Columnas Social
El Siglo de Torreón Lunes 11 de jun 2018, actualizada 4:12am ... Anterior 1 de 3 Siguiente ...

Ensayo sobre la cultura


Mi vida con la coma

En mi larga experiencia de maestro de universidad, me he topado con alumnos que no dominan el uso de los signos de puntuación. Suponía que 12 años de estudio, por lo menos, les daría la habilidad de utilizarlos bien. ¡Qué equivocado estoy!

Por principio de cuentas, cuando indago si conocen cuales son los usos de la coma, me miran despectivamente como queriéndome decir: que no adivina mi edad, mi educación. No estuviéramos aquí. Yo, claro, los reto a que me lo digan. Ni tardos ni perezosos, afirman: Para enumerar, para hacer pausas, para tomar aire, y se les olvidan todas las demás.

Me he quebrado la cabeza en buscar en todas las gramáticas que se me ponen en frente, dos de las reglas que me mencionan: Para hacer pausa, y para tomar aire, no aparecen. Los remito al curso de redacción de Vivaldi.

Estoy plenamente convencido de que los signos de puntuación son signos de relación y nada tienen que ver con tomar aire o hacer pausa. Otra cosa muy diferente es que tenga que hacer la pausa, porque existe la coma o aproveche el momento para tomar aire, que utilizarlas con ese fin. Es relación causa efecto: No por la necesidad de hacer pausa, pongo la coma, sino que hago la pausa porque está la coma. Demasiada filosofía, ¿verdad?

Para mí, el conocimiento del uso de la coma es indispensable para darle sentido a lo que necesito decir. No es lo mismo decir: Juan corre, que: Juan, corre. En la primera, digo que Juan está corriendo, y en la segunda, le digo a Juan que corra.

He contado cinco reglas de este signo: la primera es la que todo mundo conoce: enumerar partes de un todo.

La segunda, es el caso que puse: en el uso del vocativo. En el caso de Juan, corre, Juan es el vocativo. Le estoy hablando a él para que corra.

La tercera es para unir dos proposiciones complementarias. Una oración principal con una secundaria. Por ejemplo: Los jugadores del Santos, campeones nacionales, se han tomado unas vacaciones. .

Oración principal: los jugadores del Santos se han tomado unas vacaciones. Proposición secundaria: campeones nacionales. La segunda la he introducido dentro de la primera y lo advierto poniendo una coma antes y después de ella.

La cuarta. Al utilizar dos oraciones que tienen el mismo verbo y separo por un punto y coma. Hay que acordarnos que la buena redacción consiste en evitar la repetición de palabras y hasta de los mismos sonidos; a menos que pretendamos rimar. Ejemplo: María compró lápices; Antonio, libros.

La coma después de Antonio hace suponer el verbo comprar.

La última regla es cuando cambiamos de orden las partes de la oración, para lo cual, tendríamos que saber cuál es ese orden y sus partes.

La oración está compuesta por sujeto y predicado. El sujeto por artículo, sustantivo y adjetivo; o locuciones o palabras que hagan las veces de. El Predicado está compuesto por verbo, adverbio, complemento directo, indirecto y circunstancias, en el orden que lo hemos mencionado.

Lo más común es que a veces pongamos el complemento circunstancial al principio. Por ejemplo: Ayer, Pedro pintó la barda. El Orden normal debió haber sido: Pedro pintó la barda ayer. Si se fijan, no hay coma entre barda y ayer porque no la necesita. Pude haber dicho. Pedro, ayer, pintó la barda. Volví a cambiar de orden el circunstancial.

Podemos armar las oraciones de muchas formas; para ello, es indispensable dominar el uso de este signo y de todos los demás. Esto no es problema de la Universidad, sino de la secundaria y la prepa. Si no los enseñamos a expresarse con corrección, entonces ¿qué les estamos enseñando? Leer y escribir es el objetivo.

Ni para que cuestionarse como andamos en cultura general: ¿Qué sabe usted de los Olmecas, Toltecas y los Teotihuacanos? ¿Cuáles son las causas de que se dé el Renacimiento? ¿A quién se debe la Independencia de México, a Hidalgo o a Iturbide? Para que saber, si todo viene en el Google.

  Por: José Luis Herrera Arce




Más de Columnas Social

... Anterior Siguiente ...


- IMP
0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada


Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT