Columnas social
El Siglo de Torreón Lunes 5 de feb 2018, 4:13am ... Anterior 2 de 3 Siguiente ...

ENSAYO SOBRE LA CULTURA


CRONISTAS E HISTORIADORES

En el artículo pasado, comentamos los escritos de Colón y de Cortés como una manera de avalar ante el rey sus proezas. El mismo Cortés sirve de pretexto para que en España se cuente la primera gran historia de la conquista que escribió Francisco López de Gómara, quien no participó en ella, pero que se dejó llevar por el punto de vista del conquistador. Este libro no gustó a quienes si participaron en la proeza puesto que se veían desdibujados. Cito la respuesta de Bernal Díaz del Castillo:

"Y en lo que escribe va muy desatinado y, a lo que yo he sentido, no tiene la culpa, sino el que le informó que por sublimar mucho más le dio la relación de lo que escribe por ensalzar a quien por ventura le dio dineros por ello, y ensalzó sus cosas, y no declaren nuestros hechos heroicos" (Historia verdadera p. 304).

Entonces, podemos considerar que la crónica de la Conquista es la gran polémica entre todos los que participaron en ella y de los que no participaron, los partidos en contra y en pro, los conquistadores y los conquistados, los que venían a hacer la América y los que intentaban defender al indio de la explotación de los españoles como Bartolomé de las Casas. En el fondo de toda esta polémica, encontramos el espíritu de los tiempos, las manifestaciones culturales de quienes participaron en ella. Lástima que la inmensa mayoría de los mexicanos desconozcan la polémica que nos dio el ser y la reduzcan al mundo de los buenos y de los malos y a la ficción de que los aztecas y los mayas vivían en el paraíso terrenal destruido por los españoles y diezmado por las enfermedades europeas.

La respuesta más contundente a López de Gómara fue la Historia verdadera de la Conquista de la Nueva España escrita por Bernal Díaz del Castillo, un soldado que participó desde los primeros intentos de exploración y conquista de las costas mexicanas. Este es un libro que se debe de leer despacio y varias veces porque en él se plantea toda la gesta del conquistador y toda la defensa del conquistado hasta su más mínimo detalle. Tenemos que tener en cuenta de que no está escrito por un gran escritor, sino por un soldado, y su punto de vista es importante por ello. Es la visión desde adentro, el subjetivismo del español que se encuentra inmerso en el fanatismo de la religión católica que ve, todo lo extraño a ella, como una amenaza a la civilización y a la humanidad.

Si los aztecas habían encontrado en su Dios Huitzilopochtli el principio motor para extender su imperio (recordemos que en el artículo anterior mencionamos los 20 mil sacrificios hechos por Moctezuma), el español hizo lo mismo con sus creencias religiosas, evocando a Santiago en su lucha contra los infieles, continuación de las luchas que en la península había efectuado en contra de los musulmanes y los judíos.

La crónica se continúa con la expansión del imperio con los escritos de Alvar Núñez Cabeza de Vaca y otros conquistadores; en el cono sur, podríamos mencionar La Araucana, escrita en verso por Alonso de Ercilla, a la manera de las epopeyas europeas como "Los Luisiadas" (es los, no las) que habla sobre la conquista portuguesa del África.

Detrás de los soldados, vienen los clérigos y estos ya comienzan a tener otra concepción muy diferente de esta cultura y de estos pueblos. Sospechan que detrás de las pirámides y los dioses demoniacos de piedra, existen elementos culturales muy importantes. Se funda la escuela de Tlatelolco, donde reúnen a los indígenas viejos para que cuenten sus historias y les hablen de sus costumbres con tal de recuperar lo que el español, por miedo y por incomprensión, había destruido.

El gran compilador de todos estos conocimientos es Fray Bernardino de Sahagún, quien convierte su Historia general de las cosas de la Nueva España en la gran enciclopedia de la cultura Náhuatl, donde están reunidos los aspectos fundamentales de la sabiduría de los aztecas. Aquí descubrimos que los indígenas no sólo eran los guerreros feroces que hacían sacrificios humanos, sino el pueblo culto que tenía un profundo código moral del cual nosotros no podemos presumir ahora. Es delicioso leer los consejos que, por diferentes motivos, los padres daban a los hijos, las madres a las hijas y los consejos a los gobernantes. Aparte, están compiladas las historias de su mitología como la creación del mundo (el quinto sol) y la del hombre.

Mencionamos de parte de los cronistas, aquellos que estuvieron en contra, como Bartolomé de las Casas, quien exagera en sus apreciaciones queriendo en lo profundo de su ser que el español le devuelva a su país, dejando en paz a estos pueblos, como si la historia y el movimiento de la civilización pudiera detenerse. Basado en él, se hizo la historia negra de la Conquista.

  Por: José Luis Herrera Arce




Más de Columnas social

... Anterior Siguiente ...


0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Desplegados

Ver desplegados
desplegados el siglo

SOLICITO MUCHACHA DE QUEDADA


Ver más aquí
desplegados el siglo

PUBLICACIÓN EDICTO REMATE EXP. 1016/95 JUZGADO SEGUNDO MERCANTIL VS GUILLERMO REYES GUERRERO Y OTRA.


Ver más aquí
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada
Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT