19 de marzo de 2019 notifications search
menu
Columnas Social

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA


sábado 17 de febrero 2018, actualizada 4:14 am


Ahora sólo hablan de elecciones

Al cumplir 70 años, mi Tío Prosopopeyo se quejaba de que antes se juntaba con sus amigos y hablaban de erecciones, y ahora, se junta con los mismos amigos, pero son puros viejitos y sólo hablan de elecciones.

Realmente, hay una época en que las elecciones ocupan un primer lugar en la atención del pueblo y al hablar de ellas, se usa un lenguaje muy particular: se habla de votos, de partidos, e incluso de candidatos que prometen el cielo y las estrellas, pero que después, cuando están ocupando un puesto de elección popular, ya ni se acuerdan.

Son tiempos electorales, ¿o electoreros? Lo relativo a las elecciones y a los electores es electoral. El vocablo electorero se usa en forma peyorativa, es decir, despectiva, y se usa por ejemplo cuando el candidato recurre a trampas o marrullerías para ganar votos; esos son los llamados recursos electoreros.

Se habla de votos, pero ¿qué es un voto? La palabra voto puede referirse a la expresión de una preferencia ante una opción, pero puede ser también una promesa, juramento u ofrenda, y en los tiempos electorales, como le decía anteriormente, hay muchas promesas.

De hecho, la palabra boda con b grande viene de vota con v chica, que en latín se refiere a promesas, las promesas que hacen los que se casan cuando se casan, que juran que van a estar unidos hasta que la muerte los separe y al rato ya andan de la greña, buscando la manera de divorciarse.

Lo que me llama especialmente la atención es que para votar por un determinado partido tienes que ponerle una cruz al logotipo de ese partido y la cruz para mí es una tacha, la cruz es lo que le pone el maestro a una respuesta que el alumno dio en el examen y que está mal. Así que al tachar el símbolo de un partido parece que lo estás reprobando, pero en este caso, lo estás prefiriendo para que te gobierne.

También, me llama la atención el vocablo partido cuando se refiere - como es el caso - a un grupo de personas que siguen una misma causa, cuando originalmente partido es el participio del verbo partir y por esa razón parece un contrasentido hablar de un partido unido, porque o está partido o no lo está.

Hay muchos otros términos más o menos folclóricos que se dicen y se repiten constantemente en época de elecciones, como el "chapulineo", que se refiere a los políticos que son elegidos para un puesto y antes de terminar el período para el que lo eligieron el tipo renuncia para lanzarse a conquistar otro puesto mejor.

Chapulineo viene de chapulín, que es un vocablo de origen náhuatl y se refiere a ese animalito que en otras partes llaman saltamontes, langosta o cigarrón. Se dice también que la nuestra no es una democracia, que sería el poder del pueblo por el pueblo, sino una partidocracia, porque el ciudadano no vota por las personas, sino por los partidos, y al ganar, el poder queda en un grupo de personas que no siempre cumplen con lo que prometieron.

Escríbale a Juan Recaredo: [email protected]

PREGUNTA DEL PÚBLICO:

Josué Escamilla pregunta: ¿Qué significa la frase: alia jacta est, y quién la dijo?

RESPUESTA:

Alia jacta est en latín significa «la suerte está echada». Se supone que la dijo Julio César al cruzar el Río Rubicón al frente de su ejército.

Me retiro con esta reflexión: Para triunfar sólo se necesitan tres cosas: audacia, audacia y más audacia. ¿Cómo dijo? LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA.

Por: Juan Recaredo

TAGS
Temas del día
  • Uber
  • CFE
  • Guardia Nacional
  • RELACIONADAS
    COMENTA ESTA NOTICIA
    Cargando comentarios...
    *
    Cargando tendencia...