EDITORIAL
PATRICIO DE LA FUENTE Jueves 1 de feb 2018, 8:04am ... Anterior 1 de 9 Siguiente ...

No necesitan presentación


SIN LUGAR A DUDAS

“Los actores, al igual que los periodistas, somos los historiadores del ahora”.

— Marcel Marceau

Un teatro sin mayor decorado que un par de sillas, buena iluminación y el ánimo dispuesto para que dos personas conversen y sean escuchados por ese público cautivo que no quiere perderse el menor detalle. Porque así resulta una buena entrevista cuando fluye: directa, frontal, relajada, con ritmo y cadencia. Que luzcan la inteligencia y las ideas, el amor por las palabras y aquellas respuestas que nos conduzcan no sólo a certezas, sino a otros interrogantes.

David Letterman está de regreso y nos enseña que hoy no se precisa de la televisión convencional para continuar haciendo historia y marcar pauta en el mundo del entretenimiento. Tampoco es requisito ser joven y para muestra están leyendas de la talla de Jane Fonda y Lily Tomlin.

Gracias a plataformas de streaming como Netflix, ambas veteranas gozan de un éxito sin precedentes con la comedia Grace and Frankie, al tiempo que cobran popularidad entre una nueva generación que quizá no recuerde su activismo durante la Guerra de Vietnam, o sepa cómo Fonda revolucionó la industria a principios de los ochenta con sus videos de ejercicio.

El legendario Letterman, de 70 años, dijo adiós en 2015 a su exitosísimo programa Late Show With David Letterman, el cual contaba con una audiencia de 14 millones de personas al momento de su retiro. Nada mal dentro de un entorno donde ciertos sectores demográficos, destacadamente los millennials, optan por el consumo de contenidos vía Internet y hace mucho que dejaron de ver televisión como la conocíamos.

Al momento de su retiro, Letterman prometió que dedicaría tiempo a su familia y se dejaría crecer la barba, cosa que cumplió. Ahora está de regreso con un espléndido programa de entrevistas de muy alto perfil, y quizás de ahí que lleve por título: “My Next Guest Needs No introduction” (Mi siguiente invitado no necesita presentación).

La primera de ellas ya se encuentra en Netflix y vaya que con su invitado de lujo no es necesario entretenerse en detalles biográficos. Se trata de Barack Obama, ex Presidente de Estados Unidos, y rockstar de la política mucho antes del fenómeno Emanuel Macron o Justin Trudeau.

Ambos personajes, Obama y Letterman aparecen sin corbata, relajados, cómodos en la piel que habitan, diríase que en muchos sentidos se encuentran más allá del bien y del mal.

Letterman sigue apelando a los recursos de la comedia, a su veta sarcástica, ácida, pero se revela como un espléndido entrevistador, mucho más certero, maduro y asertivo. Y claro, Letterman pretende desentrañar a Obama, conocer qué ha hecho en este tiempo y saber de las dificultades que implica el ya no ser presidente. Aunque Letterman trate a Obama de forma benevolente y se deshaga en halagos, la conversación no tiene desperdicio. Y es que transcurrido un rato, ambos pasan de discutir situaciones y personas, y terminan hablando de ideas.

Puede o no gustarnos Barack Obama, cada quien tendrá sus propias valoraciones sobre sus ocho años como presidente y el legado político que deja para la historia. Sin embargo, es incuestionable que se trata de un hombre con un calibre intelectual sin precedentes que, al igual que Letterman, sencillamente no estaba listo para el retiro.

Lo formidable de Obama, aquello que nos es revelado en su entrevista con Letterman, va que más allá de la edificación de su biblioteca presidencial o publicar libros y dar conferencias que lo hagan millonario; lo que hoy verdaderamente le preocupa es algo que muy pocos políticos, y en general escasas personas en situaciones de poder entienden y están dispuestas a asumir: el relevo generacional.

Para Obama lo importante es identificar, mapear talento en su país e impulsarlo, encauzarlo para que sea dicha generación la que asuma la estafeta.

De eso, y de muchas otras cosas, hablaron David Letterman y Barack Obama en la nueva apuesta de Netflix. También demostraron que no obstante el haber ocupado el primer sitio en la política y el entretenimiento, los segundos actos sí existen y pueden resultar verdaderamente emocionantes.

No se pierdan a Letterman. Su nuevo programa promete ser una verdadera delicia.

Sígueme en Twitter: @patoloquasto


Etiquetas: Sin lugar a dudas

Más de EDITORIAL

... Anterior Siguiente ...


0
RELACIONADAS
Ver más
COMENTA ESTA NOTICIA

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada
Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT