19 de junio de 2019 notifications
menu
EDITORIAL

Verdades y rumores

EL AGENTE 007
miércoles 18 de abril 2018, actualizada 8:24 am

Enlace copiado

Finalmente serán 29 alcaldes de los 38 municipios de Coahuila que buscarán la reelección y el pasado fin de semana fueron los registros de los principales candidatos que buscan sacrificarse por el pueblo de Torreón. Jorge Zermeño lo hizo el viernes. Como ya lo habíamos comentado, se hizo acompañar de todos los funcionarios municipales, que ya estaban fuera de su horario de trabajo y querían mostrar su fidelidad. Sin embargo, llamó la atención la ausencia de Guillermo Anaya, quien tras el desacalabro electoral para la gubernatura ahora contiende por la senaduría, y Luis Fernando Salazar, quien aspira a una diputación federal. ¿Acaso habrá otra vez división en el PAN? Para callar las voces viperinas, el sábado Memo Anaya subió un tuit para decir que está más unido que nunca con Zermeño, aunque cuentan nuestros subagentes que a explicación no pedida culpa admitida.

El que sí cargó hasta con el perico fue el primer candidato de Morena en registrarse, el exregidor panista Nacho Corona, ya que estuvo acompañado del candidato a senador, Armando Guadiana y el ya famoso "arre" José Ángel Pérez, que ahora buscará ser diputado. El segundo candidato fue Enrique Guzmán, porque efectivamente, Torreón fue uno de los nueve municipios de Coahuila donde la coalición Juntos Haremos Historia, integrada por Morena, Partido del Trabajo y Partido Encuentro Social, registró a dos de sus "gallos" ante el Instituto Electoral de Coahuila (IEC) como una muestra de "pluralidad", según dicen, no vaya a creer que es por enemistades dentro del partido. El 20 de abril se decidirá cuál de los aspirantes quedará en planilla y buscará beneficiarse del efecto AMLO.

****

Siguiendo con los registros, el pasado domingo fue el de Antonio Gutiérrez Jardón como abanderado del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Nueva Alianza y Verde Ecologista. El evento contó con el apoyo de la clásica estructura y acarreo priista. Con dos horas de anticipación llegaron los militantes a bordo de autobuses para mostrar el apoyo, con banderines de todos los partidos representados y porras. Cuentan nuestros subagentes que entre las personalidades que acompañaron al exsecretario de Desarrollo Económico se encontraban varios empresarios, como José Antonio Baille Smith, presidente de la Canaco. También acudieron Rosalba Rodríguez, secretaria general del sindicato mayoritario del Ayuntamiento, y lideresas priistas, que en las recientes semanas han encabezado protestas en contra de la administración de don Jorge, ya sea por la oposición del gremio sindical a la decisiones del Municipio, en el caso de Rosalba, o por la exigencia de descuentos al Simas de parte morosos que viven en la colonia Santiago Ramírez.

***

Por demás maquiavélica resulta la estrategia que el candidato a senador por Durango de la coalición PAN-PRD-MC, José Ramón Enríquez Herrera, está aplicando en la entidad a partir de que el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) echó para abajo la candidatura común con base en una solicitud que hicieron perredistas, dicho sea de paso, con documentos falsos y sin tener la representación del partido ante el órgano electoral. Pues resulta que abanderando a estos tres partidos, Enríquez ha instruido a su equipo de trabajo para que promuevan el voto a favor de MC en las diputaciones locales, a la vez que han desarrollado toda una campaña de tirar lodo hacia el PAN y los candidatos que éste habrá de registrar. Sin embargo, el alcalde con licencia definitiva del municipio de Durango sí busca que los simpatizantes voten por la coalición de dichos partidos, incluido el blanquiazul que tanto se ha empeñado en desprestigiar por lo cual ha mantenido una fuerte enemistad con el gobernador y primer panista de la entidad, José Aispuro Torres. Es decir, que la incongruencia y el caudillismo político han encontrado su máxima expresión en el candidato Enríquez, quien aparentemente busca acaparar el control en todo el estado pues no sólo se ve ya como senador, sino hasta como candidato a la gubernatura aunque todavía faltan cuatro años. Lo peor del caso es que no hay quien dé la cara por el panismo en Durango, cuyo partido está rebasado por las ambiciones personales de su presidente, Lorenzo Martínez Delgadillo, quien prácticamente dejó tirado el tabarete para irse por una diputación plurinominal a nivel local.

***

El Ayuntamiento de Lerdo se prepara, sino físicamente, al menos sí anímicamente, ante cualquier contingencia que pudiera pasar con el crédito de hasta por 100 millones de pesos que necesita para pagar a los extrabajadores municipales y para lo cual requiere el aval del Congreso estatal. El problema, dicen los que saben, es que no se ven muchas ganas a los diputados de meter el hombro a Lerdo en este asunto. Nuestros subagentes disfrazados de diputados suplentes en el Congreso duranguense dicen que podrían dar un revés a la Administración Municipal de doña María Luisa y negar la autorización para que el Estado avale una deuda que se ampliaría por al menos 10 años, ya que excede a la Administración Municipal. Hay que ver si en estos tiempos electorales el Congreso y el gobernador José Rosas Aispuro se encuentran a modo de dar el visto bueno a esta iniciativa municipal, que dicho sea de paso fue endosada a la actual administración, resultado de una "travesura" del gobierno panista del 2004-2007.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...