23 de febrero de 2019 notifications search
menu
Columnas Social

ENSAYO SOBRE LA CULTURA


lunes 26 de febrero 2018, actualizada 4:13 am


DESPUÉS DE LA REFORMA

Una vez muerto Juárez, Lerdo de Tejada no se puede mantener en el poder. Porfirio Díaz se impone y no va a dejar el gobierno más que en un período presidencial donde gobierna su compadre González.

Habiendo sido liberal y héroe en el combate contra la invasión francesa, Don Porfirio habrá de virar hacia el lado conservador, apostándole al desarrollo del país según los lineamientos capitalistas. Se preocupa mucho por mantener una macroeconomía sana, pero descuida la microeconomía. La forma de permanecer, es permitir los caciquismos en los estados y la acumulación de tierras y capital en manos privadas.

En el campo de la educación y la cultura, acaba por apostarle al positivismo y en este campo son dos las personalidades que habrán de sobresalir: Gabino Barreda y Justo Sierra.

En el campo de la cultura y la literatura, hay una gran influencia francesa, como la hubo a nivel mundial. En la poesía, se puede mencionar a Manuel Gutiérrez Nájera y a los poetas del modernismo. Estos últimos, aunque la influencia directa es de Rubén Darío, él al mismo tiempo les debe mucho a los simbolistas franceses y a los parnasianos. En el campo de la novela, se imponía el naturalismo que presentaba lo más crudo de la realidad y había sido desarrollado por Emil Zola. En México, los escritores que sobresalen son Federico Gamboa, quien escribe "Santa", y López Portillo y Rojas, quien también escribe cuentos de este estilo.

En Cuanto a "Santa", sirvió, posteriormente, para producir la primera película sonora mexicana en los años 30 del siglo XX. La segunda fue "La mujer del puerto", que también se basaba en la historia de una prostituta.

Se edita la revista moderna y posteriormente se dará el movimiento del decadentismo.

En el plano de lo político, comienza a generarse una fuerte crítica contra el gobierno de Porfirio Díaz, sobre todo a través de la prensa, con periódicos como El hijo del Ahuizote y Regeneración, editado por Ricardo Flores Magón, quien tuvo que huir a los Estados Unidos, donde también fue perseguido y encarcelado. Muere en prisión olvidado por todos. Era anarquista y había participado en la huelga de Cananea. Otra gran huelga fue la de Río Blanco.

Sin embargo, la revolución no va a ser encabezada por este grupo, sino por la clase media mexicana que, más que nada, le molestaba las contantes reelecciones de Don Porfirio. Francisco I. Madero edita La sucesión presidencial de 1910 que servirá como grito de guerra posterior para que el pueblo apoye el intento maderista de participar en las elecciones de 1910. Don Francisco es encarcelado en San Luis Potosí y posteriormente tiene que huir a los Estados Unidos desde donde llama a la revolución en una fecha específica del 20 de noviembre de 1910.

Don Porfirio va a verse obligado a renunciar para salir a Francia, donde habrá de morir. Madero no puede permanecer en el poder y es apresado y fusilado bajo las órdenes de Victoriano Huerta, quien se convierte en usurpador.

Antes de continuar adelante, hay que aclarar, que el movimiento de Madero sirvió para que todos los inconformes con el sistema pudieran levantarse en armas. Muy pronto se dieron a conocer las diferentes fuerzas: como la de Villa y de Zapata. Estos últimos representaban a la facción más pobre y popular del movimiento que posteriormente no se pudieron entender con Carranza.

Victoriano Huerta no tuvo apoyo y Carranza encabezó el movimiento revolucionario en contra del usurpador. Su brazo militar fue el general Obregón, que una vez derrotado Huerta, combatió a Villa, a quien derrotó en Celaya y mediante la traición acabaron con Zapata.

Todo el movimiento sirvió para que en 1917 se proclamara una nueva Constitución, que por lo menos en la letra, era más justa socialmente, y que contenía una visión agraria.

En el campo de la cultura, en los años dieces se generaron movimientos culturales como Los siete sabios, a los que pertenecían Gómez Morín, Lombardo Toledano, Alfonso Caso y Antonio Castro Leal. Otro grupo importante fue el Ateneo de la juventud. A ellos perteneció Alfonso Reyes, Julio Torri, José Vasconcelos, Efrén Rebolledo, Diego Rivera. etc.

El movimiento revolucionario generó la novela de la revolución. La primera, Los de abajo. De esto hablaremos en el próximo artículo.

  Por: José Luis Herrera Arce

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...