar?) un préstamo en la cantidad que juzgue necesaria, con el fin de poner en corriente la Fábrica de Tabaco". Sobre la materia relativa al tabaco se expidieron varios Acuerdos, que mencionaré más adelante.

Otro decreto, el núm. 5, que hoy nos parece curioso, fue para establecer que "Los Funcionarios del Estado tendrán el siguiente tratamiento de oficio: El Presidente y Secretarios del Congreso, tendrán el tratamiento el primero de Excelencia y los segundos de Señoría y el Gobernador de Excelencia en la Correspondencia de Oficio".

Además de leyes y decretos, ese primer Congreso emitió también Acuerdos. A éstos, a diferencia de las leyes y decretos, no se les asignaba número. En la "Historia del Congreso de Coahuila de Zaragoza" se citan exactamente veinte, con sus respectivos títulos. Seguramente fueron más. Llama la atención cuando menos uno de ellos que ordena: "Dígase al C. Gobernador que de acuerdo con la Autoridad Eclesiástica, disponga no se haga uso de las campanas en las horas en que este Congreso celebra sus Sesiones".

Por cierto, el Congreso se instaló y sesionaba en el salón principal de las Casas Consistoriales, es decir, en la sala de sesiones del ilustre ayuntamiento de Saltillo, donde tomaban asiento los señores diputados "en las sillas situadas dentro del recinto que estaba separado del resto del salón por una barandilla". A donde seguramente llegaba con gran estruendo el ruido causado por las campanas de los templos, lo cual impedía concentrarse en su trabajo a los señores legisladores.

Cuatro Acuerdos están referidos a la Fábrica de Tabacos o simplemente al tabaco. Uno, para "Que el Gobernador diga al Administrador de las Rentas Unidas de esta Capital e interventor de la Fábrica de Tabacos, que los empleados a su cargo saquen copias en limpio de todos los asuntos de esas oficinas". Otro cuyo título reza: "Dígase al Gobierno ministre al ciudadano Román de la Garza, Administrador de Tabacos de Monclova, un documento que acredite haberse recibido la cantidad de $6,024.00"

Un tercer Acuerdo decía: "Se establece un guarda de a caballo en la Administración de Tabacos de Monclova, Coahuila". Y otro más: "Se observa el plan de sueldos de 1770 a 1772 sobre Honorarios que corresponden a los Administradores fieles y estanquilleros por la venta de tabacos del Estado".

Por el contenido del decreto citado antes y los cuatro Acuerdos referidos, se concluye que lo relativo al tabaco debió haber sido un renglón importante en las finanzas del naciente estado de Coahuila, lo cual quedó reflejado en la actividad legislativa del primer Congreso local, cuyo presidente fue el diputado Manuel Carrillo.


Etiquetas: Apuntes de un diputado

Más de EDITORIAL

... Anterior Siguiente ...


- IMP
1
RELACIONADAS
Ver más
COMENTA ESTA NOTICIA

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada


Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT