Columnas Social
El Siglo de Torreón Jueves 8 de feb 2018, actualizada 4:14am ... Anterior El Siglo 2 de 2 Siguiente ... El Siglo

Circunstancias

El Siglo

¿QUE ES LA DESCONEXIÓN MORAL?

En mayo de 2006, la primera página del periódico Columbus Dispatch (Columbus, Ohio) había reportado que un sacerdote había sido declarado culpable por el asesinato de una monja ocurrido en el estado de Ohio en 1980. Este cura, a quien llamaré el Padre Juan (f), era un interno en una de las prisiones donde fui director del 2009 al 2012. En ese entonces, él tenía aproximadamente 70 años. De acuerdo a los periódicos, él nunca había aceptado responsabilidad del crimen. El Padre Juan había sido sospechoso de haber acuchillado a la monja más de treinta veces, pero las investigaciones no pudieron encontrar prueba de su culpabilidad.

Pero el punto de análisis aquí no es el crimen, sino los eventos sucedidos entre el momento del crimen y 25 años más tarde, cuando el Padre Juan fue declarado culpable de acuerdo a la ley. Durante ese periodo de tiempo, el Padre Juan continuó ejerciendo el sacerdocio. ¿Como es posible que una persona con esta vocación fuera capaz de cometer este crimen? ¿Cómo es posible que el Padre Juan pudiera funcionar como cura después de haber cometido un acto considerado inmoral e inhumano?

Por moralidad, entiendo un sistema de valores de conducta establecidos por una cultura o sociedad en donde la gente juzga que ciertas conductas son buenas o malas, correctas o erróneas, legales o ilegales.

El psicólogo Albert Bandura de Stanford University en su ensayo Desconexión moral en la perpetración de inhumanidades (1999) explica que la desconexión moral es una habilidad donde una persona se puede desconectar de sus propios principios morales y convertirse en alguien moralmente "flexible". Después de esa desconexión, la persona selectivamente se conecta con actos que van en contra de esos principios morales, incluyendo actos que no son éticos, en contra de su religión o valores familiares, o actos criminales e ilegales. Esta desconexión en moralidad explica porque algunos pueden ser inhumanos y crueles en ciertas ocasiones, y una persona compasiva en otras. De ahí se explica porque un soldado puede matar sin preocupación a un grupo de enemigos en un situación de guerra y ser un pastor de iglesia en su vida civil.

Las modalidades de esta desconexión difieren dependiendo de las circunstancias. Una persona puede desconectarse de sus principios morales mediante ciertas justificaciones, por ejemplo: "el hombre andaba muy necesitado, así que para ayudarle le compré su casa por menos de la mitad del precio real". O mediante el uso de ciertas palabras que modifican el significado: "no cometí el fraude, simplemente tomé el dinero que sentí que me correspondía". O el desplazamiento de responsabilidad o culpa: "Ya sabe que tengo muy mal carácter, así que la fractura de su nariz no es mi culpa, no debió haberme provocado".

El documental "Un retrato de la gente de Hitler" (2015), presenta un reporte sobre cómo la comunidad alemana percibía la intención del movimiento nazi al término de la Segunda Guerra Mundial. Muchos civiles alemanes entrevistados creían que la mayoría de los soldados nazis simplemente seguían ordenes de sus superiores, por lo tanto, no eran culpables de las torturas y ejecuciones de prisioneros en los campos de concentración y de la exterminación de todo un grupo étnico.

En la actualidad, la misma mentalidad o razonamiento lógico se puede aplicar a muchos políticos que son corruptos con la idea de que "todos lo hacen" o "hay que aprovechar la oportunidad". O las guerras de los carteles en donde ejecutan a sus enemigos y gente inocente en nombre de la competencia y rivalidad, poder y/o dignidad y respeto.

De alguna manera, y sin darnos cuenta, todos tenemos la habilidad de desconectarnos o "ajustarnos" moralmente, particularmente cuando nos enfrentamos a una situación más o menos difícil, o muy complicada. En ocasiones, puede ser una circunstancia sencilla, o en donde la lucha por la supervivencia es necesaria. Pero en casos extremos e inhumanos, ¿como podemos explicar la decapitación de una persona en plena calle y a la vista de mucha gente? ¿O el caso del Padre Juan? La gente sufre de estas inhumanidades sin importar como el autor del crimen justifica su acción. Un criminal de este calibre es responsable de estas acciones a pesar de cualquier excusa o explicación científica o psicológica. ¿Qué han estado haciendo las autoridades correspondientes para investigar sobre la prevención de estas atrocidades? ¿Qué campañas de prevención a nivel estructura de sistemas sociales existen para la concientización de una población? Además de tomar las medidas indicadas contra el malhechor, la atención también debe enfocarse en los programas de investigación social y de los programas preventivos y correctivos. El uso de la fuerza es importante para corregir el mal existente, sin embargo, el uso de medidas psicosociales en las instituciones, y el uso de la tecnología de la comunicación, son igual de importantes para ayudar a las nuevas generaciones. Gracias por su atención a esta columna.

  Por: Lic. Francisco Pineda, MDO, MSA




Más de Columnas Social

... Anterior El Siglo Siguiente ... El Siglo


- IMP
El Siglo
El Siglo0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
El Siglo
COMENTA ESTA NOTICIA
El Siglo
Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE El Siglo

© 2018. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada


Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT