16 de junio de 2019 notifications
menu
EDITORIAL

Verdades y rumores

EL AGENTE 007
miércoles 30 de mayo 2018, actualizada 8:56 am

Enlace copiado

El espeluznante tema de la seguridad se ha convertido en uno de los tópicos preferidos de las campañas para repartir culpas, lanzar dardos emponzoñados y llevar agua al molino de cada quien. En el ámbito nacional la cosa está que arde, peor que nunca dicen algunos, con una cifra de homicidios que se supera mes con mes y números inusitados de crímenes contra políticos, activistas, curas y periodistas. Aunque parece haber consenso sobre ello, cuando comienzan las diferencias es a la hora de las responsabilidades. El gobierno federal señala a los estatales; los estatales a los municipales; los municipales a los otro dos, de la misma manera que los partidos se lanzan el lodo para ensuciarse con el desastre. En el ámbito local también ocurre lo mismo, y el caso de Torreón es buena muestra de ello.

Mientras las autoridades municipales encabezadas por el alcalde candidato Jorge Zermeño juran y perjuran que la inseguridad no está fuera de control ni mucho menos -cosa que ha respaldado ya el Mando Especial de La Laguna-, los priistas que apoyan al suspirante José Antonio Gutiérrez Jardón corren la voz de que la situación empeora día con día. De hecho, el propio candidato tricolor puso a circular un mensaje en redes sociales en el que jura y perjura que siempre que gobierna el PAN, los delitos aumentan, frase que desató fuertes reacciones de los simpatizantes de don Jorge y otros ciudadanos. Pero haciendo un ejercicio de justicia, ni estamos en Jauja como dicen los blanquiazules, ni estamos en el infierno como dicen los tricolores quienes, por cierto, deben recordar que los peores años de inseguridad en la historia reciente de Torreón se vivieron cuando el PRI gobernaba tanto en la ciudad como en el estado. En todo caso, un asunto tan delicado como este merece menos manoseo electoral y más propuesta y sensibilidad. ¿No cree?

***

Como que las H. Autoridades no andan del todo atinadas en eso de mejorar las vías para facilitar la circulación por las mismas. Nuestros subagentes ya han dado cuenta de los problemas que se tienen en el segundo libramiento, rúa que vendría a desahogar el tránsito del viejo periférico en el cual basta con que dos autos se den un “beso” para que la circulación se trastoque por completo. Mientras del lado de Torreón la vía en mención tiene varios problemillas, como bordos absurdos y arreglos pendientes, del lado de Gómez Palacio está inconclusa, además de que el puente sobre el lecho seco del Nazas sigue detenido (a ver para cuándo). Pero la falta de pericia en la infraestructura y equipamiento urbano se nota también en la ausencia de alumbrado público en la antigua vía a San Pedro, situación que tiene ya varios años, y en los problemas en la construcción de los carriles del Metrobús. Más recientemente ha llamado poderosamente la atención el misterioso caso de la pintura mágica, que a la vuelta de unos cuantos días desaparece del trazado de los carriles. Pero no sólo eso, las lenguas de doble filo se preguntan qué aficionado al baile pintó los guiones de la avenida Juárez frente al estadio de beisbol, entre otras, porque es muy difícil encontrar una línea recta en esos trazos que más bien parecen hechos al ritmo de cumbia. No conforme con ello, a alguien del departamento de Ingeniería de Tránsito le ha dado por comenzar a colocar semáforos en cruceros en donde se requieren menos que en otros verdaderamente conflictivos. Tal es el caso del que están poniendo en la colonia San Isidro, en Mónaco y Madrid, sitio en donde ya de por sí hay moderadores de velocidad. Los malpensados se preguntan si alguien tiene un negocio de semáforos o en ese sector vive algún personaje con influencias que quiere salir más cómodamente de su casa. En fin.

***

Se ha cumplido ya seis años desde que el gobierno estatal, encabezado en 2012 por Rubén Moreira, hoy suspirante a una diputación federal pluri, decretó el famoso “darle vuelta a la página” al asunto de la deuda y otros entuertos financieros de la entidad coahuilense. Pues bien, el objetivo no se cumplió y es fecha que el tema sigue estando en la agenda sobre todo por aquello en lo que no se ha logrado avanzar en materia de transparencia. Hace unos días se dio a conocer el rotundo fracaso de la iniciativa de “Gobierno Abierto” impulsada por el Ejecutivo federal y replicada en algunas entidades, entre ellas Coahuila. El gobierno provincial quiso subirse al caballo en aras de limpiar un poco la mala imagen que le dejó la administración del Profe Humberto, pero al final las riendas se soltaron y el potro se salió del camino. Al menos eso es lo que reportan los subagentes disfrazados de mesas que pudieron atestiguar la falta de interés de las oficinas encargadas de darle seguimiento a los distintos asuntos que se pretendían aclarar, entre ellos, la deuda y las finanzas estatales. Dicen que el desdén fue desde el inicio y nunca se pudo dar color del destino que tuvieron los miles de milloncitos que se contrataron hace dos sexenios y que aún hoy siguen pagando los coahuilenses, por lo que se han convertido en herencia para el gober Miguel Riquelme. Por otra parte, se había apostado también a la creación de la Fiscalía Anticorrupción, encabezada por Jesús Flores Mier, para avanzar en la probidad y claridad en el manejo de recursos, pero han comenzado a surgir reclamos blanquiazules -en pleno proceso electoral, hay que decirlo- sobre la falta de recursos del nuevo organismo, lo que le impide hacer su trabajo como se debe. Por cierto -lo que son las casualidades- don Jesús formó parte del descarrilado proyecto de Gobierno Abierto cuando era presidente del ICAI.

***

Del otro lado del Nazas llegan reportes de que varios de los integrantes del ayuntamiento de Gómez Palacio que encabeza la priista Leticia Herrera andan preocupados por lo que pudiera pasar en la recta final de la administración. Resulta que, según versiones de nuestros subagentes, el oficial mayor Francisco Bardán, virtual vicealcalde gomezpalatino, citó en días pasados a todos los directores y jefes de área a una reunión con carácter de urgente y confidencial. Dicen que una vez reunidos todos, don Paco les leyó la cartilla a aquellos que no se han puesto las pilas y exigió a todos en general que fueran más aplicados y menos distraídos en su trabajo porque doña Lety va a necesitar rendir mejores cuentas y apretar el paso. La razón de esto último, según comentan, es que la alcaldesa, siempre sí, buscará la reelección en 2019 para gobernar otros tres añitos la Antigua Santa Rosa. Dicen que esta es una muy mala noticia para el candidato a diputado local, Sergio Uribe, colaborador incondicional de los Herrera, ya que lleva desde hace por los menos 15 años a la espera de que le toque el turno de buscar sentarse en la Silla Máxima del Municipio, y pensaba que ahora sí en la próxima elección iba a ser su momento. Por lo visto, tendrá que esperar un tiempo más.

***

Harta inquietud han despertado entre empresarios y autoridades de La Laguna de Durango los reveses legales que han recibido dos importantes proyectos de inversión como lo son la planta Chemours y el gasoducto. Y es que ha llamado la atención que las suspensiones avaladas por los jueces se dan en medio de una buena racha de arribo de capitales a la región, por lo que algunos creen que la incertidumbre pudiera provocar un freno en el flujo. Los criterios de quienes han presentado los recursos jurídicos son medioambientales y si bien es cierto que es muy importante cuidar este aspecto, a no pocos resulta al menos sospechosa la cerrazón que han mostrado algunos de los que se oponen a ambas inversiones. ¿Habrá otro tipo de motivos detrás de estas acciones? Al tiempo.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...