21 de febrero de 2019 notifications search
menu
EDITORIAL

Verdades y rumores

EL AGENTE 007
sábado 10 de febrero 2018, actualizada 7:23 am

Mientras va clarificándose el panorama sobre cómo quedarán distribuidas las candidaturas del PAN a los distintos puestos de elección popular a disputarse el próximo 1 de julio, aumentan las posibilidades de que, como lo sospechaban los subagentes, el exdiputado local Jesús de León se quede como el perro de las dos tortas. Y es que, con todo y la lealtad que don Chuy ha demostrado hacia el verdadero jerarca blanquiazul en el estado, Guillermo Anaya, parece que está muy cerca de quedarse al margen del reparto de candidaturas. Como ya lo habíamos adelantado, De León anunció con bombo y platillo que iba por una curul en el Senado en el puesto de fórmula que le corresponde a los varones. El otro, que toca a las mujeres, probablemente quede en manos de Esther Quintana, quien ya se registró como precandidata.

No obstante, don Memo, que viene de perder la elección del pasado 4 de junio, cuando tenía todo para ganarla, ahora regresa en pos de la senaduría, y también ya se registró como suspirante. Este choque entre amigos ya se veía venir, puesto que De León ha jurado y perjurado que le toca una candidatura “grande” luego de tanto sacrificio. El problema es que muy seguramente los anayistas van a argumentar que el exaspirante a la gubernatura tiene más posibilidad de triunfo ya que cuenta con una mayor exposición mediática, por lo que va a ser difícil que don Chuy consiga lo que quiere. Dicen que la negociación para que se desista de buscar el Senado está caliente, y que sobre la mesa han puesto la pluri de diputado federal como moneda de cambio. Se había dicho que en este lugar sería colocado Lenin Pérez, el jerarca de la UDC, pero cuentan los subagentes que el PAN prefiere tenerlo en tierra haciendo campaña para que jale votos en el norte de Coahuila. Dicen que será la única oferta que le harán a don Chuy, a quien el han advertido que si sigue reacio, podría quedarse sin nada. A ver si es cierto.

***

Ya que estamos entrados en gastos con eso de las elecciones, el polémico Instituto Electoral de Coahuila ya dio señales de que no se quiere meter en broncas con eso de los horarios para hacer campaña que deberán respetar los alcaldes que buscan la reelección. Esta semana, María Eugenia Cázares, jefa del PAN en Torreón, dijo que están a la espera de que el árbitro local marque la línea a seguir en ese aspecto, puesto que seguramente será materia de controversia. Y es que, como ya se ha mencionado, por primera vez en la historia electoral de este país, los ediles que busquen ser reelectos podrán seguir en el cargo mientras están en campaña. No obstante, los consejeros del IEC ayer dijeron que no son ellos los que deben fijar los horarios, sino los ayuntamientos de cada municipio. O sea que, como Pilatos, se lavaron las manos. A decir de los agudos observadores de la cosa pública, esta decisión meterá más confusión ya que, como todo mundo sabe, los alcaldes cuentan con mayoría absoluta en sus cabildos, por lo que difícilmente los regidores pondrán en aprietos a sus “jefes”, pero esto abrirá la puerta a que los ediles de oposición lancen sus dardos emponzoñados. Pinta para que este asunto se ponga color de hormiga.

***

No cabe duda que estas elecciones federales serán las de la inconformidad. Los inconformes panistas con la candidatura del músico políglota Ricardo Anaya están corriendo a las filas del suspirante priista José Antonio Meade, mejor conocido ya como el “Yo Mero”, o de la independiente expanista Margarita Zavala, exprimera dama de la nación. Los inconformes priistas que no están alcanzando hueso en sus estados o a nivel federal, están en plena desbandada suplicando al “ruso” de Macuspana, Andrés Manuel López Obrador, que los dejé cruzar las aguas del Jordán para purificarse de todos sus pecados y ser recibidos en las filas morenistas, o pidiendo al Bronco de Nuevo León, Jaime Rodríguez, que los suba a su caballo. Uno de ellos es el exdirigente municipal del PRI en Gómez Palacio, Juan Ávalos, quien luego de años de trabajo vio cómo se le cerraron las puertas y escuchó el llamado de Morena para sumarse a una candidatura a diputación local por algún distrito local de La Laguna. Pero hay otro tipo de inconformes que se está adhiriendo a las filas lopezobradoristas, y estos son los maestros que, en varios estados de la República, le siguen siendo fieles a los exliderazgos vinculados con la maestra Elba Esther Gordillo. Uno de ellos es Julián Salvador Reyes, en Durango, quien incluso ha formado un grupo llamado Redes Sociales Progresistas, a través del cual está moviendo a buena parte de la base magisterial para sumarla al proyecto de “Pejelovich”. La esperanza de estos maestros es que, en caso de ganar el oriundo de Tabasco la presidencia de la República, eche abajo la controvertida reforma educativa, que más bien fue una reforma laboral del magisterio.

***

También por el lado de Durango, los que están bastante molestos con los acomodos de la cúpula priista controlada por Ismael Hernández Deras en las candidaturas son los cetemistas. Ayer, el dirigente de la jurásica central obrera, Gabriel Rodríguez, se fue a la yugular de la élite del partido luego de enterarse de que Luis Enrique Benítez, cuyo mérito principal es haber sido un fiel alfil del grupo en el poder en los dos sexenios anteriores, va por una diputación, algo que consideró aberrante ya que a la CTM se le dejó fuera del reparto. A ver si no terminan jalando también con Morena.

Dicen que en la guerra y en el amor todo se vale y en Lerdo esto es más evidente ahora que se acerca el Día del Amor y la Amistad, pues mientras la ciudad se prepara para los festejos en honor a San Valentín, los políticos del PRI andan tirándose con todo menos con el arco de cupido ya que muy pocos quedaron conformes con las designaciones. De inicio, uno de los grandes inconformes es Carlos Aguilera Andrade, expresidente municipal y actual regidor. Como no ha conseguido la curul que busca en su partido, hay quienes afirman que podría cambiarse el sombrero de vaquero “de medio lado” por uno huichol como el de Yuawi para cantar el pegajoso “na, nana, nana, na, na, na”. Y es que dicen que el regidor, quien ya no pudo registrarse por el PRI, pese a haber obtenido la bendición de Ismael Hernández Deras durante sus recorridos que llevan meses en diferentes municipios de Durango (por lo que no asistía prácticamente a la Presidencia) podría estar maquinando su incursión en Movimiento Ciudadano aprovechando que es un candidato que “jala” muchos votos, algo que no le vendría mal a los naranjas azules. Total, gracias a él al menos 76 panistas se habrán sacado la lotería en este año cuando la Tremenda Corte ordene al Municipio pagar los mas de 130 milloncillos de pesos a los ex trabajadores quienes, en algunos casos, solo trabajaron unos cuantos meses. Hablando de la guerra y el amor, ¿qué dirá de todo esto la contralora estatal, Rosario Castro Lozano?. Por cierto, de ella dicen que de que la mandan a una curul la mandan. Habrá que ver.

***

En otros asuntos, la visita sorpresa del gober Miguel Riquelme al lastimado Hospital General de Torreón causó malestar entre algunos usuarios de la clínica. Nuestros subagentes disfrazados de médicos sin bata comentan las personas, familiares y pacientes, se pararon cuando lo vieron y le dijeron: “Riquelme, no hay medicamento, mándalo”. Pero cuentan que se fue derecho, hasta la dirección. Por donde iba pasando la gente lo abordaba exponiéndole las carencias de siempre que padece el nosocomio, mientras otros, en tono irónico, le gritaban “arriba el PRI”. Cuentan que a la salida, al menos el gober se comprometió a resolver las carencias y, para apaciguar un poco los ánimos, su equipo de trabajo repartió algunas despensas a los usuarios. Ojalá cumpla la promesa.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...